Tendencias:
enfermedades de transmision sexual

Concienciación sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual

30/04/2023
Número de visualizaciones

Las enfermedades de transmisión sexual se han convertido en un problema a nivel mundial, ya que no solo afectan a los países menos desarrollados, cuyas condiciones de vida son inferiores a los países más desarrollados. Afecta a todo el espectro humano sin distinción de raza, economía, religión, cultura u orientación sexual. A continuación, te proporcionaremos los principales conceptos que debes conocer para prevenir las enfermedades de transmisión sexual existentes. Es posible contraer enfermedades de transmisión sexual de personas que parecen muy sanas y que incluso pueden que no sean conocedores de que tienen la infección. Por esto, cualquier información de la que dispongas es beneficiosa para cuidar la salud de uno mismo y la de la sociedad en su conjunto.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son aquellas infecciones que se transmiten de una persona a otra, debido al contacto sexual. Pero, excepto por los resfriados y la gripe. Las enfermedades de transmisión sexual son las enfermedades contagiosas más comunes a nivel mundial.

Las ETS no discriminan entren hombres y mujeres, por lo que saber en qué consisten y cómo prevenirlas es indispensable para evitar que se siga propagando. Es especialmente relevante saber las consecuencias que pueden tener las enfermedades de transmisión sexual en las mujeres embarazadas, ya que es muy posible que afecte al desarrollo del bebé que tendrá en un futuro. Esta influencia indirecta de las enfermedades de transmisión sexual conlleva enfermedades congénitas que lo condicionarán durante toda su vida.

Existen tratamientos que curan gran parte de las enfermedades de transmisión sexual. No obstante, hay algunas enfermedades de transmisión sexual incurables como lo son el VPH y el VIH. La prevención y la prudencia son la clave para combatir todas las enfermedades de transmisión sexual. Al informarse sobre las medidas de prevención contra las ETS, podremos evitar que aparezcan en nuestra vida.

Factores de riesgo en las enfermedades sexuales

El riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual es mayor si:

  • Se mantienen relaciones sexuales esporádicas. A mayor número de compañeros sexuales, más aumenta la probabilidad de contraer una ETS.
  • Se mantienen relaciones sexuales sin protección. En una escala de riesgos, el sexo vaginal y, especialmente, el sexo anal son prácticas de alto riesgo si se practican sin preservativo. Un mito muy extendido es que el sexo oral no significa riesgo alguno para la transmisión de ETS, cuando esto es rotundamente falso. También se pueden contraer enfermedades de transmisión sexual a través del sexo oral.
  • Ser joven. La mayoría de personas que presentan infecciones de transmisión sexual se encuentran en la horquilla de entre 15 y 24 años.
  • Usar drogas intravenosas (inyectadas en una vena) o mantener relaciones sexuales con una persona que realice estas prácticas.
  • Compartir juguetes sexuales.

¿Cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual?

  • Limitar el número de parejas sexuales.
  • Evitar mantener relaciones sexuales con parejas anónimas o desconocidas.
  • No compartir material que pinche o corte (jeringas, agujas, cuchillas de afeitar) con otras personas.
  • Utilizar material desechable o esterilizado para perforar la piel, como es en el caso de realización de un piercing o un tatuaje.
  • No mantener relaciones sexuales bajo el efecto de algunas drogas. Estas hacen disminuir la percepción de riesgo de la persona y favorecen la falta de control sobre la protección.
  • No compartir juguetes sexuales.
  • Existen vacunas frente a algunas ITS: VHA, VHB y VPH.

Tipos de enfermedades de transmisión sexual

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano (VPH) es una ETS común que afecta tanto a hombres como a mujeres. Los síntomas pueden variar desde verrugas genitales hasta la ausencia de cualquier signo visible. En el caso de las mujeres, la vacunación es crucial debido a que ciertos tipos de VPH están asociados con el cáncer de cuello uterino. Las vacunas ayudan a prevenir la infección por estos tipos de VPH y reducen el riesgo de desarrollar cáncer.

Hepatitis C

La hepatitis C es una ETS viral que afecta principalmente el hígado. Los síntomas iniciales pueden ser leves o inexistentes, lo que dificulta el diagnóstico temprano. Con el tiempo, puede conducir a daño hepático grave, como cirrosis o cáncer de hígado. El tratamiento para la Hepatitis C ha avanzado significativamente en los últimos años, y los medicamentos antivirales de acción directa ofrecen altas tasas de curación en la mayoría de los casos.

Herpes genital

El herpes genital es causado por el virus del herpes simple (VHS) y puede provocar úlceras dolorosas en los genitales, el recto o la boca. Aunque no tiene cura, existen medicamentos antivirales que pueden aliviar los síntomas y reducir la frecuencia y duración de los brotes. Es importante tener en cuenta que el herpes puede transmitirse incluso cuando no hay síntomas visibles, lo que hace esencial utilizar preservativos y practicar el sexo seguro.

