Tendencias:
la importancia de las proteínas

¿Sabes cuál es la importancia real de las proteínas?

19/02/2023
Número de visualizaciones

La importancia de las proteínas es tan que son uno de los nutrientes que no puede faltar en nuestra alimentación diaria, siendo un término ampliamente conocido, popularizado por las personas que buscan aumentar su masa muscular, y ahora nosotros te diremos ¿Qué es la proteína?

¿Conoces la importancia de las proteínas?

El nutriente más importante y responsable de muchas de las funciones en nuestro cuerpo es la proteína, esta se compone de “aminoácidos”, los cuales son pequeñas moléculas presentes en ella.  Gracias a ella, se lleva a cabo la construcción de los músculos, los tendones, los órganos y los tejidos del cuerpo; además participa en la producción de enzimas, hormonas y muchas más moléculas importantes para el organismo.

Ya que estamos buscando el mejor consumo de proteínas posibles, debemos prestar atención en la cantidad y calidad que consumimos. Es bueno contar con la guía de un especialista, ya que el consumo de proteínas depende de varios factores, como por ejemplo el estado de salud, la masa muscular y la edad.

Las proteínas de origen animal, son usualmente las mejores que podemos encontrar, y de las que más provecho podemos sacar; las podemos obtener especialmente en productos como el pescado o la carne, y ellas nos dan la dosis idónea de aminoácidos esenciales para que nuestro organismo funcione óptimamente.

¿Cuál es la importancia biológica de las proteínas?

Las proteínas son moléculas esenciales para la vida y desempeñan una gran variedad de funciones biológicas en el cuerpo humano. A continuación, se presentan algunas de las principales importancias biológicas de las proteínas:

Estructura y soporte

Las proteínas estructurales son esenciales para mantener la estructura de las células y tejidos del cuerpo. Ejemplos incluyen la queratina, que forma la estructura del cabello y las uñas, y el colágeno, que es esencial para la estructura de la piel y los huesos. El colágeno, por ejemplo, es la proteína más abundante en el cuerpo humano y es un componente clave de los tejidos conectivos como los huesos, la piel, los tendones y los ligamentos. Su estructura en forma de hélice proporciona una fuerza mecánica y una resistencia a la tracción, lo que lo convierte en un material ideal para la formación de tejidos resistentes. La queratina, por otro lado, es una proteína estructural que forma las capas externas de la piel, el cabello y las uñas. La estructura de la queratina proporciona una barrera protectora contra factores ambientales como la radiación UV, el agua y los productos químicos.

Enzimas

Las enzimas son proteínas que catalizan reacciones químicas en el cuerpo, lo que significa que aceleran las reacciones químicas sin ser consumidas en el proceso. Son esenciales para una amplia variedad de procesos biológicos, desde la digestión de los alimentos hasta la producción de energía en las células. La cadena de transporte de electrones en la mitocondria, por ejemplo, utiliza varias enzimas para producir ATP, la principal fuente de energía para las células. Por ejemplo, algunas enzimas importantes que podemos nombrar son:
  • Amilasa: es una enzima que se encuentra en la saliva y que ayuda a descomponer los carbohidratos en la boca durante la digestión.
  • Tripsina y la quimotripsina: son enzimas pancreáticas que descomponen las proteínas en el intestino delgado. L
  • Lactasa: es una enzima que descompone la lactosa, el azúcar presente en la leche, en azúcares simples que pueden ser absorbidos por el cuerpo.

Transporte de sustancias

Las proteínas de transporte se encargan de transportar moléculas y sustancias por todo el cuerpo. Estas proteínas son selectivas y solo transportan ciertas moléculas específicas a través de las membranas celulares. Esta función de las proteínas es crucial para el funcionamiento adecuado de las células y el cuerpo humano en general. Algunos ejemplos de proteínas transportadoras de sustancias son:
  • Hemoglobina: es una proteína de transporte que se encuentra en los glóbulos rojos y que ayuda a transportar oxígeno desde los pulmones hasta los tejidos.
  • GLUT4: proteína transportadora responsable del transporte de glucosa en las células musculares y adiposas.
  • Albúmina: transporta varios tipos de moléculas, incluyendo ácidos grasos y hormonas, en el torrente sanguíneo.
  • Bomba de sodio-potasio: mueve iones de sodio y potasio a través de la membrana celular

