Tendencias:
diseño de apps

El diseño de apps en 10 pasos

01/09/2022
Número de visualizaciones

Hoy en día, las personas de todo el mundo pasan el 90% de su tiempo en aplicaciones en comparación con navegar por Internet. Ya sea para enviar mensajes, publicar fotografías, jugar e, incluso, estudiar, la era digital actual en la que vivimos como protagonista las aplicaciones. Por lo tanto, el diseño de apps es imprescindible.

Una aplicación móvil puede ayudar a una empresa a llegar a más clientes potenciales, mejorar sus estrategias de marketing, brindar valor a sus clientes, aumentar el conocimiento de su marca, aumentar el compromiso y la lealtad del cliente e incluso crear más competitividad.

Pero... ¿Cómo puedes diseñar una app para tu negocio? En este artículo, exploraremos cómo diseñar una aplicación en diez pasos que se requieren para diseñar una app, desde la etapa de idea hasta una instaurarla en las tiendas de aplicaciones.

1. Establece el alcance de tu app

¿Qué queremos decir con alcance? Determinaremos que se desea hacer, que se desea lograr con la aplicación y qué tan grande o pequeña debe ser. Antes de comenzar el diseño de la app, debemos de hacernos las siguientes preguntas:

¿Cuáles son los objetivos subyacentes de su aplicación? ¿Qué quieres exactamente que haga tu aplicación? ¿Cuál es tu público objetivo? ¿Cómo puedes atraer a tus usuarios? ¿Cuáles son las funciones y características más cruciales de su aplicación? ¿Cuáles son las características de diseño visual de su aplicación? ¿Cómo puedes hacer que tu aplicación se destaque? ¿Cuáles son las razones por las que las personas quieren usar su aplicación en lugar de una de sus competidores?

Si puedes responder a todas estas preguntas con claridad, su alcance se puede diseñar correctamente.

2. Realizar estudios de mercado y de usuarios de tu app

Después de establecer el alcance, es necesario tomar un tiempo para investigar el nicho de mercado, saber más sobre sus usuarios y sus competidores. Para comprender mejor a sus usuarios y al mercado, puede tomar las siguientes estrategias: definir el público objetivo, realizar un análisis de la competencia, realizar un análisis DAFO, establecer el tono y construir un plan de negocios.

3. Redacta tu documento de requisitos del producto (PRD)

El PRD es un documento vivo al que todos en un equipo de diseño contribuyen y se refieren a él constantemente a lo largo del proceso de desarrollo. Para obtener los mejores resultados, su PRD debe contener los siguientes elementos clave: especificaciones del producto, objetivos, antecedentes y supuestos, historias de usuarios, diseño e interacciones de los usuarios y problemas a resolver. 

4. Crea un wireframe de tu diseño de apps

Un wireframe, también llamado diseño de alámbrico, es esencialmente una aproximación a lo que será la aplicación móvil a modo de boceto, desarrollado de manera simple con líneas y formas geométricas simples.

El propósito del wireframe es simplemente ilustrar las características de la aplicación y diseñar un esquema. Se puede crear en una hoja de papel, una pizarra, una servilleta o utilizar una herramienta digital específica para esto. En esta etapa, no tiene que preocuparse por los elementos de diseño de la aplicación en una estructura alámbrica. No es necesario que muestre la relación uno a uno de cómo se verá realmente la aplicación final. En cambio, se trata de definir los flujos de trabajo y la estructura general de la app.

5. Crea un prototipo de las apps

Una vez que haya definido los wireframe, es fácil diseñar un prototipo de tu aplicación. Tener un prototipo en el que se pueda interactuar es de gran importancia durante el proceso de diseño de la aplicación. Se considera como una muestra interactiva preliminar de la idea antes de que se convierta en un producto completo, sirviendo de puente entre la fase de diseño y el producto final. Un prototipo no solo es importante para los propietarios de la aplicación, sino también para los clientes o partes interesadas que deben tomar algunas decisiones, como aprobar el diseño, la funcionalidad antes de la implementación. En una palabra, tener un prototipo con el que puedas interactuar ayuda a minimizar el esfuerzo desperdiciado en una funcionalidad no deseada en una etapa temprana y, al mismo tiempo, lograr la máxima eficiencia y calidad.

