Tendencias:
como trabajan las hormigas

¿Cómo trabajan las hormigas y qué podemos aprender de ellas?

27/03/2023
Número de visualizaciones

¿Qué puede hacer una sola hormiga? Es un pequeño animal frágil,  pequeño, prácticamente insignificante.  Todas las hormigas son importantes si las encuadramos dentro de la colonia, dentro de esa red de trabajo colaborativo  que ha sido objeto de tantas investigaciones. ¿Y sabes cómo trabajan las hormigas?

En una colonia de hormigas, cada una tiene un papel, una función que tiene que cumplir, y el éxito del equipo proviene de la coordinación y la especialización de sus componentes.

¿Qué tipos de hormigas existen?

Es sorprendente como trabajan las hormigas: se dedican a  diferentes actividades según sus particularidades. Igual que  los grupos de trabajo, donde es necesaria la variedad, la interdisciplinaridad y que las cualidades de los miembros se complementen para que en conjunto se suplan las carencias individuales.

  • Las hormigas obreras: entre las tareas que realizan tenemos la búsqueda y recogida de alimento, ya que gracias a su talla, les resulta muy fácil moverse entre la vegetación y llegar a los sitios.  Su aprendizaje es fundamentalmente vicario, ya que observan a las hormigas más veteranas cuando hacen las rutas de búsqueda, para luego acabar saliendo de búsqueda ellas solas.
  • Las hormigas soldado: tienen la cabeza grande y la mandíbula fuerte para luchar y triturar alimentos duros. Su finalidad es protectora, dan seguridad a la comunidad.
  • Las hormigas recolectoras: mucho más fuertes y de mayor tamaño que las obreras, son las mejores para trasportar el alimento. Caminan con la carga a cuentas mucho más rápido que las obreras y tienen menor probabilidad de perderla por el camino.  En ocasiones, surgen disputas y confrontaciones entre las recolectoras y las obreras, que las últimas se empeñan en terminar  ellas mismas el trabajo y las recolectoras les arrebatan las semillas para asegurarse el éxito.
  • Las hormigas reina: son las de mayor tamaño y aladas hasta que son fertilizadas. Su labor, totalmente mecánica aunque vital para el crecimiento de la colonia, es poner  huevos casi constantemente.

Considerando como trabajan las hormigas, es natural que todas son imprescindibles; conocen perfectamente la meta final, su sistema de comunicación es muy eficaz y son conscientes completamente de la forma en la que contribuyen al objetivo de la comunidad. En la fauna empresarial, también encontramos distintos tipos de individuos, cada uno con una responsabilidad y con distintas habilidades, que pueden funcionar bien en solitario, pero fracasar como equipo.

Las técnicas de las colonias de hormigas ya se aplican en la informática o en la robótica para producir sistemas distribuidos para resolver problemas, y según lo visto, las conductas de esfuerzo cooperativo y eficacia en la ejecución podrían ser bastante útiles en los equipos de trabajo de  cualquier  empresa.

El trabajo en equipo es la habilidad de trabajar juntos hacia una visión común. Es el combustible que le permite a la gente común obtener resultados poco comunes.” Andrew Carnegie

¿Cómo trabajan las hormigas?

Coordinación y comunicación

Bien conocido es el comportamiento colaborativo de las hormigas. Desde recoger conjuntamente comida para alimentar a la reina y a sus crías hasta desplazar materiales para construir estructuras protectoras robustas en las que protegerse. En un espacio de trabajo este comportamiento podría traducirse en la unión de un equipo en el que todos sus integrantes aporten valor y fragüen una relación de confianza y compromiso con sus iguales y con su trabajo. Aparte, esta conducta también destaca el papel de la comunicación como elemento indispensable para coordinar fuerzas destinadas a la consecución de objetivos.

Roles definidos y repartición de tareas

Además, las hormigas trabajan rigiéndose por una estructura piramidal en cuya cúspide reside la reina. Como hemos explicado anteriormente, la hormiga reina es la más importante dentro de la colonia, y el resto de hormigas se subyugan a ella y la protegen a toda costa. Como consecuencia, toda la vida de las hormigas gira en torno a ella. De esta forma, los machos mueren cuando cumplen su mayor cometido: fecundar a la reina. Por su parte, las hormigas hembra se encargan de cuidar de las larvas y mantener en orden la madriguera.

Esta noble cualidad de las hormigas puede trasladarse al lugar de trabajo no como una fe ciega incuestionable hacia el líder, sino enfatizando la repartición equitativa de roles y la asignación de tareas. Así como todas las hormigas tienen claro su cometido, en una organización de trabajo todo el mundo debe cumplir un rol y actuar de forma coordinada y diligente. A su vez, un navío no puede navegar sin timonel, por lo que en un grupo siempre ha de haber un líder que marque el camino a seguir.

Compromiso y diligencia

Otra virtud de las hormigas aplicables al equipo de trabajo es su tesón por defender la colonia. Todas las noches un grupo de hormigas soldado protegen pertinazmente la colonia, de manera que quedan expuestas a cualquier peligro con el único fin de salvaguardar el bienestar del resto de la colonia. Su compromiso y su disciplina impávida son un ejemplo para cualquier ejemplo de equipo de trabajo, ya que todos los integrantes han de mostrar un compromiso decido con sus funciones.

Identificación eficaz de necesidades

Por último, cabe mencionar que la hormiga reina se encarga de suplir cualquier pérdida en materia de vida animal. Es decir, si un grupo de hormigas muere, inmediatamente la reina producirá un repuesto para mantener equilibrada y sana la composición de la colonia. De igual forma, un líder en un equipo de trabajo debe estar atento a las necesidades que se requieren para terminar el trabajo satisfactoriamente e incluir en su equipo a nuevos integrantes que puedan llevar a cabo las tareas que la labor exige.

Categorizado en: Gestión Empresarial

No hay comentarios

  1. ELIZABETH ROMELIA CHUQUISUTA SOTO dice:

    Hola, Carmen, es fantástico, lo publicado por la Teoría del hormiguero, siempre he admirado esa forma de trabajar en equipo…es para que más de uno las observe e intente imitarles…y, basta que una sola persona, reflexione y surja un cambio en la forma de ver el trabajo en equipo, será tu éxito, Carmen.Una situación igual ocurre con las abejas, verdad?. He disfrutado mucho con la lecturaUn cordial saludoE.R.CH. S.

    +7
    • Carmen Molina Castillo dice:

      Muchas gracias por tu comentario Elizabeth.
      Al igual que ocurre en las colmenas o en las colonias de hormigas, el trabajo colaborativo y en pro de la comunidad es mucho más común en el reino animal que en nuestra sociedad.
      En el caso de las personas, la falta de coordinación, los intereses individuales o las rivalidades dentro de los equipos hacen que el objetivo primordial quede en un segundo plano y finalmente, no se cumplan las metas. Todavía queda mucho por aprender, ya que hasta el más diminuto de los insectos nos da una lección sobre competitividad y organización eficiente.
      Un saludo,

      +5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

CRO: Cómo mejorar tu Tasa de Conversión

CRO: Cómo mejorar tu Tasa de Conversión

Yago González
1 hora 5 minutos
10/06/2024 17:00
¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

Marta Falcón
45 minutos
17/06/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School