Tendencias:
Medidas preventivas ambientales

¿Qué son las medidas preventivas ambientales en el trabajo?

29/02/2024
Número de visualizaciones

El entorno laboral es un aspecto crucial para la salud y el bienestar de los trabajadores, por lo que tener claras una serie de medidas preventivas ambientales en el trabajo es importantísimo para mantener unos niveles aceptables de seguridad y de confort.

La temperatura y la humedad junto con otros factores ambientales juegan un papel fundamental a la hora de establecer unas condiciones ambientales idóneas en los espacios de trabajo. En este artículo exploraremos esta problemática, incidiendo sobre todo en las medidas preventivas que ayudan a garantizar condiciones óptimas ambientales para el personal de la organización. Antes de iniciar el recorrido debemos tener en cuenta que las dos disciplinas preventivas que se encargan de ese aspecto de la seguridad y salud laboral, son la Higiene Industrial y la Ergonomía (concretamente la Ergonomía Ambiental).

Ambiente térmico: manteniendo el equilibrio

Las condiciones en el ambiente térmico en el lugar de trabajo son variables cruciales para la seguridad y el confort de los trabajadores. La temperatura, la humedad y la actividad física desarrollada en la jornada laboral afectan al equilibrio térmico del cuerpo humano. Cuando las condiciones ambientales son extremas, ya sea calor intenso o frío extremo, pueden surgir riesgos para la salud a corto plazo, como el estrés térmico. Por otra parte, incluso en condiciones más moderadas, el malestar térmico puede afectar a la productividad y al bienestar general de la plantilla, desde un punto de vista ergonómico.

El cuerpo humano tiene mecanismos naturales para regular su temperatura interna. La evaporación del sudor, la convección y la radiación son formas clave en las que el cuerpo intercambia calor con el entorno. Sin embargo, en situaciones de calor extremo, la evaporación del sudor se convierte en el principal mecanismo de enfriamiento. La convección y la radiación también desempeñan un papel importante, especialmente en ambientes más frescos.

El balance térmico: manteniendo la estabilidad

El balance térmico es esencial para garantizar que la temperatura interna del cuerpo se mantenga constante. La cantidad de calor que el cuerpo produce y pierde debe equilibrarse para evitar el estrés térmico. Factores como la actividad física, el metabolismo y las condiciones ambientales influyen en este equilibrio. La ecuación del balance térmico tiene en cuenta la producción de calor metabólico, la pérdida de calor por evaporación, convección y radiación, entre otros.

Reacción del cuerpo al estrés térmico

El cuerpo humano responde de manera diferente a las temperaturas extremas. En ambientes fríos, la vasoconstricción y la producción de calor aumentan para mantener la temperatura corporal. Sin embargo, la exposición prolongada al frío puede provocar hipotermia y otros problemas de salud. En contraste, el calor excesivo puede dar lugar a agotamiento por calor, calambres e incluso golpes de calor, que representan una amenaza grave para la salud.

La evaluación del estrés térmico implica medir diversos factores ambientales y fisiológicos para determinar los riesgos para la salud de los trabajadores. El índice de temperatura de globo húmedo (WBGT) es una medida comúnmente utilizada que tiene en cuenta la temperatura del aire, la humedad, la velocidad del viento y la radiación. Esta evaluación ayuda a establecer límites seguros de exposición y a implementar medidas preventivas adecuadas.

Medidas preventivas y protección

La prevención del estrés térmico en el lugar de trabajo requiere un enfoque holístico que aborde los focos de calor, el medio ambiente y las necesidades individuales de los trabajadores. Entre las medidas preventivas en el medioambiente de trabajo que pueden adoptarse encontramos la ventilación adecuada, el uso de equipos de protección personal y la implementación de protocolos de trabajo seguros. Además, es fundamental proporcionar capacitación y educación sobre el reconocimiento de síntomas y la prevención de lesiones relacionadas con el calor o el frío.

Control del estrés térmico

En ambientes donde el calor es un factor preocupante, se deben aplicar sistemas de control adecuados. Esto incluye la instalación de sistemas de ventilación que ayuden a mantener una temperatura confortable y reducir el estrés térmico. Además, se pueden utilizar aislamientos para minimizar la transmisión de calor y recubrimientos en objetos calientes para prevenir la radiación excesiva, que es una de las mejores medidas preventivas en el medioambiente de trabajo que se pueden adoptar.

Para exposiciones cortas, es fundamental proporcionar a los trabajadores prendas de protección como trajes refrigerados o intercambiadores de calor respiratorios. En casos extremos, como en hornos altos, se pueden utilizar cabinas con aire acondicionado para garantizar el confort térmico de los empleados.

Es crucial actuar sobre los focos de calor, el medio de difusión y el individuo. Esto implica medidas como la prevención en el diseño de instalaciones, la ventilación adecuada de los espacios de trabajo y el control del calor metabólico de los trabajadores mediante descansos, reposición de líquidos y control médico periódico para evitar la hipertérmia.

Exposición al frío

Por otra parte, la exposición al frío también representa un riesgo importante para la salud y la seguridad laboral. Es fundamental reconocer los síntomas de hipotermia y tomar medidas preventivas para evitar efectos adversos.

Cuando la temperatura interna del cuerpo desciende por debajo de los 36°C, se pueden experimentar síntomas que van desde la reducción de la actividad mental hasta la pérdida de la consciencia. Por ello, es esencial proporcionar a los trabajadores ropa de protección adecuada, instalar sistemas de calefacción en áreas de trabajo y ofrecer capacitación sobre primeros auxilios y reconocimiento de síntomas de hipotermia.

Medidas correctoras

En situaciones donde los trabajadores estén expuestos a condiciones extremas relacionadas con el frío, se deben implementar medidas correctoras adicionales. Esto puede incluir la modificación de los ciclos de trabajo, la instalación de protecciones colectivas y la provisión de equipos de protección personal adecuados, como guantes y ropa térmica.

Es fundamental proporcionar una formación adecuada a los empleados sobre el reconocimiento de riesgos y la adopción de medidas preventivas. Además, se debe realizar un seguimiento médico regular para evaluar la salud de los trabajadores expuestos a condiciones ambientales extremas. ¡Descubre nuestro Master en Sistemas Integrados de Gestión (Calidad, Medioambiente y Prevención de Riesgos Laborales) + 10 Créditos ECTS!

Mantener un ambiente de trabajo seguro y saludable es una responsabilidad de los empleadores y un derecho por parte de los empleados. Al implementar medidas preventivas efectivas y promover la conciencia sobre los riesgos asociados con el estrés térmico, se puede crear un entorno laboral más seguro y productivo para todos.

Categorizado en: Gestión Integrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

LinkedIn: la Red Mundial que conecta a cualquier Profesional

LinkedIn: la Red Mundial que conecta a cualquier Profesional

Ana Cabello
1 hora
22/04/2024 17:00
Blockchain y el Futuro de las Monedas Digitales

Blockchain y el Futuro de las Monedas Digitales

Fernando Molina
45 minutos
29/04/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School