Tendencias:
ratio de endeudamiento

Ratio de endeudamiento: aprende a interpretarlo

09/01/2024
Número de visualizaciones

Interpretar adecuadamente la información contable y financiera es esencial para la correcta toma de decisiones. Al evaluar la salud financiera de una empresa, es necesario profundizar en el análisis financiero y utilizar diferentes indicadores que nos permitan comparar diferentes aspectos; como la liquidez, si el flujo de efectivo (Cash Flow) es suficiente, problemas de endeudamiento, rentabilidad, etc. Estos indicadores nos proporcionan una visión más completa y detallada sobre la situación financiera de una empresa, facilitando la toma de decisiones.

En este artículo vamos a ver en profundidad un indicador clave, el ratio de endeudamiento ¡sigue leyendo! Gracias a esta ratio tomamos consciencia sobre la deuda que tenemos en relación con nuestros recursos y podemos actuar en consecuencia. Es importante considerar otros indicadores al analizar la deuda de una empresa porque la ratio de endeudamiento por sí sola puede no proporcionar una imagen completa de la situación financiera. De esta forma, podemos tomar decisiones más informadas y evaluar el nivel de riesgo asociado con la deuda de forma más certera.

¿Estás interesado/a en adquirir habilidades sólidas de análisis financiero? ¡Mejora tus conocimientos en la materia, no te pierdas este Curso en Análisis Financiero y Gestión del Patrimonio!

¿Cómo se interpreta el ratio de endeudamiento?

El ratio de endeudamiento mide la proporción entre la deuda (recursos ajenos) que tiene una empresa en relación con el patrimonio del que dispone. Indica el peso que tienen los recursos ajenos en la financiación de la actividad empresarial. Es decir, analiza la estructura financiera de una empresa. Su finalidad es evaluar la capacidad de pagar las deudas contraídas, se puede calcular tanto a largo plazo como a corto plazo. Además, muestra a los inversores el riesgo financiero asociado que tiene la empresa, por lo que se refiere a la posibilidad de hacer frente a las deudas.

Dentro de los pasivos, en el balance de situación, nos encontramos tres bloques: Patrimonio Neto, Pasivos no corrientes y pasivos corrientes. ¿Cómo podemos saber si esta estructura de financiación se encuentra equilibrada? El ratio total de endeudamiento se calcula de la siguiente forma:

Si el resultado que obtenemos es mayor que 0,60; significa que la empresa está muy endeudada, la empresa requiere de financiación ajena para pagar la mayoría de los activos que posee. Si el resultado es menor de 0,40; la situación no supone ningún riesgo para la empresa, podemos decir que la empresa puede mejorar su rentabilidad incrementando sus deudas o recursos ajenos. 

Un correcto nivel de endeudamiento es esencial para el buen funcionamiento de una empresa. Vendrá marcado, también, por el nivel de activos que tiene la empresa; no es lo mismo que la empresa haya invertido en mayor número de activos fijos, a que lo haga en un menor nivel. Si  una empresa presenta, por ejemplo, un nivel de endeudamiento de un 0,80 (80% de deuda), para considerar si está o no muy endeudada debemos verificar si supone un problema para la empresa en cuanto a la devolución de la deuda. Debemos de ser conscientes que el endeudamiento va vinculando al tipo de actividad de la empresa, el sector en el que la compañía esté desarrollando su actividad y la situación económica en la que nos encontremos.

¿Cuál es un buen nivel de endeudamiento?

El nivel de endeudamiento de una empresa (en general) debería oscilar entre el 0,4 y 0,6. Esto implica que un buen ratio de endeudamiento debe de encontrarse entre el 40% y el 60%; no obstante, no debemos de tomar decisiones en firme, puesto que, como hemos mencionado anteriormente, debemos hacer un análisis en mayor profundidad. Una empresa tiene problemas de solvencia cuando no puede hacer frente a los compromisos de su endeudamiento.  

Luego, es importante usar otros indicadores que nos ayuden a tener una idea más clara de como son nuestras deudas. Es recomendable que una vez que sabemos el nivel de endeudamiento de una empresa, analicemos su calidad, es decir, cuáles son sus deudas a corto y a largo plazo. Además, también es muy importante tener en cuenta cual es la cifra de negocio de la compañía, en otras palabras, también medir su capacidad de devolución, según los beneficios de la empresa.

La calidad de la deuda a corto plazo este se obtiene con la división del Pasivo corriente entre la suma del circulante (o pasivo corriente) y pasivo fijo (o no corriente). Es la proporción de las deudas de corto plazo en las deudas totales exigibles. Este indicador no tiene niveles ideales, este siempre va a oscilar entre 0 y 1, si está próximo al 1, significa que tenemos un alto porcentaje de deudas a corto plazo y si obtenemos un resultado próximo al 0 tenemos un alto porcentaje de deudas a largo plazo, consecuentemente, nos interesa que el resultado sea un valor próximo al 0, ya que la exigibilidad de la deuda es a más largo plazo, tenemos entonces mejor calidad de la deuda.

Descubre como el apalancamiento financiero puede mejorar la rentabilidad de una empresa y como influye en las finanzas de una empresa ¡Haz clic en el siguiente enlace para obtener más información!

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School