Tendencias:
Alimentos de quinta gama

Alimentos de quinta gama: qué son y qué beneficios tienen

16/05/2024
Número de visualizaciones

Los alimentos de quinta gama son productos alimenticios que ya están procesados, cocidos y envasados en condiciones de esterilidad. Esto se realiza para prolongar la vida útil de estos alimentos sin necesidad de refrigeración.

Estos alimentos están listos para el consumo tras un calentamiento o preparación mínima Son muy utilizados en la industria de la restauración y catering. También son utilizados en la alimentación en situaciones de emergencia o para el hogar.

Este tipo de alimentos no debe confundirse con los alimentos precocinados ya que no se utiliza el mismo sistema para su elaboración ni resultado.

Un requisito para que un alimento pueda considerarse de quinta gama es que tiene que prepararse de acuerdo con la cocina tradicional.

Para su proceso se utilizan técnicas como la pasteurización o la esterilización a unas temperaturas bajas. De esta forma, estos alimentos conservan el sabor, los nutrientes y sus condiciones generales sin tener que llevar conservantes ni aditivos.

¿Cuántas gamas de alimentos existen y para qué se utilizan?

Existen varias gamas de alimentos según el origen y el tratamiento que estos llevan. Estas gamas nos ayudarán a saber si estos alimentos son frescos, congelados o conservados.

A continuación, vamos a ver algunas gamas de alimentos:

Alimentos de primera gama.

Está formada por los alimentos frescos, es decir, no se han sometidos a procesos de conservación. Estos alimentos mantienen sus propiedades originales, nutricionales y organolépticas. Son altamente perecederos por lo que hay que seguir unas pautas de seguridad e higiene para su manipulación y almacenamiento. Podemos encontrar en esta gama las hortalizas, carnes, pescados, frutas o cereales.

Alimentos de segunda gama.

Son las conservas o semiconservas, por lo que son alimentos que pueden mantenerse en buen estado durante un largo periodo de tiempo. Este tipo de alimentos tienen un tratamiento térmico y están envasados al vacío. Como están metidos en latas o en vidrio, para almacenarlos solo hay que dejarlos en lugares frescos y secos.

Alimentos de tercera gama.

Son alimentos congelados como las carnes, pescados o verduras. De esta forma se conserva su frescura y pueden utilizarse cuando se precise. Se almacenan en el congelador en bolsas o recipientes herméticos. El tiempo de conservación varía según el alimento, normalmente es de seis meses para carnes y pescados y de seis a doce para la verdura. Con estos alimentos hay que tener cuidado de no romper la cadena de frio ya que pueden provocar intoxicaciones alimentarias.

Alimentos de cuarta gama.

Corresponden a este tipo, los alimentos envasados al vacío o en atmósferas modificadas. Nos podemos encontrar en esta gama con frutas o verduras peladas o cortadas que han sido empaquetados en recipientes o bolsas sin haber sido cocidos previamente. Algunos ejemplos de estos alimentos son las bolsas de ensalada o verdura.

Los alimentos en la restauración.

Los alimentos de quinta gama han ido ganando popularidad en los establecimientos de restauración de todo el mundo. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de establecimiento, utilizará más un producto u otro. Por ejemplo, en un restaurante de alta gama raramente utilizarán alimentos precocinados, pero un bar de menú diario sí que los utilizaría.

La capacidad que tienen los alimentos de quinta gama por ser alimentos de comida tradicional conservando todas sus características y a la vez de fácil preparación han hecho que tengan cada vez más protagonismo. Es por esto por lo que los podemos ver tanto en restaurantes de alta gama como en bares de menú diario.

Los caldos de pescado, salsas caseras o verduras cortadas son alimentos de quinta gama que ya han sido preparados. Estos alimentos están conservados en congelación, al vacío o refrigerados, utilizando la última tecnología. Debido a esto, pueden ser utilizados directamente en el plato final manteniendo todas las propiedades.

Gracias a este tipo de alimentos de quinta gama, se puede disfrutar de un plato saludable, que a la vez es accesible por su bajo coste y rápido de preparar.

¿Qué características tienen los alimentos de quinta gama?

Se cocinan con gran rapidez. El modo de uso es rápido ya que solo deben ser calentados ya sea en el microondas, horno o plancha, etc.

Son alimentos de alta calidad. Los alimentos de quinta gama se destacan por su alta calidad, utilizando materias primas de primera calidad en todo el proceso de elaboración, sin conservantes ni aditivos.

Requieren una mínima manipulación. Tanto de alimentos como de utensilios, lo que reduce el tiempo de preparación y disminuye las situaciones de contaminación cruzada, garantizando una mayor seguridad alimentaria.

Mejor gestión de las caducidades. Ya que estos alimentos pueden conservarse por más tiempo que los frescos, permitiendo un control preciso de su vida útil y reduciendo el desperdicio.

Ofrecen una mayor variedad. Por las características de estos alimentos, los restaurantes pueden ofrecer cartas más amplias y con mayor variedad de platos.

Como hemos visto, los alimentos de quinta generación ofrecen unas oportunidades ideales tanto para las cocinas de restaurantes como para la misma cocina de hogar. El futuro de este tipo de alimentos estará orientado hacia una combinación de calidad, sostenibilidad y conveniencia para satisfacer las demandas cambiantes de los consumidores y del mercado.

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School