Tendencias:
Gestos que delatan: comunicación política

Gestos que delatan: Comunicación Política

13/06/2023
Número de visualizaciones

La convocatoria de elecciones siempre trae consigo una agenda electoral apasionante en la que la ciudadanía permanece expectante en cuanto a conocer los programas electorales, el calendario de mítines y un sinfín de acontecimientos propios de la cita electoral. No falta en esta atmósfera política la previsión de debates televisivos donde los analistas políticos ponen el foco, no solo en su comunicación política sino en su lenguaje no verbal que, en ocasiones, dicen más del candidato que sus palabras.

Ahora que se aproxima el terremoto político, es necesario que conozcas más acerca de la comunicación política, para que, como ciudadano/a tengas toda la información verbal y no verbal sobre la persona sobre la que se deposita la confianza en las urnas.

Ingredientes del debate electoral: Comunicación política y Sinergología

Los debates políticos son contiendas a nivel dialéctico y no verbal entre los candidatos a ganar unas elecciones del tipo que sean.

Al respecto, la comunicación política es más perceptible, ya que, se refiere a las palabras o los términos empleados por los políticos durante los intercambios de mensajes en el debate, la forma de expresar el discurso ante los medios de comunicación o la forma de hablar al público en general.

El debate electoral en lo que a la comunicación política se refiere exigirá de los candidatos el empleo de palabras que ofrezcan consistencia, credibilidad y coherencia a sus argumentos, poner a prueba la dinamización del discurso a lo largo del debate u ofrecer un discurso donde la empatía y la autenticidad sean la nota predominante.

En cambio, el lenguaje no verbal o lo que se conoce como sinergología, nada tiene que ver con lo que dicen las palabras, sino los gestos.

La sinergología se encarga de analizar el lenguaje corporal de los candidatos para decodificar su mensaje. Son muchos los gestos inconscientes o semiconscientes que mandan señales que actúan a modo de feedback hacia los interlocutores.

La importancia de la sinergología está en que, son muchas las ocasiones, en las que hay una distorsión entre las palabras de los candidatos y los movimientos inconscientes que realizan durante la trasmisión del discurso que, por otra parte, muestran realmente su postura ante el tema que se está discutiendo.

Lenguaje corporal en política: el Ying y el Yang de la credibilidad

A lo largo de la campaña política los candidatos se ven rodeados de asesores de comunicación que se encargan de instruirlos para conseguir un lenguaje corporal en política que refuerce el mensaje que desean transmitir.

Finalizados los debates políticos, son infinidad los tertulianos de diferentes medios de comunicación que hacen un análisis de la comunicación política desplegada durante su actuación y la calidad del lenguaje corporal en política de cada uno de los candidatos.

En este sentido, se pueden destacar algunos gestos propios del lenguaje corporal en política que pueden lograr un feedback positivo en los ciudadanos o por el contrario una pérdida de credibilidad que, en ambos casos, puede suponer la diferencia entre salir o no victorioso del proceso electoral.

Lenguaje corporal y comunicación política acertadas

Los gestos que se muestran en un debate electoral pueden producirse de forma inconsciente. Ahora bien, existe la posibilidad de entrenarlos para así lograr una comunicación política y un lenguaje corporal alineados.

El discurso político más efectivo deberá seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evitar fruncir el ceño. Un entrecejo relajado es signo de control de la situación, lo que inspira confianza y seguridad. Al contrario, es muestra de tensión.
  • Mantener contacto directo. Mirar a la cara de los otros candidatos o a las cámaras suponen un paralelismo con las personas que miran de frente, y que, también en el lenguaje corporal en política es signo de confianza y transparencia.
  • Respirar calmado y de forma constante. El autocontrol y la convicción que muestra la comunicación política de los candidatos se muestra evitándose hablar de forma atropellada, quedándose sin aire. Por este motivo, con este tipo de respiración, se logrará una comunicación más fría e inteligente.
  • Evitar la tensión en las manos y dedos. Erróneamente la ciudadanía puede pensar que gestos como los puños cerrados, el señalar con los dedos u otros similares suponen un signo de confianza. Al contrario, en base a la comunicación política y el lenguaje no verbal en política sucede que, unas manos relajadas, son signo de calidez y cercanía. Sucede lo mismo con el movimiento en las piernas y los pies.
  • Saludar de forma suave e igualitaria. La amabilidad en el saludo y la igualdad en cuanto a la forma es signo de un lenguaje corporal en política efectivo. Se recomienda incluso, mirar hacia todas las direcciones al saludar en aquellos debates en los que exista un gran número de observadores.

