Tendencias:
Una chica teniendo una llamada en teletrabajo

Los profesionales prefieren el teletrabajo, ¿pero las empresas lo pueden controlar?

27/04/2023
Número de visualizaciones

Que cada vez más trabajadores quieren teletrabajar es una realidad. Y es que, por ejemplo, en el sector tecnológico existen profesionales que solo aceptan una oferta de trabajo si en la misma se incluye este aspecto. A lo mejor no exigen que la totalidad del tiempo estén haciendo sus labores a distancia, pero sí un mínimo del 75 %. Por otro lado, ¿cómo gestionan las empresas el teletrabajo? ¿Pueden controlar a sus empleados de alguna manera? 

¿Todo el mundo puede teletrabajar? Está claro que no, pero hay sectores que están pidiendo a gritos esta posibilidad. Sectores como el comercial y de ventas, el de finanzas y banca, el de recursos humanos o el de atención al cliente. Entienden que podrían desarrollar sus tareas a distancia sin ningún tipo de problema, pero hasta ahora no ven esa posibilidad plasmada en las ofertas de trabajo. 

¿Por qué la gente prefiere trabajar desde casa? La primera causa es que consideran que pueden completar las mismas tareas sin ningún tipo de problema desde la comodidad de su sofá. No necesitan trasladarse hasta la oficina, con todo lo que ello supone. En segundo lugar, por la comodidad que supone en cuanto al descanso y a las oportunidades de ocio, ya que apenas terminas te encuentras en tu casa. 

¿Cuál es el escenario en los portales de empleo? 

En el sector tecnológico, el 61 % de las vacantes ofrecen teletrabajo, lo que nos da una idea de la relevancia que ha adquirido este aspecto en este sector. Sin embargo, en otros sectores como el inmobiliario, solo se ofrece esta posibilidad de trabajar a distancia en el 21 % de las ofertas. Muchos expertos señalan que este hecho está ligado a la oferta y la demanda de cada ámbito. 

Básicamente, entienden que, en un mercado saturado de posibles trabajadores, las empresas tienen un mayor poder para establecer sus propias reglas. Por el contrario, en sector más especializados, la mano de obra escasea y no les queda otra que acceder a sus peticiones. Sin embargo, esta es una visión particular de varios expertos de sindicatos como UGR. 

¿Pero hay más personas que teletrabajen? Al contrario, después de pasar la pandemia y de recuperarnos al 100 % de la misma, la tendencia se encuentra en descenso. Por ejemplo, en España tan solo teletrabaja el 12 % de los trabajadores, lo que se traduce en 2,56 millones de trabajadores. Sin embargo, este porcentaje se encontraba el año pasado un 6,5 % por encima. 

El relevo generacional, una de las principales claves 

Se estima que aumente el teletrabajo conforme se vaya produciendo un relevo generacional en los puestos de alta dirección. Y es que muchos expertos consideran que muchos directivos se muestran reacios a implementar el teletrabajo por el deseo de controlar continuamente a los trabajadores, de ver qué están haciendo en todo momento. Por este motivo, en muchas empresas se mantiene la presencialidad. 

Los nuevos tiempos nos acercan un modelo de trabajo totalmente distinto. El teletrabajo no tiene freno y se empieza a trabajar por objetivos, por campañas. Las jornadas laborales desaparecen y el trabajador, cuando termina sus objetivos diarios, finaliza su día sin ningún tipo de problema. 

Muchos expertos se escudan en algunas encuestas para defender esta necesidad de que se renueven los puestos de alta dirección. Y es que, según Infojobs, un 32 % de los trabajadores defiende el trabajo presencial, un 54 % defiende el modelo híbrido y un 14 % apuesta por el teletrabajo. ¿Qué nos encontramos? Con una parte importante de la población activa que se muestra reacia a los cambios. 

Reacios a los cambios, pero ¿cómo se controla el teletrabajo? 

Como hemos mencionado antes, existen altos directivos que prefieren el trabajo presencial por el hecho de poder ver qué están haciendo sus trabajadores en todo momento. Y claro, tienen miedo de perder ese control en el ámbito online. Sin embargo, aunque en España todavía no están estandarizados los softwares de control, en Estados Unidos están a la orden del día. 

Y es que existen programas que te permiten supervisar las acciones que tus trabajadores hacen con los ordenadores de la empresa. Por ejemplo, registran los tiempos de trabajo y actividad, miden la velocidad y cantidad de pulsaciones en el teclado e informan sobre la recepción y envío de ficheros. 

Por otro lado, también pueden controlar los sitios webs visitados e incluso hacer grabaciones de pantalla. Otros softwares controlan o monitorizan la actividad de manera abierta. El trabajador, al ser consciente, se muestra más productivo. Además, las empresas que hacen esta labor de control abiertamente suelen ofrecer incentivos por productividad y buenas prácticas. 

¿Es legal este tipo de control? 

Te puede sorprender, pero el empresario está legalmente autorizado a realizar capturas de tu pantalla de manera ocasiones, a consultar tu historial de navegación o incluso a registrar los movimientos de tu ratón y las pulsaciones de tu teclado. Eso sí, lo puede hacer en casos en los que se sospeche una falta grave y, además, todos los trabajadores deben estar informados a través del contrato laboral y del comité de empresa. 

Por este motivo, en la mayoría de los casos no se establecen estos softwares de control. Y es que pueden caer en una vigilancia permanente y pueden violar esa esfera privada que pertenece a cada persona. Así pues, todo empresario reacio al teletrabajo debe saber que puede establecer mecanismos de control, pero que tendrá que superar una serie de obstáculos y poner en conocimiento a todo el mundo. 

¿Cómo puede evitar un trabajador estos mecanismos de control? 

¿Puede un trabajador burlar estos sistemas de control? ¿Se pueden hacer trampas? Vamos a ver algunas de las formas más populares: 

  • La más básica: si quieres hacer algo que pueda generar confusión, utiliza tus dispositivos personales. Ahí no te pueden rastrear. 
  • Tapa tanto la cámara como el micrófono. 
  • No instales ningún software para evitar este control, ya que los mismos antivirus del ordenador lo pueden detectar y avisar de que existe una amenaza. 

En el caso de que sospeches que controlan tu actividad laboral, te queda comprobar tu contrato de trabajo y avisar al comité de empresa por las medidas de control acordadas. En el caso de que tengas esa sospecha y no exista nada estipulado, tan solo te queda hablar con el responsable de protección de datos y tomar las acciones pertinentes. 

¿Te apasiona este tema? Adelántate a los problemas que existirán en el futuro y especialízate en este ámbito. Y es que, en un futuro próximo, el teletrabajo irá ganando peso y entre las empresas irán apareciendo problemas en cuanto al control. Para asesorar a las distintas compañías y que implementen este teletrabajo de forma sana y eficaz. 

Para ello, en INESEM contamos con este Master en Protección de Datos, que además tiene 8 créditos ECTS. Impulsa tu carrera profesional en nuestra escuela de negocios. Mantenerse actualizado es algo imprescindible, por lo que te esperamos. 

¡No lo dudes! 

0
Categorizado en: Orientación Laboral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School