Tendencias:
El origen de las lenguas europeas

Lenguas indoeuropeas: qué bonito cuando todos hablábamos el mismo idioma

17/04/2023
Número de visualizaciones

¿Alguna vez te has preguntado cuando surgieron casi todas las lenguas europeas de hoy en día? ¿Sabías que el persa y el hindi tienen el mismo origen que el español o el inglés? En este artículo repasaremos los orígenes y características de las lenguas indoeuropeas.

El indoeuropeo o protoindoeuropeo

Para empezar, debemos definir qué es el indoeuropeo o protoindoeuropeo; los lingüistas acuñaron este término para hacer referencia a la hipotética lengua que un día se habló desde Europa hasta la India. La primitiva civilización que utilizaba el indoeuropeo se situaba en el norte del Cáucaso y el mar Caspio y, debido a su naturaleza nómada, extendió su lengua por todo el continente.

Esta lengua nos es imposible de reconstruir, ya que sus orígenes se remontan a alrededor del año 3.500 a.C. y no disponemos de documentos escritos en ella. No obstante, mediante la ciencia conocida como paleontología lingüística, podemos partir de las raíces de las palabras y otros rasgos gramaticales para reconstruir el común indoeuropeo de todas ellas.

Tomemos como ejemplo la palabra “yo” en lenguas pertenecientes a la rama romance y germánica:

Yo (español), Je (francés), Eu (portugués) à Ego (latín) à Ég/egHóm/EgóH (protoindoeuropeo).

I (inglés), Ik (neerlandés), Ich (alemán) à Ek/Ik (protogermánico) à Ég/egHóm/EgóH (protoindoeuropeo).

La fragmentación de la civilización y lengua indoeuropeas se produjo alrededor del año 2000 a.C. Veamos las principales familias lingüísticas que surgieron:

Familias lingüísticas

Rama romance

Las lenguas indoeuropeas pertenecientes a esta rama lingüística evolucionaron a partir del latín, más concretamente del latín vulgar. Algunas características frecuentes a estas lenguas es el orden de la oración (sujeto – verbo – objeto), las numerosas conjugaciones verbales y la presencia de dos géneros gramaticales (masculino y femenino).

No obstante, entre el indoeuropeo y el latín hay algunos pasos intermedios. Así pues, al igual que el español se enmarca dentro de las lenguas romances, el latín se enmarca dentro de las llamadas lenguas itálicas, junto a las poco exploradas lenguas osca y umbra. De igual forma, los lingüistas y académicos expertos en lingüística indoeuropea siguen debatiendo sobre una teoría que afirma una procedencia común de las lenguas itálicas y las lenguas celtas, lo que daría lugar a la familia indoeuropea italocelta. A esta cuestión, cuya veracidad está en tela de juicio, se la denomina hipótesis italocelta.

A su vez, en la rama romance contemporánea distinguimos varios grupos lingüísticos:

  • Lenguas iberromances: español, portugués, asturleonés, aragonés y gallego.
  • Lenguas occitanorromances: catalán, occitano, aranés.
  • Lenguas italorromances: italiano, corso, napolitano.
  • Lenguas balcorrumanas: rumano, meglenorrumano, arrumano.
  • Lenguas galorrománicas: francés.

Las lenguas romances están ampliamente extendidas a lo largo del mundo, siendo las más habladas el español (534 millones de hablantes), el francés (280 millones de hablantes) y el portugués (260 millones de hablantes).

Rama celta

La rama celta es una de las principales ramas de la familia lingüística indoeuropea. Se cree que los antiguos celtas habitaron originalmente en Europa central, y luego se expandieron a otras partes de Europa, incluyendo las Islas Británicas y partes de España y Asia Menor.

Las lenguas celtas comparten algunas características gramaticales comunes, como el uso de infijos para formar el plural y la conjugación verbal, y el uso de verbos preposicionales. Aunque muchas lenguas celtas han desaparecido a lo largo de los siglos, algunas todavía se hablan hoy en día. No obstante, su declive, especialmente en su uso social, se está acelerando, como en el caso del irlandés, por lo que en un par de generaciones corren serio peligro de extinguirse.

Una curiosidad: antes de que en el territorio de la actual Francia se impusiera el francés como lengua franca, se hablaba el galo, una lengua celta. Es por ello que en la lengua francesa se atestiguan rasgos fonéticos, léxicos e incluso gramaticales compartidos con la rama celta del indoeuropeo.

Podemos dividir las lenguas celtas actuales (lenguas célticas insulares) en dos grupos:

  • Lenguas celtas britónicas: del que destacan el bretón y el córnico.
  • Lenguas celtas goidélicas: escocés, irlandés y manés.

