Tendencias:
fatiga laboral

La Fatiga Laboral

22/03/2023
Número de visualizaciones

En términos generales se define la fatiga como “el fenómeno que aparece en los seres vivos, directamente relacionado con la actividad de uno o varios órganos, que consiste en una disminución del rendimiento, acompañada o no de sensación de cansancio”. Desde el punto de vista fisiológico, podemos considerar la fatiga como: “sensación penosa que se experimenta después de un trabajo físico o intelectual, prologando o intenso”.

La fatiga laboral es una consecuencia de la actividad excesiva y del trabajo monótono, pudiendo ser aliviada con horarios razonables, periodos de descanso adecuados y tiempo suficiente para el sueño, el recreo y la alimentación. La fatiga, por tanto, se presenta como una aptitud decreciente para efectuar un trabajo.

Los periodos de trabajo largos van asociados inevitablemente al cansancio, en estos casos, la sensación de fatiga actúa como un dispositivo de protección del organismo, que sirve para impedir el agotamiento total.

Tipos de fatiga laboral

Tradicionalmente, se han clasificado los distintos tipos de fatiga de la siguiente manera:

  • Fatiga general: por lo común afecta a todo el organismo, tanto física como mentalmente.
  • Fatiga sensorial: ocasiona dolores e hipersensibilidad en el sistema nervioso.
  • Fatiga física: ocasiona dolores localizados en músculos determinados.
  • Fatiga mental: genera tensión en el individuo, creada por una actividad mental intensa o prolongada, la padece principalmente los que desempeñan trabajos intelectuales, los que realizan trabajos de gran precisión o los sometidos a una gran responsabilidad.
  • Fatiga crónica: se produce por una falta de recuperación y escasez de suficiente descanso en etapas sucesivas del trabajo o fuera de él, que provoca una sensación de malestar, física y emocional y que mantenida en el tiempo, da como resultado una fatiga crónica, retroalimentada por la rutina diaria.

Los  principales mecanismos del cuerpo humano afectados son:

  • El sistema circulatorio.
  • El aparato digestivo.
  • El sistema nervioso.
  • El sistema muscular.
  • El aparato respiratorio.

Causas de la fatiga laboral

El trabajo físico continuo altera a estos mecanismos, de manera separada y conjunta. Las posibles causas que pueden provocar la fatiga son:

  • La monotonía de las tareas: La repetición constante de las mismas tareas puede llevar a la fatiga y el aburrimiento, lo que afecta la motivación y el rendimiento. Esta situación puede generar desinterés y falta de creatividad en el trabajo.
  • La intensidad y duración del trabajo físico y mental: La realización de tareas que requieren un gran esfuerzo físico o mental puede generar fatiga y cansancio en el trabajador. Si la intensidad y duración de estas tareas son prolongadas, puede provocar agotamiento físico y mental.
  • El medio físico del trabajo (temperatura, ruido, luz): El ambiente de trabajo puede influir en el nivel de fatiga del trabajador. Por ejemplo, una temperatura elevada o baja, el ruido constante o la falta de luz pueden aumentar el cansancio y disminuir la atención.
  • El exceso de condicionantes mentales (responsabilidad, preocupaciones, conflictos): Si el trabajador está expuesto a situaciones de alta responsabilidad, conflictos o preocupaciones constantes, generará ansiedad y estrés y esto, a su vez, le provocaría al trabajador fatiga laboral.
  • Enfermedades y dolores crónicos: Las enfermedades profesionales pueden causar fatiga laboral debido a que generan molestias físicas y mentales en el trabajador, afectando su desempeño y productividad en el trabajo.
  • La mala nutrición: La falta de una alimentación balanceada y nutritiva puede disminuir la energía del trabajador y generar fatiga. Además, la falta de hidratación puede afectar la concentración y el rendimiento laboral.

Síntomas de la fatiga laboral

Los síntomas que provoca la fatiga pueden dividirse en las siguientes categorías:

Síntomas fisiológicos

La fatiga se interpreta como una disminución de la función de los órganos o del organismo completo. Pueden producirse reacciones fisiológicas, como el aumento de la frecuencia cardíaca o de la actividad eléctrica muscular. Entre los síntomas fisiológicos de la fatiga laboral distinguimos una sensación de astenia generalizada, mareos, sequedad en la boca y la garganta, náuseas, disnea, taquicardia, sudoración y alteraciones del sueño.

Síntomas conductuales

La fatiga presupone una disminución de los parámetros del rendimiento. Entre los ejemplos está el aumento en el número de errores cuando se realizan ciertas tareas o un aumento en la variabilidad del rendimiento. Entre los síntomas conductuales de la fatiga laboral distinguimos: disminución de la motivación y la productividad, distracciones, descuido en la higiene personal, aumento del ausentismo laboral y comportamientos pasivo-agresivos en los trabajadores.

