Tendencias:
El Sistema de CCTV en la Seguridad Privada

Sistema de CCTV: ¿Cuáles son las ventajas de implementar este sistema?

17/01/2019
Número de visualizaciones

En el marco de cualquier sistema complejo de Seguridad, un CCTV (Circuito Cerrado de Televisión), se constituye como un elemento indispensable para el mismo. Tradicionalmente el CCTV se ha visto como la herramienta ideal para proceder a una evaluación y comprobación rápida de una incidencia detectada por un dispositivo anti-intrusión. Pero la función de “comprobación” o de “detección de presencia”, solo es una de las múltiples ventajas de la integración de un CCTV en un Sistema de Seguridad.

Los CCTV tienen otras ventajas, como la de un reconocido efecto “disuasorio”, frente a determinadas amenazas. También es un elemento de apoyo fundamental para los sistemas de detección de incendios y de Control de Accesos. Por otra parte, es un elemento complementario de primer orden, en situaciones de evacuación de emergencia. Además, es la herramienta fundamental para las labores de vigilancia rutinaria.

Veamos a continuación algunas cuestiones relacionadas con los CCTV.

Ventajas de la utilización de CCTV en un sistema de seguridad

Para que la instalación y uso de los CCTV sea eficaz, debe darse la adecuación de una serie de ventajas objetivas, a unas determinadas necesidades. En un sistema de seguridad las principales ventajas de un CCTV serían las siguientes:

Previene el crimen

Instalar un sistema de CCTV desalienta el robo entre otros tipos de delitos. La mayor parte de ladrones y allanadores buscan blancos fáciles, es decir, espacios en los que no hay ninguna medida de seguridad que franquear. Con tan solo avistar un sistema CCTV instalado en un hogar o negocio, los ladrones se lo pensarán dos veces antes de traspasar el umbral del sitio en cuestión y arriesgarse a que los pillen. Esta medida disuasoria tiene mayor efectividad si instalamos sistemas CCTV tanto en el exterior como en el interior de la vivienda o empresa.

Reduce los costes de seguridad

Si vamos a invertir en seguridad sí por sí, debemos tener en cuenta que contratar un guarda de seguridad es caro, y ni hablemos de contratar a varios para cubrir turnos durante un día entero. Por su parte, un sistema CCTV ahorra un coste significativo. Aunque los sistemas de CCTV por ahora no pueden frenar de forma definitiva a un ladrón como sí podría hacerlo un guarda de seguridad, se les puede automatizar una función para que el sistema llame directamente a la policía en caso de que detecte una actividad inusual.

Combate el vandalismo

Hasta ahora hemos hablado de los sistemas de CCTV desde una perspectiva de robos y allanamiento de morada y, sin embargo, también la esfera pública puede beneficiarse de ellos. Hay ciertas zonas en núcleos urbanos en los que abundan los actos vandálicos, bien sea en forma de grafitis o en forma de quema de contenedores. Es por ello que la instalación de sistemas de CCTV en zonas con una tasa elevada de vandalismo puede servir para desalentar a los vándalos.

Aporta pruebas

Para poder denunciar cualquier delito que se haya cometido en perjuicio de un negocio o propiedad es necesario aportar pruebas fehacientes de qué, cómo, cuándo, dónde y quién ha cometido tal o cual crimen. Los sistemas de CCTV graban toda esta información que se puede extraer y mandar a un juzgado para su posterior revisión, de forma que facilita a la Justicia la tarea de buscar un culpable y distinguir la ficción de la realidad.

Monitorear cualquier tipo de actividad

El sector retail de ropa es un buen ejemplo que destaca la utilidad de los sistemas de CCTV y su potencial para mejorar la atención al cliente y sacar conclusiones a partir de información gráfica que es vital para el buen funcionamiento de un negocio. Así pues, al analizar las grabaciones de los sistemas de CCTV podemos inferir el tiempo que tarda el cliente medio en escoger su compra, el recorrido que hacen los clientes en una tienda, la longitud media de las colas, la actividad de los trabajadores, la saturación de vehículos en el parking…

Componentes de un sistema de CCTV

Cámara

Evidentemente, un sistema de CCTV debe incluir cámaras, bien sea en formato IP o analógicas, más expuestas o empotradas en alguna superficie. Antes de comprar una cámara, se debe decidir la resolución necesaria para que las grabaciones se aprecien los elementos deseados, además de decidir dónde se van a colocar y con qué ángulos.

Estación de monitoreo

En un monitor, o conjunto de monitores si tenemos varias cámaras, podemos seleccionar, visualizar y analizar con mucha facilidad el contenido que han captado los sistemas de CCTV.

Cable y routers

En función del sistema de CCTV que escojas y el tipo de cámaras que compres necesitarás una serie de infraestructura de cables y routers integrados en el sistema para mantener una conexión óptima. Por ejemplo, mientras que los sistemas de CCTV inalámbricos requieren wifi, los sistemas alámbricos no.

