Tendencias:
Ecoparques

Ecoparques: un paseo hacia el reciclaje

27/09/2022
Número de visualizaciones

El crecimiento de la población, el aumento del consumo y el uso de materiales de lenta degradación ha hecho que el número de residuos haya ido incrementándose.

Llevar a cabo un correcto tratamiento ha supuesto un reto para los gestores. Estos pretenden que el impacto sea mínimo, intentando reutilizar y reciclando la mayor parte de los materiales que se desechan. Más teniendo en cuenta que algunos residuos son “especiales”.

Para ello, aprovechan una serie de infraestructuras de recogida selectiva que facilitan la adecuada gestión de residuos: los ecoparques.

¿Qué es un ecoparque?

Lejos de lo que pueda inspirar el nombre, un ecoparque no es un lugar al que ir a desconectar y relajarte, a menos que te llames Diógenes y tengas aficiones “singulares”. De todas formas, aunque lo de ecoparque no resulte un lugar idílico desde el punto de vista sensorial, sí que resulta idílico desde el punto de vista ecológico.

Un ecoparque se trata de una instalación cerrada, controlada y con un sistema de vigilancia en donde depositar los residuos que no puedan (o deban) dejarse en los contenedores del sistema de recogida tradicional. Es decir, se trata de un punto de Recogida Selectiva de Residuos donde el ciudadano puede depositar, gratuitamente, los desechos domésticos “específicos”.

Estas instalaciones suelen ubicarse en zonas cercanas a la ciudad, aunque a las afueras, lo cual, en algunas ocasiones, puede dificultar su acceso. No obstante, y cada vez más, existen soluciones para que los ciudadanos tengan acceso a estos puntos de recogida. Lo veremos al final del artículo.

¿Para qué sirve?

La recogida selectiva de residuos es una forma de facilitar su gestión, permitiendo el reciclado y/o eliminación segura de los mismos. Es importante tener en cuenta que los ecoparques reciben material de procedencia doméstica, oficinas e, incluso, algunos comercios. En ninguno de los casos pueden usarse para residuos de procedencia industrial ni similar.

En muchas ocasiones nos encontramos ante la incertidumbre de qué hacer con determinado aparato o instrumento que no sabemos en qué contenedor depositarlo. Estos lugares están pensados para el tratamiento de dichos residuos, reduciendo el volumen de basura que llega a los vertederos y evitando la proliferación de vertidos incontrolados.

Entre sus funciones es interesante destacar las de:

  • Clasificación de los residuos que han sido depositados.
  • Tratamiento de aquellos que pueden representar cierto peligro.
  • Preparación y disposición para su transporte por parte de las empresas especializadas.

El ecoparque se trata de una herramienta adecuada para el cuidado del medio ambiente, favoreciendo que los residuos que no hemos podido evitar supongan un problema ambiental.

Tipos de residuos

Son numerosos los residuos que pueden llevarse a este recinto. Tengamos en cuenta que, en principio, cualquier residuo que no se puede depositar en los contenedores de recogida selectiva urbanos debe de tener su fin en el ecoparque.

Por tanto, el listado de residuos que puede albergar es bastante extenso. Es importante saber que, aquí, también se pueden depositar aquellos residuos que se tienen contenedores de recogida selectiva dentro de la ciudad, como cartón o vidrio.

Algunos de los más comunes serían:

  • Aceites domésticos
  • Plásticos y envases, papel y cartón, vidrio.
  • Textiles
  • Maderas y restos vegetales
  • Radiografías
  • Metales y electrodomésticos.
  • Chatarra electrónica y residuos informáticos
  • Escombros
  • Cristales
  • Tóner y tintas.
  • Pinturas
  • Disolventes
  • Lámparas, bombillas y tubos fluorescentes
  • Filtros
  • Baterías de vehículos
  • Pilas

Es importante remarcar que, bajo ningún concepto, se aceptarán residuos sanitarios, radiactivos, mineros, explosivos o similar.

Qué es lo que se hace con los residuos que se depositan en el ecoparque

El depósito en estas instalaciones es el primer paso para la adecuada gestión. Los residuos son almacenados, de forma temporal, en el ecoparque, con el fin de ser reciclados o depositados en lugares seguros para su correcto tratamiento.

Es importante tener en cuenta que el ecoparque es un lugar de paso, es decir, un punto en donde se depositan los residuos antes de su traslado. Por tanto, una vez retirados y trasladados a la correspondiente planta de tratamiento:

  • Los materiales que son aprovechables son reciclados y transformados en nuevas materias primas. De esta manera se consigue una mayor eficiencia en el uso de recursos materiales y la energía, así como se evita el depósito en vertederos.
  • Aquellos que son considerados como productos con una especial peligrosidad son tratados con el fin de recuperarlos, o eliminados si no se pudiera. Todo con la intención de evitar problemas ambientales y de salud.
  • Las fracciones que no son aprovechables se depositan en los vertederos controlados.

¿Qué beneficios tiene un ecoparque?

La ubicación de dichos puntos limpios, que se encuentran en zonas cercanas y accesibles a la población, fomentan que aquellos residuos que requieran de un proceso específico puedan ser llevados para que el tratamiento sea el correcto.

Son diversas las ventajas que tienen los ecoparques sobre la sociedad y el medio ambiente. Sin ir más lejos, es una manera de evitar que nuestros residuos se almacenen en vertederos incontrolados.

Estas instalaciones permiten disminuir la contaminación del suelo, del agua, aire, afectar a especies animales y vegetales, producir un impacto en el paisaje, así como dañar la salud humana. Pero también ayudan al reciclado de determinados materiales, reduciendo la explotación de recursos, mitigando el consumo energético y, en definitiva, promoviendo una correcta gestión de los residuos.

Ecoparque móvil

Como se indicaba al inicio, en muchas ocasiones, la ubicación de los ecoparques puede dificultar el acceso por parte de los ciudadanos. No todo el mundo dispone de vehículo o posibilidad de desplazamiento, aunque no se encuentre lejos del núcleo. Por tanto, se intenta dar una solución para que esto no suponga un factor limitante a la hora del depósito de residuos.

Es aquí en donde surge la idea del ecoparque móvil. Pues bien, ¿qué es un ecoparque móvil y en qué se diferencia del otro?

Como su nombre nos hace prever, es un lugar de recogida selectiva de residuos, de pequeño tamaño, y que no se encuentra localizado en una zona de manera constante, sino que se desplaza de un lado a otro para facilitar el acceso a los ciudadanos. La movilidad y el tamaño es la principal diferencia.

La finalidad es exactamente la misma, es decir, se encarga de la recogida de residuos que no pueden ser depositados en los contenedores urbanos para su posterior tratamiento, pero enfocado a que los vecinos que no tienen acceso a las instalaciones fijas dispongan de la posibilidad de desechar sus residuos de una manera más sencilla.

Por tanto, cualquier tipo de ecoparque tiene una labor fundamental en la gestión y correcto manejo de los residuos. Sobre todo de aquellos residuos que deben de tener un tratamiento más delicado, ayudando a la conservación del medio ambiente y fomentando una salud ambiental y humana adecuada.

Categorizado en: Gestión Integrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Claves para la innovación en la empresa

Claves para la innovación en la empresa

Inmaculada González
30 minutos
05/02/2024 17:00
Creatividad en la enseñanza mediante IA

Creatividad en la enseñanza mediante IA

María Patricia Soroa de Carlos
1 hora
12/02/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School