Tendencias:
Biofilia

Biofilia en el interiorismo y en la arquitectura

07/02/2023
Número de visualizaciones

La biofilia es un enfoque novedoso que conecta la arquitectura y las personas con la naturaleza. Los edificios y espacios que se diseñan bajo los principios de la biofilia incorporan elementos como la luz y ventilación naturales, imitaciones o ventanas que dan a paisajes entre otros. Al diseño arquitectónico basado en la biofilia se le denomina diseño biofílico.

De manera resumida podemos plantear que la biofilia es el estado de placer que sentimos cuando estamos en contacto con los organismos vivos de la naturaleza. Dicho estado placentero es algo propio de los humanos, pues existe un vínculo innato entre el hombre y la naturaleza.

Ejemplo claro de ello son (por exponer algún caso) las sensaciones y emociones positivas que sentimos cuando nos encontramos en un espacio natural, rodeados de montañas, vegetación, ríos y animales.

En este sentido, la biofilia está cobrando cada vez mayor fuerza en la arquitectura y en el diseño de espacios interiores. Sin hacer distinción de las tipologías de uso del espacio, se ha establecido la tendencia de incorporar elementos naturales en los ambientes interiores con la finalidad de aprovechar los estímulos positivos del entorno

La biofilia en la arquitectura

La biofilia en la arquitectura se aplica de diversas maneras para incorporar elementos naturales en los espacios construidos, lo que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas. Esta nueva tendencia se ha convertido en una tendencia cada vez más popular en la arquitectura, especialmente en entornos urbanos donde la conexión con la naturaleza puede ser limitada. Algunas de las formas en que se puede aplicar el diseño biofílico en la arquitectura son las siguientes:

  • Integración de vegetación en el diseño: En el diseño biofílico se integra la vegetación en el diseño de los edificios, a través de jardines verticales, techos verdes o paredes verdes.
  • Maximización de la luz natural: La luz natural es uno de los elementos más importantes en el diseño biofílico, ya que influye en el bienestar y la salud de las personas. De esta forma, se maximizan las vistas al exterior y la entrada de luz natural a través de ventanas, tragaluces y claraboyas.
  • Uso de materiales naturales: Como la madera, la piedra y la cerámica para crear una sensación de conexión con la naturaleza.
  • Incorporación de agua: El agua es un elemento natural que contribuye a un ambiente relajante y tranquilo en el interior de los edificios. En el diseño biofílico se implementan en los espacios mediante fuentes, cascadas y estanques.
  • Creación de espacios interiores y exteriores conectados: Se intenta conectar el interior (más humano y artificial) con el exterior (más natural y libre) en espacios compartidos. Por ejemplo, se puede construir un jardín interior que sea visible desde el exterior del edificio.

La biofilia y el diseño de interiores

El diseño biofílico busca incorporar elementos naturales a los ambientes construidos, tales como: plantas, agua, materiales como piedra, madera u otros (sin tratamientos), así mismo promueve el uso de formas orgánicas en la arquitectura con la intención de que los espacios sean menos rígidos. Este tipo de diseños persigue generar emociones en los usuarios a partir de elementos que favorezcan la proximidad del hombre con componentes de carácter natural.

En este punto vale la pena resaltar que la mayor parte de nuestro tiempo transcurre en ambientes interiores (oficina, hogar, comercios, en otros), es por ello que llevar la naturaleza a dichos ambientes resulta, por decirlo de algún modo, reconfortante para el hombre.

Los principios de la biofilia en la arquitectura y el diseño de interiores

Está pensada para crear ambientes de trabajo felices y saludables

Cada vez se hacen más palpables en los espacios modernos los beneficios de la biofilia que se reflejan en la productividad y los ánimos de los trabajadores. Las incorporaciones de naturaleza real o fingida en los espacios de trabajo son sinónimo de menor estrés, mayor creatividad y una convalecencia más rápida de cualquier dolencia. En las oficinas, la perspectiva del diseño biofílico se emplea para mejorar el bienestar de los trabajadores. Uno de los efectos colaterales positivos de ello es que los trabajadores se cogen menos días de baja.

No se trata solo de colocar plantas

La aplicación del biofilia más obvia y directa para interiores es la de colocar vegetación, pero no se queda ahí el asunto. Por ejemplo, la respuesta humana a los patrones y figuras biomórficos y la distribución de elementos vista en la naturaleza es muy positiva. Aunque sepamos que no se trata de plantas reales y vivas, nuestros cerebros tienden a identificarlas como tal. Podemos poner como ejemplo la secuencia Fibonacci, que se asocia con frecuencia a los ornamentos y espirales que están impresos en las hojas de los árboles. A este uso de patrones y fractales en diseño se le denomina biomímesis o biomimética.

La luz es parte de nuestro ritmo vital

Tanto para la psicología humana como para la factura de la electricidad, maximizar la luz natural es uno de los principios más beneficiosos de la biofilia. Un sistema de iluminación que cambia de forma natural o artificial a lo largo del día imitando nuestros ritmos circadianos contribuye a que las personas se sientan conectadas con el mundo exterior. Además, ayuda a reducir la fatiga visual.

La mente y el cuerpo aprecia el agua

Las reformas que parten de la biofilia para incorporar elementos acuáticos en diferentes espacios traen consigo beneficios en salud más que probados. Entre ellos, encontramos: prevención de la hipertensión y mejor capaz de memorización. Además, está demostrado que la presencia de agua suscita tranquilidad y paz interior.

La naturaleza flota en el aire

Aunque por sentido común lo mejor sería que las condiciones ambientales en interiores fueran constantes, hay estudios que afirman que el rendimiento laboral y estudiantil mejora en espacios donde la temperatura y los flujos de aire varían. Las corrientes de aire variables estimulan a las personas y las espabila, lo que también impulsa la concentración y la productividad.

Estrategias para la implementación de la biofilia en arquitectura

Algunas de las acciones que son llevadas a cabo para su implementación son:

  • Decoración de los ambientes interiores con elementos y materiales naturales, como: vegetación natural o preservada (jardines verticales, helechos, plantas en macetas, paredes vegetales…), incorporación de materiales constructivos y acabados de carácter natural (piedra, madera, otros).
  • Si existe la posibilidad (en términos de espacialidad), establecer un jardín interior.
  • Aprovechamiento máximo de la iluminación y la ventilación natural.
  • Incorporación de fuentes o elementos que presenten agua, tierra, arena, entre otros.
  • Diseños arquitectónicos formalmente orgánicos.

Beneficios de aplicar la biofilia en interiores

Los beneficios de la biofilia en los espacios interiores son notables, es un hecho comprobado que el estado anímico se ve favorecido al establecer un contacto directo del hombre con la naturaleza; aspectos como la productividad, la creatividad, estado de ánimo positivo, emociones en equilibrio y sensación de bienestar, entre otras, son algunos de los beneficios más notorios.

Tu opinión nos importa…

¿Consideras importante que los elementos naturales sean un componente a tener en cuenta en el diseño de interiores? ¿Por qué? 

Categorizado en: Diseño y Arquitectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School