micro casas

Las microcasas: mito o realidad

05/08/2022
Número de visualizaciones

¿Tienes en la mente cómo sería vivir en una o varias microcasas? Quizás puedas pensar que te agobiaría, pero ¿y si no fuera cómo te imaginas?

Puede que en tu mente exista la imagen de una microcasa de madera en la parte trasera del jardín de una mansión donde se instalan los invitados. Incluso un diseño de un arquitecto muy motivado en un contenedor de barco. Aunque no puedo quitarte la razón, te animo a que sigas leyendo el artículo donde quiero desmontar los mitos de las micro casas y plantear si realmente pueden ser una buena opción para vivir.

El origen de las microcasas: las Jutaku

La superpoblación que vivimos y la colmatación de las grandes ciudades, hacen necesario el aprovechamiento de hasta el último metro cuadrado para crear viviendas que no solo se adaptan a la parcela, sino también al presupuesto del propietario.

La densidad de población de Japón en los años 90 creció de forma bestial. La mayoría de las viviendas entonces existentes eran de posguerra y de mala calidad, lo que daba lugar a una muy mala reventa (lejos de adquirir valor, con el tiempo lo perdían). Fue entonces cuando los arquitectos japoneses empezaron a diseñar un tipo de casa minúscula, cubriendo las necesidades humanas básicas en cualquier tipo de parcela.

El estudio de la vivienda japonesa

Los arquitectos de la época, estudiaron la evolución de la vivienda japonesa tradicional, donde los espacios de transición entre el interior y el exterior fueron claves.  Estos espacios ayudaban a entender la relación entre la vivienda, la persona que la habita y el entorno que las rodea. Los espacios interiores eran versátiles y continuos debido a sus tabiques móviles. Conseguían la intimidad necesaria, pero a la misma vez podían abrirse al exterior para crear los espacios de transición mencionados. Es por esto que las personas japonesas no tratan de rechazar lo que les viene del exterior (frío, nieve, calor),  si no que se adaptan a él estableciéndose una simbiosis entre ambos que les hace sentirse parte del paisaje. 

Además, las casas japonesas son sinceras, no fingen. Tratan de mantener sus materiales y su estructura vista, tal y como son, y se centran en el diseño de los espacios interiores con un minimalismo sublime.

¿Cómo nacieron las Jutaku?

Debido a los acontecimientos históricos mencionados anteriormente, aquellos años 90 dieron lugar a numerosas herencias de parcelas pequeñas donde nacieron las Jutaku. Microcasas unifamiliares de obra nueva con unas características concretas y atractivas:

  • Siguen una estructura contemporánea.
  • Se adaptan a las necesidades espaciales del terreno y
  • Se adapta al presupuesto del propietario.
  • Dan lugar a un limpio y exquisito diseño minimalista de las características tradicionales de la casa japonesa en una versión 2.0.
  • Se mimetizan con el entorno que les rodea, con las necesidades de quien las habita y siguen manteniendo la fluidez y simbiosis con el exterior y el paisaje.

Algunos de los arquitectos japoneses han construido Jutakus, como pueden ser Sou Fujimoto, Hiraki Ohtani, Tadao Ando, Yasuhiro Yamashita, Tsukano Architects Office, Katsutoshi Sasaki y Associados, entre muchos otros. 

Microcasas Prefabricadas y Sostenibles

Partiendo del concepto de las Jutaku, nos podemos preguntar qué pasa si además de una parcela muy pequeña, tenemos muy poco dinero para construir una casa de estas características. Entonces, no solo tendremos que darle más importancia al espacio exterior que al interior si no que surgirá la opción de las microcasas prefabricadas

Éstas están diseñadas por un estudio de profesionales, hechas completamente en fábrica y que se montan allá donde se requiera. Eso sí, habiendo preparado anteriormente nuestro terreno para recibir una de estas Tiny House

Suelen ser de materiales nobles y ecológicos que permitan su sostenibilidad y reduzcan el impacto ambiental.

En cuanto al precio, rondan entre los 15 mil y 90 mil euros y pueden ser diseños propios o predefinidos, donde el precio puede variar según metros cuadrados de la vivienda ( entre los 40 y 150 m2 divididos en una o varias plantas), calidades y mobiliario.

Muchas de ellas, están calificadas con la clasificación Energética A, gracias a los materiales, a los sistemas constructivos de aislamiento empleados y a su bajo consumo, pues siguen el modelo alemán Passivhouse. 

¿Hay más opciones?

Llegados a este punto, he de comentaros que grandes multinacionales del sector de la construcción como Leroy Merlín, apuestan por ejecutar microcasas prefabricadas. Éstas, se venden como casas de aperos o para jardín y oscilan entre los 4 mil y 15 mil euros según material, diseño y metros cuadrados. 

Haciendo un repaso por su página web, podemos encontrar modelos como el Eco Lodge o el Barbados, en el que podemos ver cómo en tan solo 20 m2, podemos ubicar un salón o una sala amplia y acogedora de estudio para una o dos personas. Aunando tres de éstas en una buena orientación, podríamos tener un apartamento de 74 m2 sin superar los 33 mil euros

Estas microcasas están bien aisladas y son muy luminosas. Cuentan con ventanas de doble acristalamiento que te protegen de los rayos UV.  Además, puedes personalizarlas con barnices o pinturas adecuadas para madera y decorarlas a tu gusto. 

También podemos optar por microcasas móviles

En este sector nos llevan ventaja en EEUU y norte de Europa, donde existe la tendencia de instalarse en un camping con una mobile home. Es decir, "aparcar" nuestra casa rodante en un espacio con suministros indispensables y espacio exterior por el tiempo que deseemos. 

En este punto, Ikea nos vuelve a sorprender en una colaboración con la empresa Escape donde han fabricado y amueblado una casa rodante de 17m2. Cuenta con capacidad para instalarle placas solares, autosuficiente y con un precio que ronda los 40.300 euros.  Este precio es similar al modelo LITEN de la empresa Onarc impulsada por el dueño de Amazon, que a su vez, también ha arrasado con otros modelos de unos 8 mil euros. 

¿Mito o Realidad?

Como podemos comprobar, existen múltiples opciones para poder hacerse con una vivienda prefabricada, pero llegados a este punto, deberíamos leer nuestro post ¿Vivirías en casas prefabricadas? para conocer ventajas y desventajas y además,  hacer un estudio de aquellos recursos económicos y materiales con los que contamos realmente:

  • Debemos plantear cuánto cuesta una parcela donde ubicar nuestra microcasa o , si por el contrario, ya contamos con uno.
  • Si queremos vivir en varios lugares, la casa rodante puede ser una muy buena opción para hacer nuestros sueños realidad, pero ¿Cuánto nos cuesta tener nuestra vivienda afincada en un camping durante todo el año?
  • La cantidad de dinero total que necesitamos para encargar la vivienda y hacerla verdaderamente autosuficiente con las instalaciones necesarias.
  • Hay que sumar el dinero que supone amueblar y decorar nuestra microvivienda.

Una vez sopesados estos puntos, lo que debemos pensar es en si seremos capaces de adaptar nuestras necesidades actuales a la forma de vida que nos ofrece una Tiny House. 

Si la respuesta a todo esto es positiva, puede que para ti no sea un mito, si no una forma viable de tener una vida cómoda y una vivienda propia en un entorno ideal. 

Si quieres aprender a diseñar y modelar en 3D, además de saber cuáles serán los costes de tu micro vivienda, puedes optar por formarte con el Master BIM Management + 60 ECTS.

Categorizado en: Diseño y Arquitectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School