Tendencias:
conoce los beneficios del beso

Beneficios del beso

13/04/2023
Número de visualizaciones

Hoy se celebra el Día Internacional del beso, y nosotros hacemos nuestro particular tributo a esta celebración, y os quiero hablar no solo de los numerosos beneficios del acto de besarse sino de algunas connotaciones, cuanto menos anecdóticas, de los besos.

Según numerosos estudios científicos el beso no solo es una muestra de amor (fraternal, amistoso, romántico…) sino que los beneficios del beso a nivel físico y sobre todo emocional para el individuo, por tanto, podemos afirmar que los besos son terapéuticos.

¿Cuáles son los beneficios del beso?

Ayudan a seleccionar una pareja compatible

Algunos estudios estiman que los besos juegan un papel importante en nuestra toma de decisiones a la hora de juzgar si somos compatibles con una pareja o no. Al fin y al cabo, el beso nos acerca o nos aleja de una pareja potencial para valorar nuestra compatibilidad basándonos en los sentidos. Además, nuestro sentido del olfato puede percibir feromonas cuando nos acercamos a otras personas para mantener un contacto más íntimo.

Te hacen feliz

Los besos desencadenan un torbellino de sensaciones agradables, ya que revolucionan a hormonas como la oxitocina, conocida también como la hormona del amor, y la dopamina, una hormona que se asocia con la felicidad y la atracción. Algunos estudios comparan un buen beso con el efecto de algunas drogas como la heroína o la cocaína.

Como ya es conocido, el acto de besar estimula la liberación de péptidos opioides endógenos, o lo que es lo mismo, endorfinas, comúnmente denominadas moléculas de la felicidad, ya que son las responsables de producir estados de placer y ayudan a aliviar los síntomas de estados depresivos. Por este motivo se considera que las personas con niveles bajos de endorfinas suelen ser más propensas a la depresión, la irritabilidad y la apatía.

Pérdida de calorías

A nivel físico, el contacto que realizamos al dar un beso ejercita unos treinta músculos faciales, es por este motivo por lo que se llega a determinar incluso que besarse quema unas cuantas calorías (debido a la activación de la circulación sanguínea y elevación de pulsaciones que implica la movilización de dichos músculos).

Potencian tu microbioma

Si te planteas exactamente qué ocurre durante un beso en su sentido muy básico, es un mecanismo que conlleva el intercambio de miles de gérmenes por medio de la boca con otra persona. Un beso francés de 10 segundos puede transmitir hasta 80 millones de bacterias entre dos personas y, aunque pueda sonar un tanto repulsivo, puede enriquecer nuestro microbioma aportándole un abanico variado de bacterias. Así pues, los besos son también una forma de potenciar el sistema inmune.

Reducen el estrés

¿Estás buscando un antiestresante natural? Los besos son una solución magnífica. Otro beneficio del beso es que disminuye los niveles de estrés, debido a que el acto de besarse reduce la producción de cortisol, la hormona que segregamos cuando estamos estresados.Hay estudios que relacionan los besos con un nivel de estrés y colesterol inferiores. En un experimento con una duración de seis semanas, se escogió a 52 adultos sanos en relaciones de pareja. A un grupo se le encargó que se besaran más de lo habitual, mientras que el otro grupo solo debía seguir con su vida. Pues resultó que el grupo que besaba con más frecuencia había experimentado una bajada de colesterol y estrés.

Basándose en todo esto, y avalado por numerosos estudios, se puede concluir que besarse con asiduidad ayuda a enfermar menos y a prolongar los años de vida de la persona.

Evita el deterioro dental

Los besos ayudan a mantener una buena salud dental, puesto que estimulan las glándulas salivales, que a su vez provoca un incremento en la producción de saliva. Esta lubrica la boca, ayuda a tragar los alimentos y previene que los restos de comida se queden adheridos a los dientes. Es por ello que uno de los beneficios de los besos en la salud es que protegen contra las caries y otras infecciones motivadas por la presencia de sarro en la dentadura.

El beso como elemento cultural

Pues curiosamente su origen no tiene que ver con la atracción sexual sino con la maternidad, y se remonta a la época del Hombre de Cromagnon, donde las mujeres masticaban la comida en su boca para alimentar a sus hijos durante la etapa en la que aun estos no podían masticar y que se prolongaría hasta la aparición de los dientes.

Como anécdota os contaré que ya existe una ciencia que estudia estos aspectos y otros muchos relacionados con el beso, y cuyo término fue acuñado en 2009 por la Advancing Science Serving Society, y es la Filematología (viene del  término griego “filema”, que significa beso).

Por otra parte, el beso como bien sabemos, se utiliza como elemento cultural en el ámbito social para saludar o mostrar afecto, y es precisamente ese componente socializador el que hace que debamos conocer las costumbres de otros países o culturas para no vernos inmersos en situaciones sorprendentes e incluso incómodas:

  • En nuestro país lo típico es dar dos besos en las mejillas como saludo o acto de presentación.
  • De igual manera ocurre en Italia, donde utilizan dos besos para saludar, pero comenzando por la mejilla izquierda.
  • En la cultura oriental no se utiliza el contacto físico para saludarse (ni siquiera el apretón de manos), siendo de mal gusto para dicha cultura besarse en público.
  • En Latinoamérica se da solo un beso como forma de saludo.
  • En países como Francia, Suiza o Bélgica son tres los besos que se dan al saludarse; y en algunas regiones de Rusia son seis (y algunos de ellos en la boca). Una connotación llamativa del beso en este país, es besarse entre hombres cuando en alguna celebración el anfitrión quiere dar un recibimiento más cordial y caluroso al invitado.
  • En Canadá, Groenlandia y Siberia es popular el beso (frotando la nariz) utilizado como saludo por los esquimales y que se denomina kunit.
  • En la cultura árabe los besos solo se dan entre los hombres, que se saludan con un abrazo y tres besos en ambas mejillas. Éstos no mantienen contacto físico en público con la mujer y para saludarla se llevan la mano al pecho y hacen un movimiento de inclinación de la cabeza.

Y sabiendo todo esto, podemos decir aquello de El único idioma universal es el beso” (Alfred de Musset)

Categorizado en: Educación y Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Iván Iglesias Baena
40 minutos
04/03/2024 17:00
Gestión del cambio en las organizaciones

Gestión del cambio en las organizaciones

Eduard Alcaraz
45 minutos
11/03/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School