Tendencias:
Rentabilidad financiera

Claves de la rentabilidad financiera

30/12/2022
Número de visualizaciones

La rentabilidad se entiende como los beneficios logrados por medio de una inversión.

Dentro del mundo empresarial, la rentabilidad puede dividirse en dos:

  • Rentabilidad económica
  • Rentabilidad financiera

Sin embargo, en este artículo vamos a centrarnos concretamente en la rentabilidad financiera.

¿Qué se entiende por rentabilidad financiera?

La rentabilidad financiera mide el valor del rendimiento de una empresa, pues permite conocer su capacidad para generar valor para sus accionistas.

Ofrece información sobre el beneficio obtenido en función del dinero invertido.

Las empresas tienen en cuenta otro factor, denominado el coste de oportunidad, ya que existe la posibilidad de rechazar proyectos de inversión rentables simplemente por el hecho de que existen otros proyectos que ofrecen una mayor rentabilidad o un menor riesgo.

Las empresas o inversores deberán analizar su disposición al riesgo, ya que, si el riesgo de fracaso se convierte en una gran preocupación, será conveniente para ellos invertir en proyectos más seguros, aunque ofrezcan menos rentabilidad.

Por supuesto existe la posibilidad de que, al exponer un proyecto se puedan encontrar alternativas más rentables y seguras. En estos casos, se descartaría por completo el proyecto inicial.

¿Qué es el VAN y TIR y para qué sirve?

El Van y la TIR son dos de los indicadores financieros más famosos y utilizados dentro del mundo empresarial y de las finanzas.

Valor Actual Neto

El Valor Actual Neto (VAN) es el valor presente de un importe que se ha de cobrar o pagar en el futuro. Para convertir en dinero presente el dinero futuro, hay que tener en cuenta su tasa de actualización, que puede variar según la naturaleza del proyecto y su riesgo asociado.

En resumen, el valor actual de una inversión es el actual de todos los ingresos menos el valor actual de todos los gastos.

Una inversión es aconsejable cuando su VAN es positivo y desaconsejable cuando su VAN es negativo. En caso de ser igual a cero, será indiferente, pero sería aconsejable analizar otros motivos que podrían aconsejar iniciar el proyecto.

Su fórmula es la siguiente:

Donde

Ao= Inversión inicial

Qi=Flujos de caja

(1+r) =coste de oportunidad

N= periodo de tiempo

Tasa Interna de Rentabilidad

Tasa Interna de Rentabilidad (TIR) es el porcentaje de actualización de los ingresos y gastos de una inversión, para que el VAN sea igual a cero.

Es uno de los indicadores financieros más utilizados a la hora de analizar cualquier proyecto de inversión y está ligado al VAN.

Si la TIR del proyecto es superior al tipo de interés, indicará que el proyecto es rentable. Si por el contrario la TIR es inferior al tipo de interés, entonces se desaconseja realizar el proyecto.

La fórmula de la TIR parte de la fórmula anterior del VAN ya que lo único que hay que hacer es dejar VAN = 0, y hallar r.

Esto quiere decir que con el resultado del VAN se puede deducir el resultado de la TIR:

Si el VAN es positivo, la TIR será superior a la tasa de interés ( r ).

Si el VAN es negativo, la TIR será inferior a la tasa de interés ( r ).

Si el VAN es igual a cero, la TIR será igual a la tasa de interés ( r ).

Calcular la TIR hace ver cuál es la diferencia porcentual entre ambas tasas.

Donde:
Qt = Flujo de Caja en el periodo t.
N = Número de periodos.
I = valor de la inversión inicial.

¿Cómo se hace un informe de rentabilidad?

El informe de rentabilidad se realiza antes de iniciar cualquier proyecto empresarial o de inversión ya que analiza su viabilidad en base a la rentabilidad que ofrece.

En el caso de que el informe demuestre que el proyecto no es muy rentable, deberá exponer si existen otras ventajas que aconsejen iniciar el proyecto.

Aunque el informe de rentabilidad no cuenta con una estructura fija y obligatoria, si que existe un consenso relativo a su contenido.

En el deberá aparecer un resumen del proyecto y una introducción del estudio realizado.

El informe deberá exponer los métodos utilizados para recabar información y datos, como las encuestas, estudios propios o de terceros y el uso de la estadística.

Se analizarán los ingresos y costes que generará el proyecto y por último se comentará la rentabilidad y viabilidad del proyecto.

Para ello, el informe utilizará multitud de indicadores económicos, como el retorno de la inversión (ROI), el beneficio sobre recursos propios o “return on equity” (ROE). el VAN y la TIR.

Por último, se comentará en el apartado de conclusiones las ventajas y desventajas del proyecto y si es recomendable iniciar el proyecto.

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School