Tendencias:
Qué es cash flow

¿Sabes qué es el cash flow y cómo se calcula?

08/03/2023
Número de visualizaciones

Para solucionar el problema de la liquidez y rentabilidad en una empresa, debemos saber qué es el cashflow y cómo se calcula.

Actualmente, las empresas no solo basan su crecimiento en una adecuada gestión comercial y de marketing. Es necesario que también lleven a cabo una gestión eficaz de las finanzas. 

Esto se consigue, gracias a un adecuado control financiero, que se alcanza a través de una capitalización óptima y a una correcta liquidez, que les permita hacer frente a cualquier imprevisto que pueda surgir.

¿Qué es el cashflow?

El cashflow se puede definir como el flujo de tesorería que hay en una organización. Es un método que surge como un indicador que ofrece información sobre la situación financiera de cualquier tipo de empresa.

Su procedimiento se basa en el control de las salidas y entradas de efectivo durante un periodo determinado. Esta información puede llegar a ser muy útil, ayudándonos a tener más en consideración los ingresos y gastos de la organización.

El objetivo principal es conseguir el equilibrio perfecto entre nuestras necesidades y la capacidad de solucionarlas.

Aplicaciones del cashflow en las organizaciones

Los usos que puede tener el cashflow en la organización pueden ser varios.

  • Resolución de problemas de liquidez: En ocasiones se cae en el error de pensar que para que una empresa funcione correctamente, es necesario que sea rentable. Aunque esto es cierto, una empresa no se puede limitar a ser rentable, sino que debería de tener en cuenta cuando se realizan los cobros y pagos, que pueden ocasionar un mal flujo de efectivo.
  • Evaluación de viabilidad: El cashflow te permite utilizar los flujos de fondos, que son el importe básico para el cálculo del VAN (Valor Actual Neto). Basándonos en esto se podrá obtener la información necesaria para aceptar o rechazar un proyecto.
  • Rentabilidad: El cashflow te ayudará a medir la rentabilidad del proyecto de inversión a través del cálculo de la TIR (Tasa Interna de Retorno).

Elementos del cashflow

Los elementos que integran la estructura del cashflow son:

Beneficios+ Amortización+ Provisión

Estos tres elementos son los requeridos para llevar a cabo un análisis de flujo de caja adecuado. Según el cashflow tanto las amortizaciones, como las provisiones son costes que deben ser añadidos a los beneficios.

Vamos a refrescar la definición de los tres elementos del cashflow:

  • Beneficio: excedente de efectivo que queda después de restar todos los gastos del flujo de caja de una empresa.
  • Amortización: distribución sistemática del costo de un activo a lo largo de su vida útil, lo que afecta positivamente el flujo de caja operativo de una empresa.
  • Provisión: reserva de fondos que se realiza en el presente para hacer frente a posibles gastos futuros, lo que afecta negativamente el flujo de caja de una empresa.

Estos costes no suponen una salida de dinero, las amortizaciones pese a que son un coste, no significa que sea un movimiento de efectivo. Dicho de otra forma, aunque supone una minoración de la cuenta del P y G, eso no significa que se desembolse dinero.

El objetivo es que a través de esta actuación, seamos capaces de conocer la capacidad financiera o liquidez que tiene una determinada empresa.

Clasificación de cashflow

Dentro del cashflow, podemos distinguir distintos tipos, siguiendo el criterio de origen:

  • Financiación: Es aquel que tiene su origen en el líquido recaudado o entregado como resultado de las operaciones financieras realizadas por la empresa. Como por ejemplo:
    • Pago de préstamos
    • Compra de acciones
  • Inversión: Es el efectivo recaudado o entregado como consecuencia de las inversiones llevadas a cabo en la empresa, cuyo objetivo es mejorar el negocio. Como por ejemplo:
    • Compra de maquinaria

O es su defecto adquisiciones para obtener una rentabilidad, como por ejemplo, inversiones en inmuebles.

  • Operativo: Hace referencia al líquido recibido o entregado como resultado de aquellas actividades económicas a las que se dedica la organización. 