6. Diseño la Interfaz de tu app

En pocas palabras, la interfaz de usuario (UI) es cualquier cosa con la que un usuario puede interactuar para usar un producto o servicio digital. El diseño de la interfaz de usuario es diferente del wireframe o el prototipo de UX, porque estos se refieren a cómo funciona la aplicación, mientras que el diseño de la interfaz de usuario se trata de cómo se ve la aplicación, su apariencia del diseño de apps. Después de haber probado y ajustado su estructura y luego de que sus prototipos hayan sido probados, es hora de que cree el diseño de la interfaz de usuario.

En cuanto a esto, debes de lidiar con la representación visual de los conceptos, esquemas de color, fuentes, formas, botones, tamaño de fuente, imágenes, formularios, ilustraciones, animación, etc. También debe probar varios diseños para ver qué funciona mejor para sus usuarios. Para obtener los mejores resultados, puede tener en cuenta estos principios: coloque al usuario en el centro, minimice las acciones y los pasos por pantalla, mantenga su diseño simple y consistente.

7. Agrega microanimaciones al diseño de apps

Por definición, la microanimacióm de la interfaz de usuario es el proceso de agregar movimiento a los elementos de la interfaz de usuario para mejorar la interactividad de un producto. Una vez que haya terminado el diseño de su interfaz de usuario, debe animar su diseño para probarlo en tiempo real. Puede hacer esto con ayuda de herramientas como Adobe XD, Figma o InVision.

8. Desarrolla tu aplicación

En términos generales, el desarrollo de una aplicación se divide en dos procesos distintos: desarrollo de back-end y desarrollo de front-end. El desarrollo de aplicaciones de back-end se refiere a lo que sucede detrás de escena y el front-end es la parte de la aplicación que el usuario puede ver e interactuar.

Este será el momento en el que deberá de interactuar el equipo de desarrollo y programadores, que serán los encargados de traducir las funcionalidades y apariencia diseñada al código informático requerido para la aplicación y para el canal de distribución que se escoja para la aplicación.

9. Testea el diseño de apps

Debes de probar las aplicaciones para asegurarse de que las características y funcionalidades están correctas antes de lanzarlas. Después de todos los pasos anteriores, ahora tiene una aplicación completamente funcional para poner a prueba. En esta fase, debes probar cada aspecto de la aplicación para asegurarte de que funcione todo correctamente y que sea visualmente atractiva. Hay muchas formas de probar una aplicación, pero las pruebas beta y las pruebas de aceptación del usuario (UAT) son algunas de las más empleadas para esto. Al realizar estos dos tipos de pruebas, puedes recopilar los comentarios finales de usuarios reales antes de decidir su resultado final. Además, también puedes recopilar comentarios de los miembros de su equipo, como un diseñador o desarrollador.

10. Libera tu aplicación

Finalmente, ha llegado a lanzar tu aplicación una vez  ha pasado las pruebas. Las tiendas de aplicaciones más comunes para enviar una aplicación son iTunes App Store para aplicaciones de iOS y Google Play Store para aplicaciones de Android. Para las aplicaciones de Android, simplemente puedes cargar el archivo de su aplicación en la tienda Google Play (como con su versión beta) y luego las personas pueden comenzar a descargar la aplicación y usarla instantáneamente. Esto se debe a que Android no requiere revisión antes de iniciar su aplicación. Pero para las aplicaciones de iOS, hay revisiones formales para todas las aplicaciones para confirmar que cumplen con las pautas para desarrolladores de Apple antes de aprobarlas para su lanzamiento en la App Store. No olvides nunca mejorar y actualizar tu aplicación para mejorar la experiencia del usuario.

Una guía para el diseño de apps

Así es como se crea una aplicación, que incluye todos los pasos involucrados en el diseño, desarrollo y lanzamiento de una aplicación. Todos y cada uno de los pasos del proceso requieren habilidades y experiencia muy específicas y especializadas. Estos pasos no son sacrosantos, pero pueden ser una guía para crear su aplicación de la manera más efectiva según mi propia experiencia. Sin embargo, crear una aplicación móvil es la parte más fácil y conseguir clientes es donde radica el desafío.

Y ahora usted puede conocer más sobre el diseño de Apps móviles gracias a formaciones online como este Curso en Diseño web. ¡Eche un vistazo ahora! Les deseo a todos buena suerte.

Categorizado en: Diseño y Arquitectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School