Almacenamiento

Otro factor fundamental por tener en cuenta en un sistema de CCTV es su capacidad de memoria y almacenamiento de datos. Su capacidad de almacenamiento ha de ser lo suficientemente grande como para mantener un amplio historial de grabaciones a lo largo del tiempo, por lo que no basta con una memoria propia de un ordenador portátil.

¿Cómo funcionan los sistemas de CCTV?

Desde el punto de vista técnico, el esquema de un CCTV se compone de ópticas, cámaras, sistemas de transmisión, conmutadores, equipos de grabación y monitores de vídeo.

La función de las ópticas y las cámaras es la de captación y transformación de la imagen. Las ópticas serían las lentes encargadas de enfocar al elemento sensor de la cámara, la luz reflejada por los elementos de la escena a visualizar. Las cámaras por su parte, son el elemento técnico que tiene como función convertir la señal luminosa reflejada por las ópticas, en la señal de vídeo necesaria para que pueda ser transmitida a distancia. Esta señal de vídeo suele ser eléctrica. Pero se puede transmitir imagen usando casi cualquier tipo de energía conocida, como las microondas o las radiofrecuencias.

La señal es enviada a través del sistema de transmisión, que está constituido por los enlaces (como la fibra óptica). Los enlaces permiten el transporte de la señal de vídeo generada en las cámaras, hacia los conmutadores.

Los sistemas de conmutación reciben y descodifican la señal. Esto permite la visualización de una gran cantidad de cámaras, en un número reducido de monitores por ejemplo. Los conmutadores, controlados por microprocesadores, permiten la selección de una cámara concreta y su telecontrol. Esto se hace, bien para visualizar una escena determinada, o bien para reorientar el enfoque de la misma en tiempo real.

Los monitores son el elemento receptor y terminal de la señal de vídeo procesada. Son el equipo donde se materializa la conversión de señal eléctrica en imagen definida, así podrá ser observada por los operadores.

Por último, están los equipos de grabación. Conectados entre los conmutadores y los monitores, permiten el almacenaje de las imágenes captadas para su posterior reproducción. En la actualidad la práctica totalidad son sistemas de grabación digitales.

Aplicaciones Fundamentales del CCTV

En la actualidad, los Sistemas de CCTV tienen fundamentalmente tres aplicaciones:

Como parte integrante de un sistema de Control de Accesos. Se basa en el empleo de los CCTV, como complemento para verificar la información contenida en las tarjetas de identificación de los usuarios. El CCTV en integración a un software informático de carácter biométrico, son el refuerzo ideal para estos sistemas de control.

Como equipo detector de presencia. Esto puede hacerse por dos vías distintas:

  • La primera sería utilizando el CCTV con videosensor, mediante un sencillo sistema de acotación de áreas dentro de su campo visual. El sensor percibe y detecta las variaciones de intensidad lumínica que se producen cuando un cuerpo aparece en su campo visual.
  • La segunda sería como CCTV simple, en el que la detección se basa en la presencia tras el monitor de un operador de control. Esta práctica cada vez está más limitada, al crear fatiga en el usuario, ya que la mayor parte del tiempo no ocurre nada.  En los casos en los que se mantiene, el operador suele emplear equipos de varias personas. Se establecen así turnos de vigilancia permanente y de descanso para mantener la atención sobre el monitor.

Como evaluador de las alarmas e incidencias detectadas. Tras la Orden INT/316/2011, es la utilidad que más ha crecido en importancia. El CCTV, se encuentra integrado con los detectores situados en una zona determinada. Cuando estos emiten la alarma y llega el aviso al Centro de Control, el operador puede verificar la situación real. Al observar lo que está pasando se  comprueba si el objeto de la alarma es veraz o no, y si se procede o no a dar el aviso correspondiente.

Consideraciones Legales

Para finalizar, comentaremos que aunque los CCTV son una herramienta de primer nivel para cualquier tipo de Sistema de Seguridad Integral, debemos tener en cuenta las limitaciones de los mismos. Por encima de todas ellas, están las de tipo legal. No puede situarse un CCTV en todos y cada uno de los lugares donde se desee.

Es imprescindible tener siempre en cuenta las disposiciones relacionadas con la Protección de Datos Personales. Es decir, revisar la “Ley Orgánica 03/2018 de Protección de Datos Personales”. También es conveniente el conocimiento de la” Instrucción 01/2006 de 8 de noviembre de la AEPD". Además tendríamos la normativa específica en materia de Seguridad Privada. Esta establece quienes pueden o no instalar y operar este tipo de sistemas y otras cuestiones relacionadas. En este caso es imprescindible la consulta del Reglamento de Seguridad Privada  y la mencionada“Orden INT/316/2011 sobre el funcionamiento de los Sistemas de Alarma en el Ámbito de la Seguridad Privada”.

Categorizado en: Gestión Integrada

No hay comentarios

  1. Sonia castillo dice:

    Saludos,
    Excelente informacion realacionada a la CCTV.

    0
  2. Pedro Rojas dice:

    Interesante articulo, felicitaciones !!!

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Iván Iglesias Baena
40 minutos
04/03/2024 17:00
Gestión del cambio en las organizaciones

Gestión del cambio en las organizaciones

Eduard Alcaraz
45 minutos
11/03/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School