Tendencias:
Cross docking

Todo lo que necesitas saber sobre el cross-docking

19/10/2023
Número de visualizaciones

El cross-docking es el término que se le da a una técnica logística que consiste en trasladar hacia una plataforma logística productos procedentes de diferentes proveedores para, una vez dentro de la plataforma, clasificarlos por destino y enviarlos a sus clientes.

Esta técnica logística de preparación de pedidos y distribución cobra sentido cuando los pedidos de nuestros clientes proceden de diferentes proveedores, permitiéndonos mover ágilmente mercancía con diferentes destinos.

Entre las características del cross-docking está la necesidad de una exhaustiva comunicación y coordinación entre las operaciones de almacén, por lo que es recomendable la utilización de sistemas electrónicos de información.

Ventajas principales

El cross-docking presenta grandes ventajas siempre y cuando esta técnica se ajuste a las necesidades logísticas de la empresa. Es útil para empresas que mueven mercancía constantemente y que cuentan con diversos proveedores y clientes.

Es frecuente que el movimiento de mercancías se realice sin la necesidad de almacenar primero la mercancía. De esta forma reducimos el tiempo de entrega y optimizamos las operaciones logísticas.

También reducimos costes, ya que eliminamos las tareas de almacenaje y preparación de pedidos.

Esta técnica logística también es utilizada para mover rápidamente productos perecederos, como la fruta y el pescado.

Funcionamiento del cross-docking

La mayoría de las empresas utiliza su almacén como punto intermedio que conecta el flujo de mercancías proveniente de los proveedores con la demanda de sus clientes. Es habitual que este flujo de mercancías sea discontinuo ya que la demanda y la oferta no están sincronizados.

Por esta razón almacenamos la mercancía, a la espera de recibir un pedido de un cliente.

Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías y las aplicaciones informáticas, cada vez es más fácil sincronizar ambos flujos, reduciendo el tiempo de almacenamiento y el tiempo de entrega.

Para que el cross-docking sea útil para la empresa es necesario que ambos flujos (proveedores y clientes) estén prácticamente sincronizados. De esta formar reducimos en cuatro las tareas que deben hacerse en la plataforma logística:

  1. Recepción de pedidos: Redirigimos el transporte de mercancías a un muelle previamente designado para su carga.
  2. Descarga y revisión: Procedemos a descargar la mercancía del camión.
  3. Identificación y desplazamiento: Identificamos la mercancía de la carga y comprobamos que no hay desperfectos. Después trasladamos los productos a su muelle de salida correspondiente.
  4. Carga del camión de salida: Durante su desplazamiento por las instalaciones, embalamos de nuevo la mercancía y la acumulamos en el muelle de salida. Por último, procedemos a cargarla en el camión llevándola a su destino.

Ya es frecuente encontrar máquinas clasificadoras que, por medio de cintas transportadoras y un sistema de clasificación, son capaces de distribuir automáticamente la mercancía por bocas de salida, marcando el ritmo al operario, con el fin de reducir tiempo y abaratar costes.

Como ya hemos mencionado, el cross-docking no es un sistema aplicable a todo tipo de productos, por lo que la empresa que lo va a utilizar debe considerar las alteraciones que le va a producir en el resto de las operaciones y en la relación con el cliente.

Tipos de cross-docking

Aunque grosso modo, este es el funcionamiento del cross-docking, existen diferentes tipos que pueden cambiar algunos de los pasos establecidos:

  1. Cross-docking predistribuido

El proveedor es quien se encarga de la preparación de los pedidos, ya que es un actor integrado dentro de la cadena de suministro. Los operarios de la plataforma logística se limitan a recibir la mercancía, identificarla y cargarla en el camión designado sin necesidad de manipular la mercancía.

  1. Cross-docking consolidado

Aquí los operarios, además de hacer las tareas mencionadas en el cross-dockign predistribuido, deben manipular la mercancía, clasificándola y adaptándola a las necesidades de nuestro cliente.

En otras palabras, deberemos adaptar la carga recibida del proveedor a las exigencias de nuestros clientes.

Un ejemplo frecuente es la organización de la carga en paquetes más pequeños, es decir, si recibimos palets compuestos de 100 unidades, nosotros deberemos agruparlo en packs más pequeños (entre 10 y 25 unidades), dependiendo de lo que nos exija nuestro cliente.

Por último, movemos la mercancía a su muelle de salida y procedemos a su carga.

  1. Cross-docking híbrido

Aquí mezclamos ambas técnicas, el cross-docking con el almacenamiento tradicional de mercancías.

Con esta técnica, no toda la mercancía que recibimos sale de la plataforma, sino que queda almacenada temporalmente hasta que tengamos un nuevo pedido. De esta forma complementamos las mercancías que recibimos de un pedido con mercancía previamente almacenada.

Se trata de un cross-docking más flexible que los anteriores, permitiéndonos adaptarnos a una mayor variedad de situaciones, aunque también exige una mayor coordinación de los operarios en la plataforma logística.

 

Categorizado en: Gestión Empresarial

No hay comentarios

  1. Luciano Cevallos dice:

    Aprendiendo algo nuevo! Excelente, me parece super interesante… En ocasiones te preguntas como llega tu pedido desde China con tanta exactitud y con todos los detalles descritos en el pedido? Eh aquí una respuesta…

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Bienestar Tecnológico y Desconexión Digital

Bienestar Tecnológico y Desconexión Digital

Eduard Alcaraz
50 minutos
15/04/2024 17:00
LinkedIn: la Red Mundial que conecta a cualquier Profesional

LinkedIn: la Red Mundial que conecta a cualquier Profesional

Ana Cabello
1 hora
22/04/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School