Tipos de cashflow

Al margen de la clasificación del cashflow general que hemos hecho anteriormente, también podemos dividir el cashflow en diferentes categorías como:

  • Free cashflow (FCF): Se define como el flujo de fondos propio de la empresa, es decir lo que ella misma genera y el propio capital que posee al margen de su financiación. Es decir, dentro del cálculo del free cashflow no se incluyen los efectos impositivos de la financiación externa, así como también se excluyen los beneficios fiscales.
  • Capital cashflow (CCF): No es más que la parte del flujo que van destinado a los inversores. Es decir, representa los dividendos para los accionistas.
  • Equity cashflow (ECF): Es el flujo efectivo “en limpio” de la empresa. En el equity cashflow se muestra el efectivo restante después de aplicar intereses e impuestos fiscales.

¿Por qué es importante el cashflow dentro de una empresa?

La importancia del cashflow es vital dentro de las organizaciones, ya que es una herramienta que permite llevar un control de la cantidad de dinero que genera una empresa.

Esta información es necesaria para que la propia empresa posea información de como se encuentra a nivel financiero y así poder llevar una adecuada gestión de la organización.

A su vez, nos permitirá, saber organizar acuerdos con proveedores y otras empresas en general, cumplir con pagos futuros y en resumen cualquier aspecto que ayude a que la solvencia de la empresa se mantenga.

Así pues, y en modo resumen, con el chasflow es relevante para una empresa porque:

  • Permite conocer el efectivo que entra y sale de la compañía en un periodo determinado.
  • Facilita la toma de decisiones financieras.
  • Ayuda en la planificación a corto y largo plazo.
  • Garantiza la viabilidad económica de la organización.
  • Es un indicador clave de la solvencia y liquidez de la empresa.
  • Muestra la capacidad para hacer frente a obligaciones financieras.
  • Permite mantener una estructura financiera saludable.
  • Facilita la identificación de problemas financieros.
  • Permite ajustar y mejorar la gestión de los recursos.
  • Ayuda a los inversores y prestamistas a evaluar la empresa y su capacidad para generar rentabilidad.

Limitaciones del cálculo del cashflow

Respecto a la fórmula comentada anteriormente (Beneficio + amortizaciones + provisiones) es la más empleada para el cálculo del cashflow contable.

Pese a que es interesante en su aplicación, tiene una limitación, que es el devengo.

La cuestión es que se computa como tesorería a los beneficios contables, cuando esto no es real. En el caso de que se hubiera contabilizado una venta, esto no significa que se haya cobrado. Lo más probable es que sea una venta a plazos, donde parte del pago se vaya a realizar en el siguiente periodo.

Por lo tanto, si esta operación no se llega a cobrar, la empresa lo habrá registrado como beneficio.

Así que a la hora de calcularlo, deberemos tener en cuenta las limitaciones que presenta. En determinados momentos nos será suficiente con la aplicación del cashflow, pero en otros deberemos de considerar otros métodos.

En general estos problemas surgen no solo porque no se lleven a cabo los cobros y pagos en el momento, sino por que muchas empresas suelen tener tratos y acuerdos con los proveedores o viceversa.

Dichos tratos consisten en facilitar crédito para llevar  a cabo una venta. Esto significa que en la compra, no se recibirá inmediatamente el dinero.

La solución para resolver este tipo e inconvenientes, consiste en la dotación de instrumentos, que permitan  evaluar los niveles de liquidez de una empresa, con el fin de llevar una correcta gestión de los costes y beneficios.

Ejemplo de cálculo de cashflow operativo

Una empresa refleja la siguiente información en sus estados financieros en el año 2019:

  • BAIT= 100.000 €
  • Amortización= 10.000 €
  • Impuestos= 5.000 €

Aplicando la fórmula anterior:

BAIT + amortización – impuestos= 100.000 + 10.000 – 5.000=  105.000 €

El flujo de caja operativo en el año 2019 es de 105.000.

¡Aumenta la liquidez de tu organización!

A modo de resumen podemos considerar el cashflow como un recurso eficaz para el desarrollo y optimización de las ganancias de la organización.

Aplicándolo correctamente, se puede mejorar en el crecimiento de la empresa. Consiguiendo que no solo sea rentable, sino que disponga liquidez derivada de la adecuada gestión.

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Crecimiento Empresarial en Entornos de Incertidumbre

Crecimiento Empresarial en Entornos de Incertidumbre

Jesús Blanco
50 minutos
13/05/2024 17:00
Cambiar el Mundo con la Agenda 2030

Cambiar el Mundo con la Agenda 2030

Blanca Romero
45 minutos
20/05/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School