Tendencias:
Diferencias entre diabetes tipo 1 y 2

Diferencias entre la diabetes tipo 1 y 2

05/10/2022
Número de visualizaciones

Ya que existen diversos tipos de diabetes, en los que el tratamiento, el desencadenante, la evolución y la sintomatología en el diagnóstico se diferencian bastante.

La diabetes mellitus es un trastorno metabólico que se caracteriza por la presencia de hiperglucemia (que es la elevación de la concentración sanguínea de glucosa) como resultado directo de la falta de insulina o de la insuficiencia de insulina. En este artículo explicamos las diferencias entre diabetes tipo 1 y 2. 

¿Qué tipos de diabetes mellitus existen?

La diabetes mellitus se clasifica en cuatro categorías atendiendo al mecanismo que causa la hiperglucemia:

La diabetes Tipo 1: llamada antiguamente diabetes mellitus insulinodependiente o diabetes de inicio infanto-juvenil. Se caracteriza por la destrucción de las células beta, que son productoras de insulina. Esto provoca una insuficiencia absoluta de insulina y se precisa de insulina exógena para el control de la glucemia.

La diabetes Tipo 2: llamada antiguamente diabetes mellitus no insulinodependiente o diabetes de inicio en la madurez. Se caracteriza por tener resistencia a la insulina con defectos variables en la destrucción. En este caso no hay destrucción de islotes B pancreáticos. Suele asociarse a edades más avanzadas, frecuentemente a partir de los 40 años, pero también se diagnostica en niños y adolescentes con obesidad, que, junto con la diabetes gestacional y los antecedentes familiares de diabetes, se asocian con la diabetes tipo 2. Su tratamiento se basa en la dieta, evitar la vida sedentaria, a veces con fármacos orales y también con insulina.

La diabetes gestacional, que puede aparecer en el embarazo y luego se puede revertir o derivar en una diabetes tipo 2.

O bien otros tipos de diabetes, tales como defectos genéticos en la función de los islotes pancreáticos o en la acción de la insulina, entre otros.

¿Por qué se caracteriza la Diabetes Mellitus?

Para analizar la diabetes es importante tener en cuenta unas cualidades que la distinguen:

En primer lugar, es una enfermedad crónica que no tiene cura y que necesita de cuidados constantes, con el objetivo de optimizar el control metabólico sin empeorar la calidad de vida.

Es muy frecuente, afecta a un amplio margen de la población y su incidencia y prevalencia aumentan constantemente.

Puede afectar a un intervalo amplio de edades, desde niños pequeños hasta personas de edad avanzada. La incidencia de Diabetes tipo 2 ha aumentado en niños debido al aumento de la obesidad infantil.

Los avances médicos en su tratamiento han aumentado la longevidad y mejorado la calidad de vida de las personas con diabetes gracias al autocontrol de la glucemia, al uso de estos datos para modificar la pauta farmacológica y los hábitos de vida para cumplir el plan terapéutico.

La diabetes puede afectar a muchos órganos y puede causar complicaciones graves derivadas de la elevación de la glucosa en sangre y del daño de esta sobre los vasos sanguíneos y nervios, provocando complicaciones crónicas como retinopatía, nefropatía, enfermedad cardiovascular y neuropatía. Además, las personas con diabetes también pueden sufrir complicaciones agudas derivadas de enfermedades y del tratamiento, como hipoglucemias, cetosis…

¿En qué consiste la Diabetes tipo 1?

Se caracteriza por la destrucción autoinmune de las células beta-pancreáticas provocando una disminución total de la secreción de insulina, lo que en el paciente se traduce como la necesidad de recurrir a insulinas exógenas.

Representa entre el 5-10% de los casos de diabetes y su máxima incidencia se da entre los 10-15 años.

Los factores que se asocian a su aparición son: ambientales, genéticos y autoinmunes. Debido a una predisposición genética, algunas personas son más sensibles a los factores ambientales. Así sabemos que en gemelos si uno padece la enfermedad, el riesgo del hermano se eleva de 25-50%. Si el padre o la madre padece diabetes, también se eleva el riesgo.

Al diagnosticar la diabetes tipo 1, se utiliza la determinación del péptido C para comprobar si el paciente es capaz de secretar insulina endógena. Si no hay péptido C quiere decir que se ha producido una insuficiencia total de las células beta, diagnosticándose la diabetes tipo 1.

Conocemos también la asociación de diabetes tipo 1 con otras enfermedades autoinmunes tales como tioroiditis, celiaquía, enfermedad de Addison, enfermedad de Graves, anemia perniciosa…

Su presentación es brusca y aguda a menudo con un cuadro de cetoacidosis.

¿En qué consiste entonces la Diabetes tipo 2?

En cuanto a la Diabetes tipo 2, es más frecuente que el tipo 1 y representa hasta el 90% o más de todos los casos de diabetes.

Las personas que presentan un riesgo elevado de sufrir diabetes tipo 2 son:

– Las que presentan obesidad (más del 20% por encima de su peso corporal ideal)

– Tienen un familiar con diabetes.

– Se les ha diagnosticado diabetes gestacional o han dado a luz a un recién nacido de más de 4,1 Kg.

– Tienen una presión arterial elevada (de 140/90 mmHg o superior).

– Presentan una concentración de HDL baja (menor de 35 mg/dl).

– Presentan una concentración de triglicéridos elevada (superior a 250).

– Vida sedentaria.

– Consumen grandes cantidades de alcohol.

– Tienen valores alterados de glucosa en ayunas (100-125) o glucosa alterada en el test de sobrecarga (menor de 199 a las 2 horas).

– Edad avanzada, ya que más del 40% de los pacientes diabéticos tiene 65 años o más.

– Y el uso de medicación como diuréticos y corticoides incrementan el riesgo de padecerla.

La diabetes mellitus tipo 2, al tener un comienzo más lento, ya que a veces se detecta tras varios años, se considera que se trata de una diabetes más leve, que normalmente se controla con dieta, ejercicio físico y fármacos orales.

Sin embargo, los pacientes que la presentan corren el mismo riesgo de sufrir complicaciones graves que los pacientes con diabetes tipo 1.

Conclusión

Estas son las principales diferencias entre diabetes tipo 1 y 2. Como conclusión, aunque tanto la diabetes tipo 1 y tipo 2 se caracterizan por hiperglucemia presentan diferentes signos y síntomas. Si quieres aprender sobre estos y otros temas relacionados con la alimentación y la salud, te invitamos a consultar nuestro completo Máster en Dietética y Nutrición.

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

CRO: Cómo mejorar tu Tasa de Conversión

CRO: Cómo mejorar tu Tasa de Conversión

Yago González
1 hora 5 minutos
10/06/2024 17:00
¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

Marta Falcón
45 minutos
17/06/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School