Gestión patrimonio inmobiliario

La Gestión del Patrimonio Inmobiliario; ¿en qué consiste?

06/04/2022
Número de visualizaciones

La gestión del patrimonio inmobiliario o patrimonial de los activos inmobiliarios constituye una fuente de ingresos muy importante para los inversores. No es necesario que seas propietario de una gran fortuna para plantearte la posibilidad de tener una gestión del patrimonio inmobiliario.

¿Qué es?

Sólo con tener unos pequeños ahorros, una pequeña empresa o algún inmueble se puede hacer una buena gestión del patrimonio inmobiliario para hacerlo crecer o que no pierda su valor.

Para hacer una buena gestión del patrimonio y sacarle el mayor aprovechamiento posible hay que tener en cuenta factores como la naturaleza de los bienes. El patrimonio se gestionará de una forma u otra en función de su procedencia. Según sean acciones en bolsa, dinero, inmuebles, participaciones en fondos de inversión u obras de arte.

¿Qué se pretende con la gestión del patrimonio inmobiliario?

Marcar unos objetivos claros y concisos es el paso fundamental para conseguir una gestión patrimonial eficiente. El objetivo de conseguir una gestión patrimonial eficiente sirve tanto para la gestión patrimonial en general como para la gestión patrimonial inmobiliaria en particular.

Hay que tener en cuenta diversos y múltiples factores del presente e hipotético caso futuro de los clientes, así como su profesión, su nivel de ingresos, gastos, composición familiar, etc…

Será una especie de balance del cliente donde se recopilará toda la información posible relacionada para así poder conseguir un proyecto o estudio al respecto más detallado y personalizado.

¿Cuáles son los objetivos que persigue una gestión patrimonial eficiente?

-      Aumentar los ingresos obtenido del patrimonio.

-      Plan de optimización y reducción de gastos.

-      Oportunidad e idoneidad de ampliación del patrimonio.

-      Preservación del valor patrimonial.

Tras establecer los objetivos habrá que diseñar un plan financiero personalizado que cumpla con unos mínimos de rentabilidad.

Principales activos inmobiliarios

Uno de los factores destacados de la gestión patrimonial es la diversificación de los activos inmobiliarios. Estos son algunos de los bienes que generan mayores beneficios:

  • Activos residenciales como casas y viviendas, pisos, chalets y apartamentos turísticos y de lujo. La demanda de estos alquileres es muy superior a la oferta, por lo que los precios tienden a subir de forma prolongada.
  • Oficinas. Los edificios de oficinas bien comunicados en las zonas de mayor actividad laboral generan unos beneficios muy elevados.
  • Hoteles. El mantenimiento de las instalaciones y el equipamiento de las habitaciones con servicios tecnológicos y de confort hacen de estos inmuebles una fuente de ingresos constante, sobre todo en los lugares más turísticos. Invertir en la compra venta de hoteles en España es una de las actividades inmobiliarias más lucrativas.
  • Locales comerciales. El comercio y las tiendas generan cuantiosos beneficios para el tejido empresarial, tanto para PYMES y autónomos como para grandes compañías multinacionales. Gracias a ello, disponer de centros comerciales para alquilar suele ser muy rentable.
  • Centros logísticos. Las naves y los polígonos industriales concentran un amplio abanico de labores productivas y de almacenamiento y distribución de productos. El auge del e-commerce ha incrementado de forma considerable la demanda de este tipo de inmuebles.
  • Garajes. El alquiler de plazas de aparcamiento es muy beneficioso para particulares e inversores profesionales, especialmente en las grandes ciudades, donde el estacionamiento de los vehículos está bastante limitado.

¿Cuáles son los puntos clave de la gestión patrimonial?

Aprender a tomar las mejores decisiones de inversión en activos inmobiliarios requiere de una compleja educación financiera y de una visión global del sector, ya que existen multitud de factores susceptibles de condicionar la rentabilidad. Hay que tener en cuenta:

Contar con el asesoramiento adecuado por parte de compañías multidisciplinares que dominen las distintas ramas del ámbito inmobiliario (legislación, finanzas, impuestos, etc.).

Realizar un estudio detallado del mercado para saber dónde y cuándo invertir.

Garantizar el mantenimiento de los inmuebles en perfecto estado de conservación.

Introducir soluciones de innovación tecnológica y eficiencia energética que aporten valor añadido a los activos.

Diversificar el patrimonio invirtiendo en distintos tipos de bienes reduce el nivel de riesgo y aporta seguridad financiera.

Valorar las condiciones de fiscalidad de las diversas fórmulas de gestión patrimonial es muy importante a la hora de optimizar los recursos y estimar las posibles ganancias.

Categorizado en: Jurídico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School