Tendencias:
Cardiopatía isquémica

¿Cómo convivir con la cardiopatía isquémica?

15/03/2023
Número de visualizaciones

La cardiopatía isquémica es una enfermedad producida por el estrechamiento de las arterias que van al corazón, es decir, la arterioesclerosis de las arterias cardiacas. De esta forma, se ve debilitada la musculatura cardiaca (miocardio) debido al menos aporte de sangre al corazón.

¿Qué favorece la aparición de la cardiopatía isquémica?

Existen una serie de factores que favorecen la aparición del estrechamiento de las arterias. Entre ellos se encuentran:

  • Malos hábitos alimenticios. El consumo excesivo de grasas (muy habitual en la denominada comida basura), el insuficiente aporte de alimentos saludables, las bebidas carbonatadas o el consumo elevado de alcohol son algunas de las sustancias que favorecen la aparición de la cardiopatía.
  • Sedentarismo. La falta de ejercicio produce un acúmulo de sustancias perjudiciales en nuestro organismo favoreciendo la aparición de enfermedades. Debemos tener en cuenta que, es fundamental, seguir unos patrones de actividad regulares para favorecer una vida saludable.
  • Sustancias tóxicas. El consumo habitual de tabaco o alcohol puede potenciar la aparición de muchas enfermedades. Además de la cardiopatía isquémica, se pueden presentar otras patologías asociadas como pueden ser: hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia… Dentro del Máster de Salud Pública y Gestión Sanitaria  podemos estudiar a fondo las consecuencias que puede tener el tabaquismo sobre nuestro organismo y la forma en que podemos realizar una deshabituación tabáquica para mejorar nuestra salud.

¿Cómo se manifiesta la cardiopatía isquémica?

La forma en que se manifieste la enfermedad va a depender del momento en que la detectemos:

  • Asintomática. Cuando está en los inicios de la enfermedad, puede NO presentar síntomas. La detección se suele realizar durante un control rutinario del estado de salud.
  • Angina de pecho o infarto de miocardio. En esencia, se trata de una falta de riego sanguíneo al corazón. Cuando el flujo de sangre se interrumpe parcialmente se produce una isquemia dando lugar a la angina. Si se interrumpe el flujo por completo, se produciría una necrosis, es decir, un infarto de miocardio.
  • Insuficiencia cardiaca. Sería la falta de oxigenación en el miocardio (músculo del corazón) que daría lugar a la cardiopatía isquémica.

Una vez se establece la enfermedad… ¿Cómo podemos actuar?

La disminución del flujo de sangre con oxígeno que se produce con la cardiopatía isquémica hace que debamos mejorar nuestra salud vascular del corazón y aumentar la oxigenación de este. Para ello, deberemos seguir una serie de consejos de salud que harán que nuestra enfermedad se mantenga estable:

  • Dieta equilibrada. Consumir alimentos ricos en nutrientes y bajos en grasas que impidan la formación de placas de ateroma. En el siguiente artículo, puede encontrar información sobre las pautas nutricionales que pueden mejorar nuestro rendimiento 
  • Realizar ejercicio físico. Un ejercicio aeróbico, es decir a un buen ritmo, entre 30-45 minutos al día puede mantener nuestro corazón activo y evitar que aumentemos de peso. Podemos realizar este ejercicio andando, pilates, natación...
  • Evitar el consumo de sustancias tóxicas como pueden ser el tabaco o el alcohol.
  • Tomar los fármacos indicados por el facultativo para controlar la cardiopatía.
  • Controlar el peso. Evitar subir de nuestro peso ideal. Cuando esto sucede, la grasa se acumula en las arterias del corazón perjudicando nuestra salud.
  • Evitar el estrés. El ritmo de vida acelerado puede empeorar las enfermedades coronarias. Podemos buscar formas de relajarnos mediante la meditación, yoga, ejercicios de respiración…

¿La cardiopatía isquémica es curable?

Como apunte final debo decir que, lamentablemente, la cardiopatía isquémica no tiene cura. Sin embargo, podemos conseguir que se mantenga estable y no produzca daños mayores a nuestra salud. Hay un artículo muy interesante sobre los estilos de vida en pacientes con cardiopatía isquémica. En este artículo se pone en evidencia como, dependiendo del estilo de vida que llevemos, podemos tener una mejor o peor calidad de vida padeciendo esta enfermedad.

De igual modo, la esperanza de vida de las personas con cardiopatía isquémica va a depender de diversos factores como: genética, estilo de vida, enfermedades relacionados... Sin embargo, en numerosos estudios, se observa que la esperanza de vida se ve, en general, reducida en estas personas.

Podemos frenar el avance de la cardiopatía isquémica con buenos hábitos de vida. Vamos a por ello!

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

Marta Falcón
1 hora 5 minutos
17/06/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School