Tendencias:
Costos de producción

¿Qué son los costos de producción? Elementos y cálculo

05/03/2024
Número de visualizaciones

Las empresas que actúan sobre un conjunto de bienes o servicios para transformarlos en otros o para mejorarlos, generan múltiples clases de costos de producción. En el desarrollo de su actividad las empresas realizan compras de bienes y servicios, conocidos como factores productivos, que, junto con la venta de productos, incurren en gastos y obtienen ingresos; independientemente de estos, también se producen cobros y pagos.

Los cobros y los pagos son transferencias monetarias entre la empresa y el mundo exterior, representan el verdadero sentido económico y puede no existir coincidencia temporal con la compra o la venta. Por otro lado, el ingreso y el gasto coinciden con la compra y venta temporalmente, reflejando los movimientos de efectivo de la empresa, es decir, son conceptos de caja.

La gestión de los costos es de vital importancia para el éxito y la rentabilidad de una empresa a largo plazo. Si deseas saber más sobre cómo los costos de producción impactan en las operaciones financieras de un negocio o empresa, ¡no te pierdas este artículo!

Costo y gasto: ¿en qué se diferencian?

El costo se refiere a los gastos incurridos, durante un periodo específico, para llevar a cabo una producción determinada, incluyendo el valor de los recursos productivos utilizados por la empresa. Podemos hacer una distinción entre costos fijos y costos variables:

  • Costes fijos:  son permanentes a corto plazo independientemente del volumen de producción o de ventas, como el alquiler de un local.  A largo plazo entendemos que no existen costos fijos , porque la fijeza de un coste no implica necesariamente que se mantenga constante en sucesivos periodos. Estos a su vez se pueden dividir en costes de estructura o en estado parado y costes de puesta en marcha (preparación).
  • Costes variables: Son aquellos factores cuyo consumo depende del volumen de producción a obtener, como las materias primas. Estos se pueden dividir en costes progresivos, proporcionales, regresivos y degresivos.

Entre otros, también podemos distinguir entre costes semifijos o variables a saltos, aquellos que son fijos para determinado volumen de producción, pueden ser reversibles o irreversibles y costes mixtos o semivariables que son aquellos que están integrados por dos componentes: uno fijo y otro variable, como puede ser la energía eléctrica, que tiene una parte fija, (la potencia contratada) y una parte variable que es en función del consumo.

Por otro lado, los gastos se refieren al dinero empleado en bienes y servicios necesarios para las operaciones comerciales que mantienen en funcionamiento la empresa. Es decir, estos últimos no están directamente relacionados con la producción. Los gastos operativos impactan en las Necesidades Operativas de Financiación (NOF). 

¿Qué son los costos de producción?

El concepto de costo puede abordarse desde dos perspectivas fundamentales: como sacrificio y como valoración del sacrificio.

Los costos, según la definición de K.W. Pedersen, “son los que se originan al realizar cierto acto concreto, como, por ejemplo, el de producir una determinada cantidad de mercancías”. Pedersen los describe como “la suma de valores que hay que sacrificar para llevar a cabo el acto”. Y, destaca la valoración del sacrificio, al señalar que: “se entiende por costes el consumo, valorado en dinero, de bienes y servicios para la producción que constituye el objetivo de la empresa”.

Podemos hablar entonces de coste real, como cantidad de factores consumidos o “sacrificados” en la producción; y, de coste monetario, como la cantidad de factores consumidos en la producción, valorados, que dependen del consumo y de los precios.

Elementos de los costes de producción

En cualquier empresa, la materia prima, aprovisionamientos, la mano de obra y otros costos indirectos de producción son elementos fundamentales en el proceso productivo y son determinantes en la formación del costo de producción.

La materia prima es el material básico necesario que se transforma en el proceso productivo, los aprovisionamientos por su parte no se transforman en el proceso productivo, pero son necesarios para facilitar y apoyar dicho proceso.  Un ejemplo de materia prima puede ser la madera, mientras que un aprovisionamiento pueden ser los embalajes como las cajas de cartón.

La mano de obra en los costos de producción abarca exclusivamente la mano de obra directa, es decir, el trabajo humano directamente involucrado en el proceso productivo. La mano de obra indirecta, es decir, aquella que no está implicada directamente en el proceso de producción, también es necesaria, esta la incluimos en otros costos indirectos de producción.  Un ejemplo puede ser el personal de departamento de ventas. También deberemos añadir el resto de los gastos esenciales como arrendamientos, amortizaciones o impuestos aplicables.

Cálculo de los costos de producción

El coste de producción total está formado por todos los gastos asociados con la fabricación del producto. La fórmula sería:

Costo total de producción = Materia prima + Mano de obra directa + Costos fijos y variables + gastos adicionales.

En cuanto a los costos asociados a la materia prima, se deben considerar todos los gastos inherentes, incluyendo los relacionados con los aprovisionamientos, tales como transporte, seguros, trámites aduaneros, etc.  Respecto a la mano de obra, es necesario incluir el salario bruto junto con otros costos sociales. Por otro lado, en lo que respecta a los costos indirectos, es esencial abarcar todos los restantes, excluyendo los costos financieros.

Es esencial hacer una correcta distribución de los costos de producción entre los productos, ya que impacta directamente sobre la fijación de precios y la toma de decisiones. Además de los costos de producción, los costos de financiamiento también son importantes para tener en cuenta. Estos costos incluyen intereses sobre préstamos o líneas de crédito utilizadas para financiar la producción y el funcionamiento diario de la empresa. Para conocer el costo unitario de un producto, es decir, el costo por unidad de producción, se utiliza la siguiente fórmula:

Costo unitario=  coste total de producción/ número de unidades producidas.

La venta o cesión al mundo exterior de toda o parte de la producción en stock genera la “corriente de colocación” que es el equivalente monetario (valor en coste), coste de la producción colocada o coste de ventas.   El precio de venta de un producto no solo debe cubrir los costos de la materia prima directa y la mano de obra, sino también otros costos indirectos asociados.

El INE proporciona datos detallados sobre precios medios anuales, índices nacionales y más. Estos datos son útiles para tomar decisiones estratégicas de fijación de precios.

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

LinkedIn: la Red Mundial que conecta a cualquier Profesional

LinkedIn: la Red Mundial que conecta a cualquier Profesional

Ana Cabello
1 hora
22/04/2024 17:00
Blockchain y el Futuro de las Monedas Digitales

Blockchain y el Futuro de las Monedas Digitales

Fernando Molina
45 minutos
29/04/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School