Tendencias:
crisis económica de 2022

La crisis económica de 2022 en España. ¿Cuáles son realmente los motivos?

13/09/2022
Número de visualizaciones

Desde primeros de año, los españoles estamos notando la crisis económica cuando cada semana se va encareciendo la cesta de la compra, así como los servicios que adquirimos. ¡La Crisis Económica de 2022! Esto se ha reflejado en el consumo de los hogares españoles que creció un 1.5% en el cuarto trimestre de 2021 y se contrajo un 3.7% en el primer trimestre de 2022 (Fuente: INE).

Para el tercer trimestre, el panorama no parece mejorar. La guerra de Ucrania continua, la inflación no muestra indicios de mejorar y el Banco Central Europeo parece que también va a apretar las tuercas. Estos factores van a contribuir a una recesión económica que no nos va a dejar recuperarnos de la situación económica provocada por la pandemia.

El Curso de Economía y Operaciones Financieras de INESEM te ayudará a entender las políticas de economía que regulan los mercados.

El gran peligro de la inflación, primera alarma de una crisis económica de 2022

Una elevada inflación tiene como consecuencia el empobrecimiento de las familias además de hacer menos competitivas a nuestras empresas.

Su evolución al alza nos ha llevado a alcanzar cifras de dos dígitos, hasta una tasa interanual del IPC del 10,2% que no se veían desde abril de 1985.

El incremento del IPC comenzó con el encarecimiento de los carburantes y la electricidad.

¿Por qué subieron los precios de los carburantes?

Como consecuencia de la pandemia y las restricciones de movilidad, los precios de venta al público de la gasolina cayeron. Pero cuando se levantaron las restricciones, la demanda se disparó. En octubre de 2021, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó un incremento gradual de la oferta de crudo en 400.000 barriles diarios. Esta cifra se sitúa por debajo de la demanda. Además, el huracán Ida en Méjico, impidió que esta región alcanzará su nivel máximo de producción.

Estos fueron los motivos por los que el precio de la gasolina comenzó a subir, la demanda es muy superior a la oferta.

En la actualidad, la guerra entre Rusia y Ucrania se suma a las razones que siguen empujando la subida del combustible.

¿Y por qué sufrimos la subida del precio de la luz desde 2021?

Hay varios factores que explican la subida del precio de la luz durante varios trimestres consecutivos.

Uno es el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 por la presión de la Unión Europea para reducir el uso de los combustibles fósiles.

Otro es el incremento del precio en el suministro de gas natural que usan las centrales de ciclo combinado. Estas centrales transforman la energía térmica del gas natural en electricidad mediante el trabajo conjunto de una turbina de gas y otra de vapor. El hecho de tener un gas más caro hace que el precio de la energía en los picos suba considerablemente. La subida del gas está ligada, a su vez, a varios factores: reservas bajo mínimos, reapertura repentina de la economía post-Covid, etc.

¿Cómo nos afecta la guerra de Ucrania?

La guerra entre Rusia y Ucrania no ha hecho más que acelerar la tendencia que estaba despegando en nuestro país hacia una crisis económica.

A nivel global, la invasión rusa ha tenido efectos que se manifiestan en un temor real o futuro por las restricciones de productos energéticos, alimentarios y de materias primas. Este efecto se ha notado en la economía mundial.

Ante este entorno geopolítico, los países europeos están haciendo acopio de sus reservas de gas y petróleo para el invierno

Esto hace que los precios se disparen deteriorando el sistema productivo y amenazando la estabilidad social.

¿Cuáles será los siguientes efectos de la inflación?

Ahora mismo, el turismo ha servido de tabla de salvación para que la tasa de empleo no se desplome. Pero si no hay otro sector que tome el relevo después del periodo estival, nos encontraremos ante otro problema que no hará más que empeorar el panorama de crisis económica de 2022

¿Qué medidas se están tomando para paliar los efectos de la inflación en la crisis económica de 2022?

El Banco Central Europeo ha puesto en marcha el mecanismo del incremento de los tipos de interés. Con esto se pretende reducir el consumo y el endeudamiento tanto de empresas como de particulares que se vio disparado tras la situación de la pandemia.

A nivel nacional, el Gobierno ha aprobado muchas medidas para intentar paliar el efecto de la inflación y de la crisis económica de 2022 en diversos sectores. Entre ellas tenemos:

  • Descuento de la gasolina y diésel de 20 céntimos por litro.
  • Ayudas a colectivos vulnerables para el consumo de energía.
  • Bonificación del 100% del coste de los abonos de cercanías y media distancia.
  • Impuestos a bancos y a energéticas.
  • Límite a la revalorización de los alquileres.
  • La excepción ibérica que la comisión europea le ha dado a España y Portugal para que puedan ponerle tope al precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad.

Algunas de las medidas adoptadas ante la crisis económica de 2022 han sido cuestionadas. Por ejemplo, los descuentos en carburantes, la rebaja del IVA de la luz al 5% y la suspensión del Impuesto sobre la producción eléctrica. Desde la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, consideran que esta bonificación de precios lo que hace es estimular más la demanda y ralentizar el ajuste de los precios.

Tras estas medidas, salta la duda de hasta qué punto serán efectivas los paquetes de ayudas aprobados por el Gobierno para contener la inflación. Confiemos en que no tengan un efecto bumerán que alimente la escalada de precios y frenen el crecimiento económico.

La Teoría de la inflación

Desde un punto de vista teórico, la inflación se regula siguiendo las siguientes políticas:

  • Política monetaria: Subiendo los tipos de interés para frenar el endeudamiento.
  • Política fiscal: Subiendo los impuestos y bajando el gasto público.
  • Política de oferta: Orientadas al mercado y a las políticas intervencionistas.
  • Política cambiaria: Una mayor tasa de cambio tenderá a conducir a una disminución de los precios de importación, lo que reducirá los precios internos.

En la teoría, estas políticas son las que hay que seguir para acabar con el problema de la inflación. Pero el secreto está en encontrar el equilibrio entre el uso de estas herramientas y las consecuencias que su imposición pueda tener. Una brusca desaceleración de la actividad económica española puede tener efectos fatales como altas tasas de desempleo y menores niveles de producto interior bruto que empeoren la crisis económica de 2022.

Así que la cuestión esta en ¿Sabrán nuestros gobernantes llevar a cabo estas políticas de la forma correcta?

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School