principios heuristicos de usabilidad

Principios heurísticos de usabilidad: el abc de la UX

18/05/2022
Número de visualizaciones

Los principios heurísticos de usabilidad, fueron enunciadas en 1990, por el experto en usabilidad y diseño web, Jakob Nielsen (1957, Copenhague). Aquí se definieron 10 principios de diseño basados en la interacción del usuario. Estos, hoy en día, siguen vigentes y son reglas generales para todos los diseñadores.

A continuación, nos adentraremos en conocer las 10 Reglas Heurísticas de Jakob Nielsen, con consejos y ejemplos:

Los 10 principios heurísticos de usabilidad.

  •  Visibilidad del estado del sistema.

El diseño siempre debe mantener informados a los usuarios sobre lo que está sucediendo, a través de comentarios apropiados dentro de un período de tiempo razonable. Cuando los usuarios conocen el estado actual del sistema, aprenden el resultado de sus interacciones anteriores y pueden anticiparse a los próximos pasos. Las interacciones predecibles crean confianza con el producto que se ofrece y en la marca.

Un ejemplo de este principio heurístico de usabilidad: los indicadores "Usted está aquí" en los mapas de los centros comerciales deben mostrar a las personas dónde se encuentran actualmente, para ayudarlos a comprender a dónde ir a continuación.

  • Coincidencia entre el sistema y el mundo real

El diseño debe hablar el idioma de los usuarios. Utilice palabras, frases y conceptos familiares para el usuario, evitando siempre terminologías específicas. La forma en que se debe diseñar dependerá siempre de los usuarios. Los términos, conceptos, íconos e imágenes que pueden ser perfectamente claros para nosotros pueden resultar completamente desconocido para sus usuarios. 

Es por esto que cuando los controles de un diseño siguen convenciones del mundo real y corresponden a los resultados deseados, es más fácil para los usuarios aprender y recordar cómo funciona la interfaz. Esto ayuda a construir una experiencia intuitiva.

  • Control y libertad del usuario

Los usuarios suelen llevar a cabo acciones que realmente no quieren por error. Necesitan de una "salida de emergencia" claramente marcada para abandonar de la acción no deseada sin tener que pasar por un proceso tedioso o complejo.

Cuando es fácil dar marcha atrás en un proceso o deshacer una acción, se fomenta la sensación de libertad y confianza en el sitio web. Tener salidas rápidas permiten a los usuarios mantener el control del sistema y evitar quedarse atascados y sentirse frustrados.

  • Consistencia y estándares

Los usuarios no deberían tener que preguntarse si diferentes palabras, iconos o acciones significan lo mismo. El diseñador debe de seguir las convicciones que están establecidas en el sector. De tal modo que, a pesar de las diferencias, los usuarios puedan identificar elementos estándares y constantes.

Haciendo usos de estas consistencias y estándares entre productos digitales, evitamos que los usuarios tengan que aprender de nuevo como son las funciones. 

Por ejemplo, los mostradores de check-in en los hoteles generalmente se encuentran en la recepción. Esta consistencia cumple con las expectativas de los clientes, que siempre esperan encontrar el check-in en las recepciones. Esto se mantiene como consistencia y estándar entre lugares físicos e igualmente debemos de aplicarlo a los productos digitales.

  • Prevención de errores

Los buenos mensajes de error son importantes, pero los mejores diseños evitan cuidadosamente que ocurran problemas. Debemos de eliminar las condiciones propensas a errores.

Podemos decir que hay dos tipos de errores: los deslices y las equivocaciones. Los deslices son errores inconscientes causados por falta de atención. Los errores son conscientes basados en un desajuste entre el modelo mental del usuario y el diseño.

  • Reconocimiento en lugar de recordar

Minimice la carga de memoria del usuario haciendo visibles los elementos, acciones y opciones. El usuario no debería tener que recordar información de la interfaz. La información necesaria para utilizar el diseño (por ejemplo, las etiquetas de campo o elementos de menú) debe estar visible o recuperarse fácilmente cuando sea necesario, sin que tenga que recordar donde debe de dirigirse.

Los seres humanos tienen memorias limitadas a corto plazo. Las interfaces que promueven el reconocimiento reducen la cantidad de esfuerzo cognitivo requerido por parte de los usuarios.

Por ejemplo: es más fácil para la mayoría de las personas reconocer las capitales de los países, en lugar de tener que recordarlas. Es más probable que las personas respondan correctamente a la pregunta ¿Es Lisboa la capital de Portugal? En lugar de ¿Cuál es la capital de Portugal? Esto debe de ser primordial al aplicar los principios heurísticos de usabilidad.

  •  Flexibilidad y eficiencia de uso

Debemos de permitir a los usuarios personalizar las acciones frecuentes para ellos. Los accesos directos, ocultos para los usuarios novatos, pueden acelerar la interacción para el usuario experto, de modo que el diseño pueda satisfacer tanto a los usuarios inexpertos como a los experimentados.

Los procesos flexibles se pueden llevar a cabo de diferentes maneras, de modo que las personas puedan elegir el método que mejor les funcione para ellos.

Por ejemplo; las rutas regulares se enumeran en los mapas, pero los lugareños con más conocimiento del área pueden tomar atajos.

  • Diseño estético y minimalista

Las interfaces no deben contener información que sea irrelevante. Cada unidad adicional de información en una interfaz compite con las unidades de información relevantes y disminuye su visibilidad de estas.

Este principio heurístico de usabilidad no significa que tengas que usar un diseño plano; se trata de asegurarte de mantener el contenido y el diseño visual centrado en lo esencial. Asegurándote de que los elementos visuales de la interfaz respalden los objetivos principales del usuario.

Por ejemplo: una tetera ornamentada puede tener elementos decorativos excesivos que pueden interferir con el uso de esta, como un asa incómoda o una boquilla difícil de lavar. Lo mejor para hacer uso de la tetera será que sea simple y funcional, con una asa resistente y una boquilla simple.

  • Ayude a los usuarios a reconocer, diagnosticar y recuperarse de errores

Los mensajes de error deben expresarse en un lenguaje sencillo (sin códigos de error ni nada parecido), indicar con precisión el problema y sugerir una solución de manera constructiva al usuario. Estos principios heurísticos de usabilidad son primordiales.

Los mensajes de error también deben presentarse con tratamientos visuales que ayuden a los usuarios a notarlos y reconocerlos.

Por ejemplo: las señales de sentido contrario en la carretera recuerdan a los conductores que se dirigen en la dirección equivocada y les piden que se detengan. Así deben de ser nuestras advertencias.

  • Ayuda y documentación

Es mejor que el sistema no necesita ninguna explicación adicional. Sin embargo, puede ser necesario proporcionar documentación para ayudar a los usuarios a comprender cómo completar algunas tareas.

El contenido de la ayuda y la documentación debe ser fácil de buscar y debe centrarse en la tarea del usuario. Sé concisos con tus indicaciones y explica todo con claridad.

 

Categorizado en: Diseño y Arquitectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School