nuevo tratamiento para el cancer de pancreas.

El cáncer de páncreas en el punto de mira: Nueva estrategia de inmunoterapia

15/06/2022
Número de visualizaciones

El cáncer de páncreas: El enemigo silencioso

El cáncer de páncreas es a día de hoy uno de los tumores con peor pronóstico y con mayores complicaciones a la hora de aplicar un tratamiento eficiente. Por lo general, cuando un paciente es diagnosticado de adenocarcinoma pancreático, suele ser demasiado tarde y los días están contados. Sin embargo, con esta nueva estrategia, hay esperanza para el paciente y sus familiares.

Normalmente, el cáncer de páncreas se presenta como asintomático en sus primeras fases o bien lo hace con síntomas un tanto inespecíficos. Este es el principal problema de esta enfermedad. Cuando todavía hay cabida para la esperanza, no se manifiesta, creciendo de forma silenciosa, para finalmente dar la cara cuando se ha vuelto prácticamente incontrolable. El síntoma más frecuente que se reporta en este caso es un dolor epigástrico que se irradia a la zona dorsolumbar, pero otros síntomas asociados pueden ser la ictericia, diabetes mellitus y caquexia entre otros.

Otro problema bastante relevante que se presenta con los adenocarcinomas de páncreas es que en su mayoría son irresecables, es decir, que no pueden extirparse mediante cirugía. Solo en el 20% de los casos es posible recurrir a la cirugía (cuando el adenocarcinoma presenta un tamaño inferior a 6 cm y no presenta metástasis o invasión de tejidos vasculares).

Los científicos sacan la artillería pesada: nuevo tratamiento contra el cáncer de páncreas

Afortunadamente, la esperanza parece no estar del todo perdida. Recientemente se ha publicado un artículo en la revista The new england journal of medicine donde se detalla un nuevo método de inmunoterapia para frenar el avance de este cáncer.

Esta terapia dirigida se basa en que las células de un adenocarcinoma pancreático presentan una mutación somática en el protooncogén KRAS (cuyo producto es el responsable en gran medida de la formación del tumor). Esto las hace susceptibles a dividirse de forma descontrolada, siendo además prácticamente invisibles ante el sistema inmune, concretamente ante las células T citotóxicas o CD8+.

En el año 2020, los investigadores que han desarrollado el método tomaron a una paciente de 71 años con metástasis progresiva de adenocarcinoma pancreático que ya se había sometido sin éxito a otros tratamientos de quimioterapia. Para llevar a cabo esta técnica, extrajeron de su sangre periférica células mononucleadas que trataron in vitro para producir su diferenciación en células T. Mediante técnicas de ingeniería genética estas células fueron reprogramadas, de forma que el receptor de membrana encargado de unirse al HLA (complejo mayor de histocompatibilidad) reconociese específicamente a la proteína KRAS mutada de las células tumorales.

Las células modificadas se seleccionaron mediante citometría de flujo y se transfirieron a la paciente nuevamente. Del mismo modo, la inmunoterapia fue combinada con tratamientos de quimioterapia para incrementar las posibilidades de éxito.

¿El cáncer de páncreas ha caído en combate?

Los resultados del estudio son bastante reveladores, sorprendentes y esperanzadores. A la paciente se le realizó un seguimiento mediante tomografía del estado de su adenocarcinoma, revelando una palpable disminución de su tamaño a los 85 días tras la transfusión de las células T autólogas reprogramadas. Dicho con otras palabras, las lesiones derivadas del tumor habían desaparecido casi por completo.

Del mismo modo, otro dato que sorprendió profundamente a los investigadores es que una vez pasados seis meses de la transfusión, en el torrente circulatorio de la paciente seguían encontrándose células T modificadas.

Un ejemplo de resiliencia y de actitud positiva...

El nombre de la protagonista de esta historia es Kathy Wilkes, que a pesar de no estar completamente curada, se encuentra bastante contenta. Su tumor, que ya presenta un tamaño muy reducido, no ha manifestado signos de seguir creciendo.

La señora Wilkes fue diagnosticada con esta patología en el año 2018, y tras tener que pasar por el calvario de ocho sesiones de quimioterapia, además de una operación para extirpar parte de su páncreas, su tumor siguió creciendo.

Sintiéndose decepcionada, investigó por su cuenta otras posibilidades, hasta que se topó con un artículo publicado en el año 2016 que versaba sobre un tratamiento experimental que permitió a una paciente de 60 años superar la enfermedad. La idea no desapareció de su cabeza, y puesto que los médicos no le ofrecían otra alternativa más allá de la quimioterapia, decidió ponerse en contacto con el Investigador principal del equipo que había publicado el estudio, el Doctor, Eric Tran. Se ofreció como voluntaria para probar este tratamiento experimental, y los resultados saltan a la vista.

La señora Wilkes es todo un ejemplo de resiliencia, un ejemplo de que siempre hay que agotar todas las posibilidades antes de tirar la toalla.

Por supuesto, esto supone además un gran paso para la biomedicina. Si bien el tratamiento sigue en fase experimental, arroja luz sobre las sombras de una enfermedad que aun a día de hoy, acaba terminando en tragedia.

Si deseas conocer más sobre cuestiones relacionadas con la biomedicina, la genética y la biología molecular, no te pierdas nuestro Curso de Biología Molecular y Citogenética.

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School