metaverso

¿Qué es metaverso?

31/05/2022
Número de visualizaciones

Las fronteras del mundo virtual son cada vez más extensas y populares entre quienes venden y compran en forma de NFT.

Aquí se engloba el metaverso, un mundo virtual en 3D conectado a Internet, donde los usuarios ingresan a través de sus avatares digitales en tiempo real para: trabajar, comprar, socializar, aprender y entretenerse. Y ahí reside su atractivo, estos activos están respaldados por certificados a prueba de falsificaciones almacenados bajo tecnología blockchain. Aunque no se pueden visitar físicamente.

¿Quieres profundizar en qué es un metaverso y los diferentes tipos que existen? Con la formación en Gestión empresarial de INESEM podrás convertirte en todo un experto/a.

¿En qué consiste la economía de metaverso?

A modo de resumen, el metaverso es un mundo virtual. Y para conectarnos a este, necesitaremos de una serie de dispositivos que nos harán pensar que estamos realmente dentro de este.

Sería como teletransportarse a un mundo totalmente nuevo, a través de gafas de realidad virtual y otros complementos que nos permitirán interactuar con él.

¿Cuál fue el origen del metaverso? La primera mención de este término se hizo en la novela de ciencia ficción Snow Crash, publicada en 1992. El autor usa la palabra metaverso para referirse a un espacio de realidad virtual y realidad aumentada que existe en Internet.

Pero fue en febrero de 2020 cuando surge el primer metaverso basado en una blockchain. En las parcelas o tokens no fungibles (NFT) de este proyecto, los usuarios tenías la posibilidad de crear cualquier cosa. Y en sus instalaciones virtuales pueden interactuar, así como comprar obras y accesorios digitales para sus avatares.

Características del metaverso

En 2006, más de una veintena de arquitectos tecnológicos, académicos y empresarios publicaron un documento llamado Metaverse Roadmap, que incluye cinco definiciones del mundo social que se avecina. Revisando estos conceptos, se pueden extraer tres características del metaverso:

  • Permanencia: el metaverso coexiste con la civilización humana y lo hará por mucho tiempo. Quiere decir que la existencia de este entorno virtual no se verá afectada por la quiebra o desaparición de una determinada empresa.
  • Descentralizado: el metaverso se rige por protocolos de código abierto. El derecho de formular e interpretar este acuerdo y las reglas relacionadas no podrán pertenecer o depender de una empresa o país.
  • Conexión en tiempo real e interacción dinámica: desde personajes virtuales e individuos reales en el mundo físico, hasta organizaciones y entidades, todos necesitan estar conectados, influenciados y co-evolucionados, y el metaverso será el entorno en el que se produzca.

Tipos de Metaverso

Podemos decir que existen varios tipos de metaverso, que pueden variar depende de quien tenga el control sobre ellos, el tipo de tecnología que se use y el tipo de economía que manejan. En general, se distinguen metaversos centralizados y descentralizados.

Metaverso centralizado

Son los que tienen un dueño y todo lo que puedas comprar dentro de ese entorno no es propiedad tuya, sino que es propiedad del dueño del metaverso.

Dentro de este campo destacan títulos de videojuegos como el mencionado Fortnite, un espacio virtual en el que se puede interactuar con gente, comprar complementos y que se puede tematizar si una marca quiere hacer una acción.

Metaverso descentralizado

Por otro lado, encontramos los metaversos descentralizados. Serían aquellos en los que los usuarios pueden comprar una propiedad y pasa a ser suya directamente, lo que da pie a que haya un vacío legal en el que tienen que intervenir los gobiernos. Es decir, se tiene la potestad y el control sobre eso y nadie puede hacer nada con ello.

Por ejemplo, Decentraland consiste en una plataforma de realidad virtual descentralizada que cuenta con parcelas que están a la venta, a cambio de la criptomoneda MANA.

Igualmente, existen otros tipos de metaversos. Por ejemplo, según los objetivos empresariales, Playoffnations. En este se trabaja con tres pilares fundamentales a la hora de trabajar los metaversos: tecnología, marca y viralización.

En caso de que se quiera mostrar el proceso productivo de una fábrica, dentro del B2B, lo mejor es crear un espacio virtual a medida, con una réplica del mundo real, en el que se pueda interactuar con todo. A modo de ejemplo, la incursión de Burger King en Fortnite, videojuego en el que han creado un entorno virtual inspirado en los restaurantes de la cadena en lugar de hacer un metaverso propio.

El metaverso y las criptomonedas

Con el nacimiento de nuevas sociedades dentro de mundos virtuales inmersivos, también se ha puesto en funcionamiento la economía del metaverso, donde las criptomonedas y los tokens no fungibles (NFT) desempeñan un papel fundamental, ya que son el dinero nativo del universo virtual.

Para formar parte de plataformas como The Sandbox, Decentraland o Axie Infinity, los usuarios deben tener monederos de criptomonedas. Y una de las más utilizadas en estos espacios es MetaMask.

La propiedad de los bienes en el metaverso está registrada mediante NFT, que se representan como un activo único, irrepetible y limitado en su cantidad.

De esta manera, cada proyecto posee una criptomoneda nativa para facilitar transacciones dentro de su plataforma. MANA, por ejemplo, es la moneda nativa de Decentraland. Y de igual manera, Sandbox usa SAND, mientras que Axie Infinity usa AXS.

En conclusión, el metaverso promete muchos avances tecnológicos en muy poco tiempo. Aunque todavía estamos muy lejos de poder conectarnos todos a un metaverso en el que interactuar. Falta desarrollar ese universo virtual, o una tecnología posible para conectarnos a él.

Sin embargo, durante los próximos años iremos viendo cómo se lanzan nuevos dispositivos que busquen conectarnos con esta nueva realidad virtual.

Categorizado en: Gestión Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School