Tendencias:
Envejecimiento saludable

Envejecimiento saludable: Cómo los fisioterapeutas pueden prevenir caídas y lesiones en adultos mayores

17/07/2023
Número de visualizaciones

A medida que nos acercamos a la vejez y alcanzamos los 65 años, es importante considerar cómo mantenernos física, cognitiva y emocionalmente activos. Las personas de edad enfrentan desafíos específicos, y uno de ellos es el riesgo de caídas y lesiones. Sin embargo, los fisioterapeutas desempeñan un papel crucial en la promoción de la seguridad y el bienestar en esta etapa de la vida. ¿Quieres descubrir cómo alcanzar el envejecimiento saludable?

En este artículo, exploraremos cómo los fisioterapeutas pueden ayudar a las personas de edad a prevenir caídas y lesiones, y cómo su intervención puede contribuir a un envejecimiento saludable y una mejor calidad de vida. ¡Empezamos!

Evaluación de riesgo de caídas

Existen diferentes pruebas y evaluaciones que se utilizan para valorar el equilibrio y la marcha en personas mayores. Aquí te presento alguna de las pruebas más comunes:

  • Prueba de equilibrio unipodal: Se debe mantener el equilibrio sobre un solo pie durante un período determinado de tiempo. Se evalúa la capacidad para mantenerse estable y sin apoyo.
  • Prueba de Romberg: En esta prueba, el individuo se coloca de pie con los pies juntos y los ojos cerrados. Se evalúa la capacidad para mantener el equilibrio sin la ayuda de la visión.
  • Prueba de Tinetti: Esta escala es la más utilizada para valorar el riesgo de caída en la geriatría, ya que es una evaluación completa que valora tanto el equilibrio como la marcha. Se analizan diferentes aspectos como la postura, la estabilidad, el inicio de la marcha, la longitud del paso, la simetría de la marcha, etc.
  • Prueba de levantarse y caminar o Timed Up and Go (TUG): En la evaluación TUG, se cronometrará el tiempo que tarda en levantarse de la silla, preferiblemente sin emplear los brazos, desplazarse hasta una marca ubicada a una distancia de 3 metros, asegurándose de que ambos pies sobrepasen dicha marca, girar y regresar a sentarse en la silla.

A través de estas pruebas podemos trabajar las pruebas en las que tenga más complicaciones y evitar a través de diferentes medios (acompañamiento, ayudas técnicas) las posibles caídas que pueda tener en un futuro y conseguir un envejecimiento saludable.

Entrenamientos de la coordinación y el equilibrio para prevenir caídas

En la tercera edad, es común experimentar un deterioro en la coordinación y el equilibrio debido a varios factores.

  • La disminución de la agudeza visual, la pérdida de audición y la reducción de la sensibilidad propioceptiva pueden dificultar la percepción de los movimientos.
  • Condiciones de salud crónicas como la enfermedad de Parkinson, ICTUS, la neuropatía periférica y las enfermedades degenerativas afectan negativamente la coordinación y el equilibrio.
  • Ciertos medicamentos para la presión arterial alta, los problemas cardíacos o los trastornos del sueño pueden causar mareos, debilidad muscular o falta de coordinación

Sin embargo, es posible mejorar y mantener la coordinación y el equilibrio a través de ejercicios en la propia casa del paciente, como puede ser:

  • Intentar que camine en línea recta guiándose por las marcas de las baldosas del pasillo, por ejemplo.
  • Deambular levantando las rodillas (marcha militar) para mejorar el despegue del pie en la marcha.
  • Realizar desplazamientos laterales, hacia ambos lados.
  • Andar de espaldas, intentando que realice el paso cada vez con mayor distancia.
  • Marcha a un ritmo rápido y añadiendo giros, para mejorar los cambios de dirección. Este ejercicio se puede realizar recorriendo la casa para ver donde tiene mas dificultad y hay más riesgo de caída.
  • Mantener durante 10 segundos el equilibrio sobre un pie, si tiene gran dificultad dejar que se apoye con las manos en el respaldo de la silla o sillón.

Beneficios del ejercicio físico en alteraciones cardiovasculares de la tercera edad

La actividad física regular es uno de los pilares fundamentales para un envejecimiento saludable. El ejercicio físico, como caminar, nadar, practicar yoga o ejercicios un poco más complejos como la petanca, donde se trabaja el equilibrio o la coordinación óculo-manual, no solo ayuda a mantener la salud cardiovascular, sino que también tiene beneficios significativos para la salud cognitiva y emocional a través de las relaciones sociales que llevan estas actividades físicas. Estudios han demostrado que el ejercicio físico regular puede mejorar la función cognitiva, ayudando a mantener la agudeza mental y reduciendo el riesgo de enfermedades como la demencia y el Alzheimer.

Además, el ejercicio físico regular tiene efectos positivos en la densidad ósea y la fuerza muscular. A medida que envejecemos, es natural que nuestra masa ósea disminuya y nuestros músculos se debiliten. Sin embargo, el ejercicio regular puede contrarrestar estos efectos negativos. Los ejercicios de resistencia, como levantar pesas o hacer ejercicios de fortalecimiento, ayudan a mantener la densidad ósea y la fuerza muscular, lo que reduce el riesgo de fracturas y caídas.

El papel del fisioterapeuta en las emociones surgidas tras una caída

El factor psicológico puede desempeñar un papel significativo en la tercera edad después de experimentar una caída. Las consecuencias emocionales y psicológicas de una caída pueden variar de una persona a otra, algunas de las formas que puede afectar a una persona mayor después de una caída incluyen:

  • El miedo a caer nuevamente puede llevar a la disminución de la participación en actividades físicas, sociales y recreativas, lo que puede tener un impacto negativo en la calidad de vida.
  • La pérdida de confianza puede llevar a una disminución de la autonomía y la independencia, ya que la persona puede volverse más dependiente de los demás para realizar tareas que antes realizaba por sí misma.
  • Las caídas recurrentes o el miedo constante a caer pueden contribuir al desarrollo de síntomas depresivos en personas mayores.

Por eso, a través de diferentes ejercicios, aumentando la dificultad y consiguiendo la confianza del paciente a lo largo de las sesiones, aumentaremos la autoestima del paciente y la motivación para que vaya realizando cada vez una vida más normalizada. Una de las claves en esta confianza es proponer unos objetivos reales a conseguir en cada sesión de fisioterapia.

¡Recomienda fisioterapia para envejecimiento saludable!

Ahora que ya conoces los beneficios de la fisioterapia con ejercicios y cuidados en la tercera edad. Fórmate con nosotros a través de nuestros diferentes Cursos y Master online para poder dar un tratamiento mejor en el ámbito de la geriatría.

Además, si estás interesado en conocer más acerca de esta formación u otras relacionadas con la salud, ¡Tu fisioterapeuta está aquí para ayudarte! ¿Qué tema te gustaría que tratemos en el próximo post? ¡Déjamelo en los comentarios!

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

CRO: Cómo mejorar tu Tasa de Conversión

CRO: Cómo mejorar tu Tasa de Conversión

Yago González
1 hora 5 minutos
10/06/2024 17:00
¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

Marta Falcón
45 minutos
17/06/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School