Almacenamiento de nutrientes

Las proteínas de almacenamiento de nutrientes son proteínas que se producen y se almacenan en el cuerpo cuando hay un exceso de ciertos nutrientes en la dieta. Te ponemos algunos ejemplos de proteínas de almacenamiento de nutrientes fundamentales para el funcionamiento del organismo:
  • Caseína: es una proteína que se encuentra en la leche y que sirve como fuente de aminoácidos para el crecimiento y desarrollo de los recién nacidos.
  • Ovoalbúmina: se encuentra en la clara de huevo y proporciona una fuente de nutrientes para el desarrollo del embrión.
  • Ferritina: se encuentra en las células del hígado y el bazo y que almacena hierro en el cuerpo.

Defensa inmunológica

Las proteínas de defensa ayudan al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades. Ejemplos incluyen los anticuerpos, que son proteínas producidas en el sistema inmunológico por los linfocitos B para identificar y neutralizar sustancias extrañas en el cuerpo. Los anticuerpos se unen específicamente a los antígenos, que son sustancias extrañas como bacterias, virus y otros patógenos. De esta forma, marcan los patógenos para que las células inmunitarias como los fagocitos puedan eliminarlas o neutralizarlas los patógenos directamente. Además, entre estas proteínas también se incluyen las citoquinas, que regulan y coordinan la respuesta inmune. Estas activan células inmunitarias, como los linfocitos T y B, para combatir infecciones y también pueden regular la inflamación y la respuesta inmunitaria en el cuerpo.

Regulación de procesos biológicos

Las proteínas reguladoras modulan la expresión génica y otros procesos biológicos en el cuerpo como el metabolismo. Muchas proteínas actúan como enzimas que catalizan reacciones químicas específicas en el cuerpo, y su actividad puede ser regulada a su vez por otras proteínas. Ejemplos incluyen las hormonas, que son proteínas que actúan como mensajeros químicos para controlar diversas funciones del cuerpo, como el crecimiento y el metabolismo. Por ejemplo, las proteínas cinasas y las fosfatasas son proteínas que regulan la actividad de otras proteínas mediante la adición o eliminación de grupos fosfato. Estos cambios pueden activar o desactivar las proteínas diana y controlar procesos como la división celular y la señalización intracelular.

Aumentando la masa muscular con proteína

La masa muscular aumenta bajo un principio básico y sencillo, debemos consumir más proteína de la que perdemos. Además de aumentar nuestra ingesta de proteínas (en caso de que nuestro objetivo sea el incremento de masa muscular), debemos realizar ejercicios de levantamiento de pesas. De esa manera estas entrarán en acción desarrollando nuestros músculos.

Los expertos en el campo de las proteínas aún no tienen una medida estándar sobre la cantidad que debe consumirse de proteínas. Sin embargo, se estima que se deben ingerir al menos 2,2 gramos de proteína por cada kilogramo de peso.

Perdiendo peso con proteínas

También este proceso parte de un proceso básico y sencillo en el cual se debe ingerir menos calorías que la cantidad que se quema (es mucho más sencillo que quemar más calorías que las que se consumen, pues sería un problema si el consumo de calorías fuese muy alto).

Afortunadamente, la proteína reduce el apetito, lo que disminuye de manera automática y natural el consumo de calorías, ya que da la sensación de saciedad necesaria para disminuir la ingesta de alimentos diarios. Además, el consumo de proteínas también aumenta el metabolismo. Lo más impresionante de la proteína, es que previene la recuperación de peso perdido además de conservar la masa muscular, ya que constantemente se encuentra quemando una pequeña cantidad de calorías.

¿Cuándo debemos incrementar el consumo de proteínas?

Las personas que tienen más actividad diaria, necesitan un mayor consumo de proteínas en comparación con las personas con un estilo de vida menos activo (más sedentario).

Es decir, aquellas personas que ejercen un mayor esfuerzo físico, o que practican algún deporte de intensidad y resistencia, necesitarán aumentar el consumo de proteínas en cantidades notables. Las personas mayores deben consumir 50% más de proteínas que las personas jóvenes o de edades medias. De esta forma, evitarán problemas de salud como la sarcopenia (pérdida de la masa muscular) o la osteoporosis.

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School