crack bursátil

Crack bursátil: Evolución y previsión

29/06/2022
Número de visualizaciones

Pese a que el crack bursátil ha estado presente a lo largo de la historia, son muchos los interrogantes que surgen a raíz de sus apariciones. En el siguiente artículo, vamos a profundizar sobre el propio concepto, los cracks más importantes de la historia económica, las fases durante su desarrollo y sobre su actualidad reciente.

Concepto de Crack Bursátil

Con carácter general, podemos decir que un crack bursátil puede definirse como una caída prácticamente vertical de los precios de cotización de un determinado activo o conjunto de ellos. Normalmente surge como consecuencia de un acontecimiento de alarma financiera, o suceso negativo.

Los movimientos drásticos que surgen en los precios de cotización, suelen ser el movimiento previo antes del surgimiento de una recesión económica. Esto es, porque avisa de la explosión de una burbuja económica. Sin embargo, esto no siempre ocurre así, los efectos en ocasiones no se entienden en el tiempo y pueden volver a la situación inicial transcurrido un tiempo. Esto es por los propios ciclos bursátiles.

Además, esta variación porcentual tiene una mayor importancia en un mercado estable, que en un mercado muy volátil. El crack no sería simplemente una bajada del precio, sino una bajada drástica en comparación con la información de la cotización histórica.

Es por ello, que a la hora de analizarlos, se debe de tener en cuenta la situación previa financiera.

Para la identificación de los cracks bursátiles en los gráficos, no existe una referencia exacta porcentual. Sin embargo, se suele marcar como precio de caída en torno al 20%.

Como hemos mencionado anteriormente, el crack bursátil se produce principalmente por situaciones de alarma financiera. Pero, ¿Qué es lo que provoca esta alarma?

Fundamentalmente un crack bursátil se origina con una burbuja especulativa, que conduce a los inversores inteligentes o que disponen de información privilegiada hacia la inversión. Estos inversores adquieren valores considerando que van aumentar su valor en muy poco tiempo. Esto arrastra al resto de inversores. Cuando lo inversores inteligentes deciden vender, el resto también lo hacen provocando un desplome. Esto lo veremos en mayor profundidad en el apartado de las fases.

Principalmente, la forma de actuar de un crack bursátil nos puede guiar ante el desarrollo de un mercado de valores. Podemos confirmar lo siguiente:

  • El mercado financiero en general, suele ser muy especulativo y la necesidad de contrapartida nos inducen a comprobar como no todos los inversores pueden ganar. Serán los pequeños inversores los que normalmente saldrán perdiendo.
  • Del mismo modo, en los mercados financieros, la mayoría suelen equivocarse. En este caso, la euforia de la mayoría de los inversores de comprar, puede ser una señal para llevar a cabo la venta. Igual ocurriría a la inversa.

Historia de los cracks bursátiles

Históricamente, algunos de los cracks mas importantes han sido los siguientes:

  • 1637. El conocido como crack del Tulipán surgió en Holanda y es considerada como la primera burbuja de la historia moderna. Es este caso, el precio de los tulipanes aumentó drásticamente para luego bajar su valor.
  • 1720. El crack, surgido en Gran Bretaña, se provocó por la explosión de burbujas especulativas. A raíz de este estallido, hubo una serie de quiebras como la del banco Lay y la Compañía de los Mares del Sur.
  • 1929. El crack de Wall Street. En este caso, el índice Dow Jones perdía un porcentaje muy elevado de su cotización, provocando una reducción global de las operaciones fundamentadas en la especulación bursátil. Esta fecha, marcaría el inicio de la Gran Depresión y una crisis a nivel global.
  • 1987. Un nuevo caso de crack en Wall Street. Se origina por el desarrollo de un déficit comercial y el aumento de ciertas tasas establecidas por el banco alemán, Bundesbank. Este sería considerado el primer crack de la era informática.
  • 1998. En este año se origina el crack ruso, perdiendo su moneda, el rublo, más de la mitad de su valor en dos días. Rusia inicia así una etapa de crisis económica.
  • 2000. Explota la burbuja de internet, ligada a valores bursátiles relacionados con este sector. Los valores del sector,  retroceden tas una subida previa, repercutiendo directamente en los mercados relacionados y en la nueva economía.
  • 2001. El ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, provocando el cierre durante una semana del Dow Jones y derivando en una bajada drástica de su cotización.
  • 2008. Como consecuencia de las crisis de los créditos hipotecarios de riesgo originados en EEUU, se produce una expansión hacia el resto de paises. Los índices principales derivan en una caída de las tres cuartas partes de su valor.
  • 2020. El último gran crack derivado de la situación pandémica.