Síntomas psicofísicos

Conlleva un aumento en la sensación de agotamiento y un deterioro sensorial, dependiendo de la intensidad, la duración y la composición de los factores de estrés. Entre los síntomas psicofísicos de la fatiga laboral distinguimos: ansiedad y estrés, alteraciones del estado de ánimo, pérdida de interés por el trabajo, afectación del sistema inmunológico y sensación de falta de control.

Una de las dificultades que se presentan al tratar la fatiga es su medición. Otro problema es el grado de tolerancia del individuo frente a la misma. Además, existen muchas variables exteriores al trabajo, que contribuyen a la fatiga del trabajador, pero estas son en gran parte de tipo personal y están, por tanto, fuera de la capacidad de acción del empresario. Por esta razón, las medidas recomendadas para prevenir la fatiga, combinan acciones organizacionales e individuales, cuestión que veremos en nuestro próximo post.

¿Cuáles son las consecuencias de la fatiga laboral en las empresas?

Ya conocemos cuáles son los síntomas que la fatiga laboral continuada suscita en la salud física y mental de los trabajadores. Sin embargo, los síntomas de la fatiga laboral no solo se reflejan en el ámbito profesional y personal de cada trabajador.

Si la fatiga laboral se expande a un porcentaje relevante de la plantilla de una empresa, la organización en su conjunto acabará experimentando consecuencias muy negativas derivadas de este cúmulo de fatiga laboral. A continuación te explicamos qué consecuencias pueden acarrear las causas de una fatiga laboral generalizada en una empresa:

Disminución del rendimiento y la productividad laboral

La fatiga laboral puede disminuir significativamente el rendimiento y la productividad del trabajador. La falta de energía y la disminución de la concentración y motivación pueden llevar a una disminución en la calidad del trabajo y la cantidad de tareas realizadas. Al afectar negativamente la capacidad de la empresa para cumplir con sus objetivos y metas, la empresa está en riesgo de tener que afrontar pérdidas de oportunidades de negocio y disminución de los ingresos.

Aumento de la rotación de personal

Cuando los trabajadores están fatigados, se sienten desmotivados, insatisfechos y poco comprometidos con su trabajo, lo que aumenta la probabilidad de que busquen oportunidades laborales en otras empresas. La rotación de personal puede tener un impacto significativo en los costos de la empresa, ya que implica la necesidad de reclutar, capacitar y desarrollar nuevos empleados.

Mal clima laboral

La fatiga laboral puede afectar el clima laboral en una empresa, generando un ambiente de tensión, desmotivación y conflictos interpersonales. Los trabajadores que sufren de fatiga laboral son más propensos a sentirse irritables, impacientes y poco tolerantes. Esto genera problemas de comunicación, colaboración y trabajo en equipo, lo que puede afectar negativamente la eficiencia y eficacia de la empresa.

Categorizado en: Gestión Integrada

No hay comentarios

  1. Victor Ticona dice:

    Que norma se puede emplear y como en referencia al establecer el regimen laboral?

    0
    • Rogelio Delgado dice:

      Serán muchas las normas a tener e cuenta en función de los distintos puestos de trabajo, por lo que se requiere de una formación adecuada para llevar a cabo actuaciones a realizar para reducir la fatiga en el trabajo en según que puesto.
      Te animo a visualizar el contenido de nuestras formaciones y catalogo de formaciones por si estuvieses interesado en alguna de ellas y poder resolver este tipo de cuestiones profesionalmente.
      Un saludo cordial.

      +1
  2. Diego dice:

    Hola, tengo una pregunta.
    ¿Cree usted que sí se mejora la iluminación en los centros de trabajo, tendría un impacto en la reducción de la fatiga en los trabajadores?
    Es decir, si se regula el nivel de la intensidad de la luz dependiendo del horario laboral y la luz natural  del día. ¿Esto podría verse reflejado de una forma favorable?

    Saludos desde México.
    Gracias.

    0
    • Rogelio Delgado dice:

      Por supuesto el nivel de iluminación es importante para un adecuado trabajo y el que haya poca o mucha luz va conllevar una fatiga por exceso o defecto en el trabajador.
      Es adecuado tener una iluminación adecuada y siempre que se pueda una iluminación natural.
      Un saludo cordial.

      0
  3. yiaela dice:

    la fatiga laboral la entiendo como actividades que se pasan del limite del trabajo

    0
    • Francisco Navarro Martínez dice:

      Tal y como indicamos en el artículo, es una consecuencia de la actividad excesiva y del trabajo monótono, pudiendo ser aliviada con horarios razonables, periodos de descanso adecuados y tiempo suficiente para el sueño, el recreo y la alimentación.
      Esperamos que le haya gustado la publicación.
      Saludos

      +2
Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Marketing y Crecimiento Empresarial

Marketing y Crecimiento Empresarial

Carlos Álvarez Navas-Parejo
55 minutos
27/05/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School