Rama germánica

Las lenguas germánicas tienen un antecesor común conocido como protogermánico. Al igual que la familia romance, estas lenguas tienen algunos rasgos compartidos, tanto a nivel fonético como morfológico, como puede ser la presencia de sistemas de declinación. No obstante, la mayoría de lenguas germánicas, al igual que las romances, han perdido este rico paradigma de declinaciones, optando por construcciones más analíticas. Sin embargo, muchas lenguas germanas conservan cambios vocálicos (llamados ablaut y umlaut), así como un orden V2 en las proposiciones subordinadas.

A su vez, la rama germánica evolucionó en diferentes ramas muy distinguibles hoy día:

  • Lenguas germanas occidentales: inglés, neerlandés, afrikaans y alemán.
  • Lenguas nórdicas o escandinavas: sueco, danés, noruego, feroés e islandés. El islandés es la lengua germana que más rasgos arcaizantes ha retenido del protogermano en su morfología y sintaxis.
  • Lenguas germanas orientales: la más conocida fue el gótico, pero todas las lenguas indoeuropeas de este grupo están extintas.

Las lenguas germánicas más habladas hoy en día son el inglés (1132 millones de hablantes), el alemán (105 millones de hablantes) y el neerlandés (38 millones de hablantes).

Rama eslava

Estas lenguas se extienden por Europa central y oriental, los Balcanes y el norte de Asia. A diferencia de las dos ramas anteriores, el sistema de escritura tiende a ser el cirílico, aunque algunas utilizan también el latino. Por regla general, los países eslavos que adoptaron el catolicismo, también acogieron el alfabeto latino. Algunas características en común de las lenguas de esta familia son la flexión nominal y adjetival, el sistema aspectual perfectivo-imperfectivo en los verbos y la presencia de tres géneros gramaticales (masculino – femenino – neutro).

Existe una hipótesis bastante fundamentada y aceptada por un amplio rango de lingüistas indoeuropeos sobre la existencia de una familia indoeuropea más grande que aunaba las lenguas eslavas y bálticas: la familia baltoeslava. Esto se debe a que ambos grupos de lenguas, aunque con diferencias notables, comparten una multiplicidad de rasgos y evoluciones comunes que pueden trazarse hasta el indoeuropeo tanto en el campo léxico como en el morfosintáctico.

A su vez, la rama eslava del indoeuropeo puede dividirse en varias ramificaciones secundarias:

  • Lenguas eslavas orientales: ruso, ucraniano, bielorruso.
  • Lenguas eslavas occidentales: polaco, checo, eslovaco y sorbio.
  • Lenguas eslavas meridionales: esloveno, serbocroata y búlgaro.

Las lenguas eslavas más habladas son el ruso (278 millones de hablantes), el polaco (50 millones de hablantes) y el ucraniano (43 millones de hablantes).

Rama báltica

Extendidas en la región Báltica del norte de Europa, estas lenguas se pueden clasificar en dos categorías: rama oriental y occidental. El alfabeto que emplean es el latino, y algunas características comunes son la flexión nominal, un complejo sistema de participios, la formación del futuro en los verbos, entre numerosas coincidencias léxicas.

En comparación con el letón, el lituano es la lengua báltica que retiene más rasgos del indoeuropeo. En general, el lituano se considera una lengua muy arcaizante no solo respecto al resto de lenguas bálticas y eslavas, sino dentro de todo el espectro indoeuropeo. Varios estudios han establecido comparaciones entre el sánscrito y el lituano, reafirmando su propiedad arcaizante. Por su parte, el letón ha adoptado un sistema de tonos similares a los de las lenguas escandinavas que no se observa en el lituano.

Si bien la rama báltica del indoeuropeo es reducida, podemos distinguir a lo largo de su historia dos grupos de lenguas bálticas:

  • Lenguas bálticas orientales: letón y lituano.
  • Lenguas bálticas occidentales: prusiano, que está extinto.

Los ejemplos más representativos de ambas son el lituano (4 millones de hablantes) y el letón (1,5 millones de hablantes).

Rama griega o helena

Las lenguas de esta familia son algunas de las lenguas indoeuropeas más antiguas. El griego moderno, hablado hoy día por 13 millones de personas, desciende del dialecto ático, conocido en el periodo helenístico como koiné. Algunas características del griego moderno son el uso de fricativas sonoras, el uso de un sistema de declinación y el uso del alfabeto griego, siendo la única lengua en la actualidad en emplearlo.

Hay estudios que apuntan a la existencia de una familia grecoarmenia, pero esta hipótesis no ha encontrado gran fundamento hoy día ni un consenso general.