Fases del Ciclo Bursátil

Si analizamos gráficamente un crack bursátil, podemos diferenciar dos fases claras:

  • El comienzo, que surge a raíz de una burbuja especulativa. Esto provoca que los inversores adquieran activos con la previsión de que el valor o mercado aumente. Este aumento deriva en un deseo propiciado al resto de invertir en los mismos productos. Esta situación de euforia provocan que el activo o mercado tenga un precio sobrevalorado.
  • En este mismo punto, son los inversores iniciales los que se deshacen de esas acciones sobrevaloradas. Esta acción, provoca que el valor decrezca, provocando que el resto de inversores se deshagan de ellas. Esto deriva en un desplome prácticamente vertical en un espacio corto de tiempo.

Actualidad de los cracks bursátiles

A principios de 2020 los mercados financieros sufrieron un colapso, derivando en el desplome de las principales bolsas. En concreto a partir del 12 de marzo, cuando la OMS declaró la situación de pandemia, algunas de las bolsas globales sufrieron una caída drástica:

  • París: Se desplomó hasta un 12%.
  • Madrid: Tuvo un desplome del 14%.
  • Milán: Se observó una caída de hasta el 17%.
  • Londres: Bajo su valor entorno al 11%.
  • Nueva York se redujo hasta en un 10%.

La paralización de la economía mundial, supuso la pausa de fabricas, suspensión de aerolíneas y el cierre de restaurantes. Este contexto lo situaba como una crisis totalmente nueva. Un crisis similar a la originada en tiempos de guerra y que dio lugar al crack de 2020.

Tras esa caída provocada por la situación sanitaria derivada de la pandemia, en la actualidad, muchos de los valores han recuperado valores previos a la pandemia. Esto se debe principalmente a que el escenario observable es diferente, donde ese crack proviene de la paralización de la economía real.

Incluso algunos valores han tenido unos incrementos exponenciales como ha ocurrido con empresas como Tesla, Zoom o empresas farmacéuticas.

Si lo comparamos con la recesión económica de 2008, aunque pueden parecer similares, guardan importantes diferencias. En 2008, la recesión derivo de la crisis surgida en el sector financiero, mientras que la crisis de 2020, se originó por el parón de todos los sectores para hacer frente a la pandemia.

En comparación, la crisis de 2020 partía de unos desequilibrios menores, donde las compañías y las empresas poseían un menor endeudamiento y en términos generales el sistema financiero estaba más sano. Respecto a sus similitudes, predominaba la destrucción del empleo y la búsqueda del endeudamiento para hacer frente a las posibles pérdidas.

En este caso, la recuperación se ha fundamentado en la duración de las medidas de contención, donde también ha tenido una gran importancia la intervención de los bancos centrales.

Respecto a la previsión de futuro, predecir un posible crack es prácticamente imposible. Sin embargo, algunos de los más aclamados inversores predicen determinados movimientos en el futuro sobre determinados valores, que conducen a un posible crack. Algunos de ellos, estimaron algunas de las anteriores crisis, como por ejemplo la crisis hipotecaria de 2008. En el siguiente artículo puedes profundizar sobre ello: La mayor burbuja de la historia, en camino: así lo afirman siete afamados inversores

Esta y otra información de ámbito bursátil puedes encontrarlo en el Máster en Bolsa y Trading en Mercados Financieros + Certificación MIFID II de INESEM.

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School