mantener la concentración en el trabajo

La concentración en el trabajo es… ¡Oh! Y este WhatsApp no lo he leído

04/03/2022
Número de visualizaciones

Estás sentado en tu puesto de trabajo y de repente; un compañero se levanta…. suena el teléfono…, otra notificación de Instagram de esa foto que dejado subida.., O estás leyendo este artículo evitando tener que ponerte a hacer las actividades pendientes del día. La concentración en el trabajo debería ser algo muy fácil de conseguir.

Muchas de las distracciones que tenemos nos restan la poca energía que nos queda para hacer las tareas más importantes. Por lo que aprender o entrenar la forma de focalizar nuestra atención en lo que estamos haciendo, será una parte fundamental para llevarlas a cabo lo más eficientemente posible.

Es el momento de construir nuestro espacio laboral, en la que solo haya capacidad para la concentración y el descanso desde ahora.

Concentración en el trabajo

La concentración en el trabajo es la capacidad que tenemos para mantener la mente centrada en la tarea que estamos realizando. Tiene como finalidad llevar a cabo aquellos proyectos u objetivos marcados en un tiempo marcado y de la forma más productiva posible.

Cuanta más atención tengamos en una tarea concreta menos pensamientos o distracciones externas nos influirán a la hora de llevarlo a cabo.

La concentración en el ámbito laboral es esencial para poder enfrentarnos diariamente a los proyectos que tengamos entre manos. Por lo que es fundamental que este proceso lo consigamos de manera fácil y que se mantenga el mayor tiempo posible.

La productividad está directamente unida al ambiente laboral que se tenga en el equipo. La armonía y el buen clima en la empresa puede ser de los aspectos más importantes para conseguir el objetivo.

Algunas claves para mejorar el clima laboral en el equipo de trabajo pueden ser:

  • Aumentar y cuidar la comunicación. La forma más eficaz para mejorar las relaciones interpersonales es comunicarse. Todo tiene que ser claro y directo, ya sea en un intercambio de ideas, darse apoyo entre compañeros o reconocer los logros de los empleados.
  • Tener claro tus objetivos. Será importante conocer de antemano los procedimientos, organización y los objetivos a alcanzar. Tanto a nivel personal como organizacional.
  • Establecer lazos motivadores. Es totalmente necesario que haya confianza en el equipo de trabajo. Esto se consigue con un buen feedback entre trabajadores y que cada uno pueda tener autonomía suficiente para tomar decisiones en su puesto de trabajo.
  • Conciliación. Para desarrollar una buena carrera profesional en ocasiones depende de una buena conciliación. La vida personal y laboral debería ser algo llevadero y fácil, ya que de esta forma nos permite equilibrar nuestra rutina incluyendo familia y trabajo.
  • Apostar por la formación. Tener la oportunidad de seguir aprendiendo nos permitirá evolucionar y desarrollarnos en el puesto. Es una forma de premiar el trabajo y mejorar el rendimiento laboral.

Consejos para mejorar la productividad

Mejorar la concentración es clave para cualquier aspecto de nuestra rutina, esencial para el trabajo, pero también para nuestro tiempo libre.  Por lo que, después de mucha lectura, hemos seleccionado los consejos que más pueden ayudar para conseguir nuestra “mente zen laboral”.

  1. Nuestro espacio zen laboral. Un lugar acondicionado en el que estes cómodo, haya una buena iluminación y sin mucho ruido. En el caso de estar presencial en oficina, intenta que tu silla sea lo más cómoda posible y aislarte de tu entorno. Por ejemplo, tapones para los oídos o alguna lista de reproducción que te mantenga concentrado. Puedes usar algún estilo musical como por ejemplo Lo-fi. Además, intenta que tu mesa esté ordena. Esto crea armonía y visualizar todos tus materiales de trabajo y distracciones en su sitio correspondiente. Algunas herramientas útiles pueden ser aplicaciones como trello, Evernote, RescueTime o Google Calendar.
  1. Organización, ¡empieza la lista diaria!. La organización va a ser la clave de que nuestro día sea lo más productivo posible. Utiliza posits, calendarios o todos los colores posibles para establecer los objetivos diarios. Será una satisfacción poder dar un buen a las tareas finalizadas. A parte de las tareas, indica los descansos y tiempo dedicado al ocio. Ayuda a mantener un equilibrio mental en que nos de tiempo a aprovechar todos los momentos independientemente del trabajo.
  1. “Stop whatsapp, adiós Instagram”. Me atrevería a confirmar que éste es el principal problema para una mala concentración. Las redes sociales, notificaciones, y llamadas, son la peor tentación que tenemos mientras estamos despiertos (y hasta dormimos).

Es simple: si es importante, que nos llamen por teléfono. Por lo que, como objetivo, vamos a quitar los datos de nuestros dispositivos, ponerlo en silencio o, como mínimo, muy fuera de nuestro alcance. No hace falta revisar el correo electrónico cada 3 minutos.

  1. Hacer descansos, como receta para la productividad. Estar inmersos en una tarea y darnos cuentan que han pasado horas desde la última vez que nos levantamos. No hay buena productividad sin descansos. Estar mucho tiempo realizando una misma acción puede llevarnos al estanque y no saber continuar por bloques. Aquí, falta descanso. Oblígate a despejar la mente cada hora, un par de minutos. Ya sea para estirar las piernas, dejar de mirar la pantalla o comer algo de fruta para continuar lo más activamente posible.

La formula de la desconexión

Hay que dejar claro, que la mejor concentración está en el buen descanso. Una mente despejada y descansada es la mejor arma para llevar a cabo todo lo que nos espera durante el día. Tenemos que permitir a nuestro cerebro el placer de distraerse y, si has cumplido todo lo anterior, ¡hasta revisar los whatsapp!

Además de esto, la meditación podría ser otra técnica clave para entrenar. Este método nos ayuda a focalizar nuestra mente en una actividad concreta. Tiene muchas ventajas y beneficios, entre ellos: reduce el estrés, mejora la memoria y provoca una total sensación de bienestar.

En resumen, a partir de ahora deberemos: dormir 8 horas al día, mantener una dieta saludable y desconectar. Esta es la mejor ecuación para conseguir cuerpo y mente sanos preparados para todo lo que venga.

 

Categorizado en: Orientación Laboral

No hay comentarios

  1. Purificación Revelles Domínguez dice:

    Me parece una buena reflexión
    Me gusta¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School