Pediculosis pubis o ladillas

Las ladillas, también conocidas como piojos púbicos, son pequeños insectos que se adhieren al vello púbico y se alimentan de sangre humana. Los síntomas incluyen picazón intensa en el área genital y la presencia de pequeñas manchas o liendres. El tratamiento implica el uso de medicamentos tópicos o en forma de champú que contienen ingredientes activos para eliminar los piojos y sus huevos, además de lavar la ropa y la ropa de cama en agua caliente.

Gonorrea

La gonorrea es una ETS bacteriana que puede afectar los genitales, el recto o la garganta. Los síntomas incluyen dolor al orinar, secreción inusual y dolor o hinchazón en los genitales. Es fundamental tratar la gonorrea de manera oportuna con antibióticos para prevenir complicaciones graves, como enfermedad inflamatoria pélvica en las mujeres o epididimitis en los hombres. Actualmente, se han registrado casos de supergonorrea, una mutación potente que presenta un nivel de inmunidad inusitadamente elevado a los antibióticos existentes.

Clamidia

La clamidia es otra ETS bacteriana común que puede causar infecciones en los genitales, el recto o la garganta. A menudo es asintomática, lo que dificulta su detección sin pruebas específicas. El tratamiento se realiza con antibióticos y es esencial completar el curso completo de medicación para eliminar la infección. Sin tratamiento, la clamidia puede provocar complicaciones a largo plazo, como enfermedad inflamatoria pélvica y problemas de fertilidad.

Sífilis

La sífilis se desarrolla en etapas. Los síntomas iniciales pueden incluir una úlcera indolora en el área de contacto sexual. Si no se trata, la sífilis puede progresar a etapas más avanzadas y desembocar en neurosífilis, afectando varios órganos, como el corazón y el cerebro. El tratamiento consiste en la penicilina u otros antibióticos según la etapa de la infección. En el pasado a la sífilis se la denominaba lúes y se trataba con mercurio. A su vez, era una enfermedad mucho más mortífera que hoy día.

VIH y SIDA

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una ETS que ataca el sistema inmunológico y puede llevar al desarrollo del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Los síntomas iniciales del VIH pueden ser similares a los de la gripe, pero la enfermedad puede permanecer asintomática durante años. Actualmente, no existe cura para el VIH, pero los avances en el tratamiento antirretroviral han transformado la enfermedad en una condición crónica y manejable. Asimismo, se han desarrollado medidas profilácticas para evitar la transmisión del VIH madre-hijo.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por un parásito llamado trichomonas vaginalis. Las mujeres son más propensas a experimentar síntomas, que incluyen flujo vaginal abundante, mal olor y picazón en los genitales. Se trata con antibióticos para eliminar el parásito, y es esencial que tanto las parejas sexuales actuales como anteriores también sean tratadas para evitar la reinfestación.

Educación sexual en los adolescentes

La educación sexual está diseñada para ayudar a la gente joven a recibir información, herramientas y motivación para tomar decisiones saludables sobre el sexo y la sexualidad a lo largo de sus vidas. ¿Pero la educación sexual es efectiva? Las investigaciones sobre la educación sexual se han enfocado en si los programas ayudan a las personas jóvenes a cambiar sus comportamientos sexuales. Pero un centenar de estudios han demostrado que la educación sexual tiene un efecto positivo en estos comportamientos, particularmente cuando se imparte educación sexual entre las edades más tempranas.

Para la educación sexual se aplican una serie de actividades y metodologías de enseñanza:

  • Crea un ambiente social seguro para que los jóvenes participen.
  • Incluir actividades múltiples para cambiar cada uno de los riesgos específicos y factores de protección.
  • Utilizar métodos de enseñanza que involucren a los participantes de manera activa.
  • Utilizar actividades, métodos de instrucción y mensajes de comportamiento apropiados para la cultura, edad de desarrollo y experiencia sexual para los jóvenes.

La educación para evitar las ETS

La sexualidad puede ser una experiencia muy bonita que nos hace crecer como seres humanos. Pero no podemos jugar con ella, porque estaremos atentando contra nuestra propia salud y sobre todo, de la otra persona que no tiene por qué ser afectada por nuestros actos.

Los jóvenes como principal grupo de posibles afectados de esta enfermedad, por la etapa de la vida que se encuentran. Siguen disponiendo de un nivel llamativo de desinformación en materia de salud sexual y enfermedades de transmisión sexual. Estar informado y saber todos los conceptos básicos que hemos proporcionado anteriormente resultan ser vitales para evitar que sigan aumentando los casos de contagios. Internet puede ser una herramienta útil siempre que se acuda a webs con información médica acreditada.

Por este motivo, desde INESEM queremos fomentar la educación sexual y aportar nuestro "granito de arena" a la causa en contra de las ETS. Con nuestros Cursos y Masters en Educación Sexual y Planificación Familiar, podrás abordar con todos los conocimientos esenciales la sexualidad a nivel individual y social y educar sobre la sexualidad, el género, la pareja y la familia. ¡Infórmate sin compromiso!

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

¡El último hasta Septiembre! - Cómo entender a tu Cliente

Marta Falcón
45 minutos
17/06/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School