Lenguaje corporal y comunicación política delatadoras

La distorsión entre lo que se transmite con la comunicación política y el lenguaje corporal empleado supone una práctica muy desfavorecedora para los candidatos en un debate electoral.

Algunos de estos elementos delatadores son los siguientes:

  • Pestañear en exceso. A nivel neuronal, este gesto muestra la intención del candidato por salir de una situación en la que se siente atrapado a nivel mental.
  • Tensión en la mandíbula. Cuando existen dificultades a la hora de vocalizar o sienten una excesiva rigidez en los músculos de la mandíbula, a nivel de comunicación no verbal en política, es signo de temor a que sus pensamientos o sus sentimientos sean descubiertos.
  • Dejar de respirar un segundo. Este es un gesto de hipocresía o falsedad, ya que, supone un conflicto interno entre su comunicación política y su lenguaje no corporal. Tal es así que, en juegos como el póker es un gesto muy apreciado por sus jugadores para adivinar las cartas de los contrincantes.
  • Tocarse el rostro. El feedback que se recibe de los ciudadanos cuando el candidato se toca el rostro es de sentir que está mintiendo o se siente confundido.

El día después del debate político: Análisis Sinergológico

Finalizado el debate electoral, es más que habitual, que en las diferentes tertulias televisivas o en los diferentes medios de comunicación se haga un análisis de los gestos, el espacio o la comunicación política que se dio cita en este combate político.

Adelántate a resolver la pregunta sobre quién ganó el debate de ayer en lo que a comunicación política y comunicación no verbal se refiere analizando los siguientes aspectos citados por el Instituto Español de Sinergología:

  • Entorno. En un debate electoral se debe de tener en cuenta cualquier elemento que altere la corporalidad del candidato que se analiza. En este sentido, la existencia de ventanas, pareces, sillas u otros pueden hacer perder el foco en la posición corporal de los candidatos. Por este motivo, el tipo de atril, el lugar donde estén colocados los candidatos, la situación de las cámaras o del público son factores que pueden intimidar al candidato. Por ello, se tratará de eliminar cualquier elemento que incomode o condiciones el discurso de los candidatos.
  • Movimientos repetitivos. Existen gestos que los candidatos pueden realizar de forma repetitiva que pueden ser entendidos como tics o manías repetitivas que carecen de valor alguno a nivel de comunicación política. Ahora bien, estos gestos se podrán entrenar para eliminarse.
  • Indagación. Al respecto, el analista del lenguaje corporal en política debe mantenerse en un estado de lectura del lenguaje corporal del candidato centrándose en el feedback que aporta a otro candidato o analizando el momento en que se produzca un desliz no verbal entre lo que comunica y lo que transmite a nivel gestual.
  • Reacción corporal. La aparición de micropicores en zonas de la cara mostrarán rechazo; los movimientos en la posición de la silla, deseo de retirarse; o los movimientos con las manos o microrreacciones en la boca, malestar con el tema que se está tratando.
  • Microrreacciones no conscientes. Son aquellas reacciones corporales que no se pueden disimular, evitar o imitar. Se produce en intervalos de tiempo que no superan el cuarto segundo y necesitan de un conocimiento experto para detectarlas. Algunas de estas microreacciones pueden ser las pequeñas contracciones o dilataciones en la zona ocular, cambios en la frecuencia de parpadeo o movimientos instantáneos en los músculos de la zona de los labios.
  • Comunicación paraverbal. La comunicación política emplea a la hora de transmitir mensajes, de respetar un tomo, un timbre o una cadencia que provoque una reacción emocional positiva o negativa.

El debate electoral es la oportunidad que tienen los ciudadanos de conocer a sus candidatos y forjarse una idea del programa político que van a desarrollar. Consecuentemente, aporta mucho a la salud democrática que se analice la comunicación política y el lenguaje no verbal que se despliega en los debates electorales para sacar las conclusiones personales necesarias para realizar un voto útil.

Categorizado en: Jurídico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Por dónde Empiezo si quiero Emprender

Por dónde Empiezo si quiero Emprender

Ana Ye Zhang
55 minutos
08/04/2024 17:00
Bienestar Tecnológico y Desconexión Digital

Bienestar Tecnológico y Desconexión Digital

Eduard Alcaraz
1 hora
15/04/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School