Tendencias:
Letras del tesoro

Letras del Tesoro: el activo que compite con los depósitos bancarios

18/08/2023
Número de visualizaciones

¿Qué pasa con las letras del Tesoro? ¿Por qué vuelven a aparecer en el debate mediático y se vuelve a hablar de ellas? Básicamente, porque han rebajado su rentabilidad por primera vez en mucho tiempo y empiezan a competir con los depósitos de las entidades bancarias. Aun así, en el presente artículo vamos a ver en profundidad en este activo que atrae a numerosos particulares. 

Aprenderemos qué son las letras del Tesoro y sus diferencias con los bonos y obligaciones. Además, analizaremos esta situación en la que compite con las entidades bancarias por hacerse con los ahorros de la población. 

¡No te lo pierdas! 

¿Qué son las letras del Tesoro? 

Las letras del Tesoro son un tipo de activo de renta fija pública. Su principal particularidad es que son activos a corto plazo, por lo que atrae un gran volumen de capital. El Estado es el organismo que emite estas letras a través del Tesoro público. 

¿Pero en qué consisten estas letras del Tesoro? Se puede decir que es la deuda pública del Estado. La emiten con el objetivo de obtener financiación para poder sostener los gastos de los distintos servicios públicos. 

Por otro lado, los ahorradores inversores la compran con la finalidad de obtener una rentabilidad para su capital. Como es dicho, el plazo no supera nunca el año y se emiten al descuento, es decir, que se cobrará una cantidad prefijada en una fecha acordada. 

Funcionamiento de las letras del Tesoro 

Estas letras del Tesoro funcionan a modo de subasta. Los inversores presentan sus peticiones de compra y el Estado decide cuál es el precio que acepta. Para poder invertir se necesita un mínimo de 1.000 euros, y es que todas las cantidades deben de ser múltiplos de 1.000. 

Entre las preguntas más frecuentes nos encontramos si están exentas de retención, y la respuesta es que sí. Tanto en el IRPF como en el Impuesto de Sociedades. Eso sí, se recomienda incluirlos en la declaración anual de la renta. 

Otra de las preguntas versa sobre la rentabilidad que ofrecen. Esta rentabilidad es variable, pero debes tener en cuenta que se llegó a unos máximos cercanos al 4 %, algo que atrajo el capital de multitud de inversores, pero también de particulares que utilizaban sus ahorros. Al final, se trata de un activo con una rentabilidad baja, pero con un riesgo ínfimo. 

Por último, cabe destacar que estas letras del Tesoro se pueden adquirir a través de un intermediario, como un banco o un fondo de inversión, o a través del banco central. 

Letras del Tesoro vs depósitos bancarios 

A principios de año, multitud de particulares acudieron al Banco de España a comprar letras del Tesoro. ¿Por qué lo hicieron? Porque, por aquel entonces, tenían un 2,8 % de rentabilidad, mientras que los depósitos bancarios, un 0,46 %. Ahora, pasado el ecuador del año, esta situación se está equilibrando. 

Por ello, que las letras del Tesoro rebajen su rentabilidad es una noticia en tendencia. Y es que, como hemos dicho anteriormente, miles de particulares decidieron invertir en este activo y, ahora, muchos se ven frenados por este cambio de panorama. La rentabilidad en agosto es superior, ya que se encuentra en un 3,7 %, pero es que la de los bancos en junio era del 2,22 %. Aun así, habrá que ver cuándo se publiquen los datos de julio y agosto. 

Ahora la diferencia es de 1,5 puntos porcentuales y se espera que todavía se reduzca más. ¿Por qué? Porque las letras del Tesoro podrían haber llegado a su tope y los bancos necesitan captar dinero de sus clientes. Estas entidades se han visto obligados a devolver la mayor parte de los préstamos especiales recibidos del BCE durante la pandemia, lo que ha mermado su liquidez. 

¿Qué diferencia hay entre letras del Tesoro, bonos y obligaciones? 

Las letras del Tesoro, bonos y obligaciones son instrumentos financieros que emite un gobierno para recaudar dinero. Tienen diferencias clave en términos de plazo y rendimiento. 

  • Las letras del Tesoro, como hemos visto, son de corto plazo, generalmente menos de un año. Son como "préstamos" que haces al gobierno y a cambio, te pagan intereses cuando vencen. Son seguras, pero tienen bajos rendimientos. 
  • Los bonos son de mediano a largo plazo, de 2 a 30 años. Funcionan igual que las letras, pero tienen plazos más largos. Ofrecen rendimientos mejores que las letras, pero con algo más de riesgo. 
  • Las obligaciones son similares a los bonos, pero a más largo plazo. Pueden ser de 30 años o incluso más. Tienen rendimientos aún mayores, pero también más riesgo. 

La principal diferencia es el tiempo que mantendrás tu dinero "prestado" al gobierno. Las letras son rápidas y seguras, pero con menos ganancias. Los bonos tienen plazos medios y rendimientos mejores. Las obligaciones son a largo plazo, con mayores rendimientos y riesgos. Antes de invertir, considera tu plazo y cuánto riesgo estás dispuesto a tomar. 

¡Fórmate en Gestión de Activos con INESEM! 

¿Te gustaría formarte y ser capaz de gestionar carteras de inversores? ¿Quieres estudiar para ser tu mismo el que gestiona sus finanzas y hace crecer sus ingresos? En INESEM somos conscientes de las distintas realidades de la sociedad, por lo que trabajamos para crear las formaciones más completas y exigentes. 

Si quieres ahondar en este tema, puedes acceder a nuestro Curso Superior en Gestión de Carteras y Valoración de Activos e impulsar tu perfil profesional. ¡Te esperamos! 

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Iván Iglesias Baena
40 minutos
04/03/2024 17:00
Gestión del cambio en las organizaciones

Gestión del cambio en las organizaciones

Eduard Alcaraz
45 minutos
11/03/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School