Protoarmenio

La rama armenia es una de las ramas de la familia indoeuropea, y está compuesta únicamente por el idioma armenio, que se habla principalmente en Armenia y en las comunidades armenias en todo el mundo.

El idioma armenio se divide en dos variedades principales: el armenio oriental y el armenio occidental. La variedad oriental es la más común y se habla en Armenia y en las comunidades armenias de Irán, Rusia y otros países. La variedad occidental se habla principalmente en Turquía y en algunas partes de Siria.

Protoalbanés

Aunque la relación del albanés con otras lenguas indoeuropeas no está del todo clara, se cree que pertenece a la rama iliria o albanesa, junto con lenguas extintas como el dacio y el mesapio. Esta rama iliria es considerada por algunos como una rama separada del indoeuropeo, aunque esta clasificación es objeto de debate.

Se sabe poco sobre el protoalbano, la lengua ancestral del albanés, ya que no se han conservado muchos textos escritos en ella. Se cree que el protoalbano se habló en la región de los Balcanes durante la Edad del Hierro, y que se dividió en dos ramas principales: el gheg y el tosk.

El albanés moderno se divide en dos variedades principales: el gheg y el tosk. La variedad gheg se habla en el norte de Albania, Kosovo, Montenegro y algunas partes de Macedonia y Serbia, mientras que la variedad tosk se habla en el sur de Albania y en algunas partes de Grecia e Italia.

Rama indoirania

Estas lenguas surgieron al este de los montes Urales, en mitad del continente euroasiático. Los antepasados de esta lengua incluyen el sánscrito, el persa antiguo o el avéstico.

Esta familia indoeuropea es comparativamente tan grande como lo es la familia europea de lenguas indoeuropeas. Así pues, contiene numerosas ramificaciones y estadios intermedios desde el indoiranio ancestral hasta las lenguas contemporáneas.

De forma general, podemos dividir la rama de lenguas indoiranias en dos grupos:

  • Lenguas iranias: del que destacan el persa, el pashto, el oseto, el kurdo y el tayiko.
  • Lenguas indoarias: del que destacan el romaní, el bengalí, el hindi, el panyabí y el antiguo idioma sánscrito.

Hoy en día, las principales lenguas indoiranias son el hindi (615 millones de hablantes), el bengalí (230 millones de hablantes) y el persa (110 millones de hablantes).

Lenguas tocarias

La familia indoeuropea de lenguas tocarias es una de las ramas menos conocidas del grupo de lenguas indoeuropeas y menos estudiadas. Fue hablada en el área de la cuenca de Tarim, en la actual provincia de Xinjiang, China, por los tocarios, una población que se estableció allí alrededor del siglo III a.C.

El tocario es una rama dividida en dos lenguas: el tocario A y el tocario B. Ambas lenguas se caracterizan por tener un sistema vocálico complejo, con ocho vocales y varios diptongos, y una rica morfología verbal.

Aunque los tocarios fueron una población importante en la cuenca de Tarim durante varios siglos, su lengua se extinguió alrededor del siglo IX o X d.C. La razón exacta de su desaparición sigue siendo objeto de debate, pero se cree que puede haber estado relacionada con la llegada de los uigures y la expansión del Islam en la región.

Rama anatolia

Las lenguas hetitas son un grupo de lenguas antiguas que pertenecen a la familia indoeuropea. Estas lenguas fueron habladas por los hititas, un pueblo que se estableció en Anatolia (la actual Turquía) en el segundo milenio a.C. y que llegó a ser una de las grandes potencias de la época.

Las lenguas hetitas, junto con las lenguas luvias y palaicas, forman la rama anatolia del indoeuropeo. Se consideran especialmente arcaicas porque conservan muchos rasgos gramaticales y léxicos que se han perdido en otras ramas indoeuropeas, lo que las convierte en una fuente valiosa para el estudio de la evolución del indoeuropeo.

Excepciones

A pesar de la gran extensión de las lenguas indoeuropeas en el continente, hay lugares en los que florecieron las lenguas autóctonas anteriores a la llegada de estos pobladores. Algunos ejemplos son el húngaro, el finés y el estonio (pertenecientes a la familia finoúgria).

Sin embargo, el ejemplo más representativo a nivel nacional es el euskera, lengua no indoeuropea cuyos orígenes no han sido todavía esclarecidos.

Categorizado en: Idiomas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Iván Iglesias Baena
40 minutos
04/03/2024 17:00
Gestión del cambio en las organizaciones

Gestión del cambio en las organizaciones

Eduard Alcaraz
45 minutos
11/03/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School