Tendencias:
IPCC

IPCC: qué es y qué función tiene

03/01/2023
Número de visualizaciones

El IPCC, por sus siglas en inglés, se trata del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. Este grupo de expertos juega un papel esencial en la conservación del medio y, sobre todo, en la concienciación ambiental.

El aumento de la temperatura terrestre, como consecuencia de la quema de combustibles fósiles, se está produciendo de una manera acelerada. A raíz de esto, un cambio global va asociado y, este, puede tener (está teniendo) repercusiones en el mundo, tal y como lo conocemos.

Por tanto, la labor que tiene este grupo de expertos en la lucha contra el cambio climático se antoja clave para el futuro del planeta. A continuación, contamos qué es el IPCC y cuál es su función principal.

Origen del Panel de Expertos

El IPCC, órgano encargado de llevar a cabo la evaluación de los conocimientos relativos al cambio climáticos, presenta una dilatada trayectoria.

Tiene su origen en 1988, cuando la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) se unieron con el fin de facilitar evaluaciones periódicas sobre el cambio climático. Estos documentos, basados en la evidencia científica, pretendían exponer las repercusiones y posibles riesgos.

Por otra parte, también se pretendía establecer las distintas opciones existentes para adaptarse al cambio climático, al tiempo que se intentaban atenuar sus efectos negativos.

Dichas evaluaciones eran la base científica para que los gobiernos, a todos los niveles, pudieran utilizarlas para proponer políticas climáticas.

Actualmente, cualquier miembro de la OMM y de las Naciones Unidas puede participar en el IPCC, contando con 195 países. Aquí, un Grupo de Expertos, representativo de todos los miembros, son los que se unen con el fin de adoptar las decisiones clave.

¿Por qué es importante el IPCC?

Cientos de científicos y expertos, especialistas en la materia, forman parte, voluntariamente, de la evaluación del estado del planeta, cómo está afectando el cambio climático y las posibles consecuencias.

La principal función que tiene el IPCC es la de elaborar dichos informes sobre el cambio climático. Pero ¿por qué es interesante esta labor?

Pues bien, aunque dichos informes, además de la evaluación y las propuestas de mejora, no tienen un carácter preceptivo, sí son clave para proponer normativas futuras. Esto quiere decir que las proyecciones futuras, los riesgos asociados, así como su repercusión, pueden fomentar la creación de leyes y medidas que ayuden a combatir el cambio climático.

El IPCC no realiza una actividad investigadora propia, sino que estudia multitud de publicaciones científicas para obtener conclusiones. Esta función investigadora y de revisión científica ayuda a ofrecer diversos puntos de vista.

¿Por qué son importantes sus informes?

A lo largo de su historia, el IPCC ha presentado cinco informes exhaustivos. En ellos, como se viene diciendo, se examinó la evidencia climática del momento, siendo el primero de 1990, seguido de otros en los años 1995, 2001, 2007 y, un quinto en 2014.

Actualmente se está elaborando el sexto informe, cuyo borrador ya ha sido presentado, y que se espera que esté listo en las próximas fechas.

Teniendo en cuenta los antecedentes de cambios observados en el sistema climático y los impactos observados a corto y largo plazo, se incrementó la preocupación sobre la intensificación de estos procesos en el futuro y cómo afrontarlos.

Aquí juegan un papel calve las proyecciones del cambio climático del IPCC, ya que presentan la posible evolución del planeta ante situaciones diversas.

Dichas proyecciones son simulaciones de cómo puede evolucionar el clima en los siguientes años, todo basado en modelos climáticos globales. Estos pueden “regionalizarse” ya que, en multitud de ocasiones, las zonas se ven influenciadas por factores como la orografía, vegetación, cercanía a zonas húmedas o el uso que se le da al suelo.

¿Qué repercusión han tenido?

Desde la primera publicación, en el año 92, se ha tenido presente que el cambio del clima ya era algo inevitable y que, por tanto, además de las medidas preventivas para mitigarlo habría que adaptarse a estas condiciones climáticas.

Estos informes, denominados como Assessment Report (AR), han servido como catalizadores para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ejemplo, en el AR2, los países responsables del 55% de dichas emisiones se comprometieron a reducirlas en un 5% para el periodo 2008-2012.

No todos los firmantes lo cumplieron, algunos se desvincularon del acuerdo y, además, otros países emergentes (que no estuvieron presentes en dicho acuerdo) fueron causantes de un gran aumento de los gases efecto invernadero.

Los distintos informes han conseguido demostrar el origen antropogénico del actual cambio climático. Es más, el AR5 ha establecido distintos escenarios en base al volumen emitido de gases de efecto invernadero. Esto dio lugar a lo firmado en el Acuerdo de París, (COP21), que pretende limitar la subida de temperatura media a 2º C para 2100.

El sexto informe, aún por completar, ha puesto de manifiesto que, por cada medio grado de calentamiento global, se provocan aumentos perceptibles en la intensidad y frecuencia de olas de calor y fuertes precipitaciones, así como sequías agrícolas y ecológicas en algunas regiones.

Ya no hay mucho margen de maniobra, considerándose que el aumento de temperatura es inevitable (superando las barreras de 1,5 – 2º C) si no se reducen, drásticamente, las emisiones.

Por tanto, nos encontramos ante una situación límite que, quizás, se ha ido prolongando debido a que no eran “demasiado evidentes” las consecuencias. Cada vez son más y mayores, por lo que debemos de llevar a cabo una actuación rápida y eficaz para evitar que las consecuencias sean catastróficas para la humanidad.

Categorizado en: Gestión Integrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Crecimiento Empresarial en Entornos de Incertidumbre

Crecimiento Empresarial en Entornos de Incertidumbre

Jesús Blanco
50 minutos
13/05/2024 17:00
Cambiar el Mundo con la Agenda 2030

Cambiar el Mundo con la Agenda 2030

Blanca Romero
45 minutos
20/05/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School