Tendencias:
evitar conflictos familiares en Navidad

Cómo evitar discusiones en Nochebuena con técnicas de mediación familiar

24/12/2021
Número de visualizaciones

Es importante conocer cómo mediar en conflictos familiares que surgen en Navidad, pues partimos de que los conflictos son inherentes a las relaciones entre personas. Y la Navidad, es una época en la que nos reunimos con familia que no solemos ver habitualmente o en la que surgen situaciones tensas de convivencia.

Idealización de la Navidad

Siempre nos han mostrado una imagen idílica de lo que representa la Navidad en medios de comunicación o en películas, pero realmente, en muchas ocasiones no es así.

La Navidad supone reuniones con familiares con los que puede no haber buena relación, recordar de manera más agudizada familiares que ya no están presentes. Es una situación estresante para quienes organizan las celebraciones con hijos/as de progenitores separados, etc., que pueden producir estados difíciles de gestionar.

Lo principal es tener claro que la Navidad y sus celebraciones familiares pueden ser una época maravillosa para disfrutar en familia, pero no es idílica como nos han mostrado siempre, pues ni la Navidad ni las familias son perfectas.

Por ello, debemos afrontar las dificultades o conflictos que puedan surgir, de una manera constructiva y realista, para evitar frustraciones y malestares tanto personales como interpersonales.

Causas que fomentan la aparición de conflictos familiares en Navidad

Como hemos indicado, en todas las relaciones personales surgen conflictos, lo ideal es saber cómo mediar o cómo gestionarlos de una manera constructiva y positiva que transforme la negatividad que nos produce un conflicto, en algo que fomente las buenas relaciones.

A partir de lo anterior, podemos identificar algunas de las causas más relevantes que generan conflictos familiares navideños, como son:

  • La rutina desaparece.
  • Hay más reuniones sociales / familiares.
  • Es una época en la que las emociones prevalecen.
  • La gestión u organización de las reuniones y celebraciones se complica.
  • Hay más convivencia familiar.
  • Relaciones intergeneracionales (familiares de distintas edades, pensamientos, formas de vida, intereses, personalidades dispares, etc).
  • Familiares con mala relación.
  • Falta de comunicación.
  • Idealizar la navidad familiar ofrecida en películas, anuncios…

Tener en cuenta el conflicto latente

No solo existe el conflicto manifiesto, cuando se produce verbalmente entre dos o más personas, sino que debemos tener en cuenta el conflicto latente, que es aquel que existe, pero todavía no se ha expresado en una conducta manifiesta que permita identificarlo.

En estas épocas navideñas, los conflictos latentes pueden emerger, por lo que, lo esencial es la voluntad de cooperar y mediar de los familiares, de respetarse y de intentar gestionar a través de una buena comunicación los posibles conflictos existentes.

Evitar el conflicto no es la mejor solución al mismo

En muchas ocasiones pensamos que evitar el conflicto es la mejor solución ante el mismo, pero no es así.

Debemos evitar que el conflicto tome intensidad, revista una forma agresiva de gestionarlo, a través de una mala comunicación, donde la tensión vaya en aumento. Es por ello, que se tiene que mediar para que los conflictos que no han sido correctamente gestionados se hagan de una manera asertiva, afrontándolos.

Claves para mediar en conflictos familiares en Navidad

A continuación detallamos algunas claves y técnicas para saber cómo mediar en conflictos familiares en Navidad:

Temas de conversación controvertidos

Existen temas de conversación que provocan conflictos en Navidad y que se repiten cada año. En este caso, podemos pensar o identificar esos temas, y ver cómo queremos actuar ante los mismos, encauzando la conversación sin que provoque conflictos familiares.

Además, como buenos mediadores/as, podemos sacar temas de conversación que unan a la familia, en lugar de distanciar y fomentar el buen diálogo, y el respeto del turno de palabra.

No imponer ideas

Es muy común que, en las celebraciones navideñas, las familias se pongan al día en cuanto a sus vidas, vivencias, novedades, etc. y que algunos miembros intenten imponer opiniones, ideas o formas de vida como los correctos.

En esta línea, pueden surgir en Navidad disputas por criticar, juzgar y no aceptar a cualquier integrante de la familia.

Como mediadores, hay que intentar que los familiares entiendan, que hay que aprender a respetar gustos, intereses e ideas que no compartimos, y que no son peores o mejores que los que tenemos, aceptando a las demás personas tal cual son.

Además se puede emplear la técnica de la reformulación, para expresarle a un miembro de la familia, lo que otro ha querido decir, eliminando la carga negativa del mensaje.

Organizar la mesa de celebración

Si conocemos la mala relación entre algunos familiares, o de algún familiar que siempre ataque ciertos asuntos de otro, podemos establecer un lugar para sentarse alrededor de la mesa para cada uno, teniendo en cuenta las relaciones.

Llegar a un punto en común

Lo más importante cuando mediamos en un conflicto familiar, es fomentar la buena comunicación entre las partes y que se pueda llegar a un punto en común. 

Esto hará que ambas partes sientan que son comprendidas, valoradas, y que se sientan ambas ganadoras al solucionar o gestionar su conflicto encontrando puntos en común o llegando a acuerdos.

Trabajo colaborativo

Cuando organizamos una reunión se genera una tensión para los familiares que organizan o llevan a cabo los preparativos.

Por ello, lo más adecuado es distribuir el trabajo y la organización, de manera que todos los miembros de la familia colaboren en la celebración navideña.

Tomar el papel de mediador/a en los conflictos familiares de Navidad puede ser una herramienta muy útil y beneficiosa para “tener la fiesta en paz”.

Categorizado en: Jurídico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School