Tendencias:
Modelo de intervención en redes trabajo social

Modelos de intervención en redes de Trabajo Social

07/07/2023
Número de visualizaciones

En las últimas décadas, el trabajo en red ha cobrado un gran protagonismo en la acción social, contando con diversidad de modelos y acciones en la práctica profesional. Te seguimos contando más …

Trabajo en red

El hablar de trabajo en red implica previamente clarificar en qué consiste el modelo y qué uso se hace del término (colaboración, coordinación, trabajo en red…); ajustándonos al uso habitual, el trabajo en red alude a la colaboración que dos o más profesionales establecen para atender una causa común.

Montero (2003) considera la red como una estructura social en la que los individuos encuentran protección y apoyo para la satisfacción de necesidades gracias al soporte ofrecido en el contacto con el otro.

La interacción de las redes conlleva un intercambio de recursos entre individuos unidos directa o indirectamente mediante diversas interacciones y comunicaciones que se instauran de forma intencionada o espontánea. Además, se requieren relaciones de confianza y reciprocidad entre los individuos, que se conocen y tienen un interés compartido.

Redes con personas y familias

En Trabajo Social, la interacción en red forma parte de la acción diaria de la que no se puede estar desvinculado a fin de conocer la realidad social. La gestión de las problemáticas requiere de recursos externos, internos y relaciones entre la familia, la persona y el entorno. Es aquí donde se configura la red social.

Teniendo en cuenta estas cuestiones, las redes sociales se pueden clasificar en:

  • Primarias: que es el mapa básico de personas interactuando. Se refiere a la familia nuclear o hasta la tercera generación. En este nivel, la persona percibe las relaciones como significativas y establece vínculos personales. En esta red también pueden incluirse determinadas relaciones de amistad.
  • Secundarias: se producen en contextos más lejanos al nivel primario y se sitúan en el mundo externo a la familia.
  • Institucionales: se caracterizan por situarse a una mayor distancia y a un trato indirecto con la persona o grupo.

En términos generales, las redes van desde lo familiar hacia el mundo externo, en función del ciclo evolutivo y la incorporación de recursos y sistemas de apoyo. Desde esta perspectiva se trata de pasar de uno a otro ámbito de trabajo en un conjunto integrado que incluye a la familia, a los círculos íntimos, las redes informales grupales, comunitarias (Campos, 1996).

Características de las redes

Tal y como recoge Villalba (1993), las redes tienen una serie de características en función de la estructura y la interacción.

Características estructurales

  • Tamaño: se refiere al número de personas que componen la red social de una persona.
  • Composición: referida a los diferentes tipos de personas que forman la red (familiares, amigos, compañeros, vecinos, …).
  • Densidad: se corresponde con el grado de interconexión que tiene los miembros de la red, independientemente de la persona de referencia.
  • Dispersión: se refiere a los niveles de relación en espacio y tiempo.

Características interaccionales

  • Multiplicidad: hace referencia a los diferentes usos de las relaciones que incluyen más de una función o actividad.
  • Contenido transaccional: cuando se produce un intercambio emocional, material, instrumental, … entre la persona y los miembros de su red.
  • Direccionalidad: se refiere a cómo la ayuda es dada y recibida por la persona, pudiendo implicar reciprocidad y apoyo social.
  • Duración: indica la estabilidad en las relaciones existentes.
  • Intensidad: fuerza con la que se percibe el vínculo.
  • Frecuencia: asiduidad con la que la persona mantiene contacto con los miembros de la red.
  • Características del apoyo: referidas a los 3 tipos de apoyo más importantes (apoyo instrumental, apoyo material y apoyo socioemocional).

El/la profesional del Trabajo Social para trabajar en red

En la disciplina del Trabajo Social, Chadi (2000) propone una metodología para el proceso de trabajo en red que implica un reencuadre de la intervención que, dé prioridad a las relaciones respecto de las personas, amplíe el campo de observación y ordene y active los puentes de comunicación.

De igual forma, también es preciso que estos profesionales dispongan de capacidades y habilidades que favorezcan y faciliten un resultado positivo de la intervención. Estas características se refieren a la articulación de las relaciones personales, sociales, grupales o institucionales, y a su rol como experto y referente en la gestión, organización y coordinación de ayudas y recursos.

En definitiva, trabajar en red supone una apuesta por una metodología que permite establecer una dirección a partir de la convergencia de diversos actores. Dado el contexto actual, donde la intervención se define por los términos de contabilidad – productividad, es innegable la necesidad de apostar por estrategias que acompañen a las personas, familias y grupos en su desarrollo vital. La otra opción, reduce la metodología en red a una mera cuestión de optimización recursos, reduciendo los costes y olvidando a la persona en toda su dimensión.  

Es por ello por lo que el modelo de trabajo en red es una apuesta por la ética que implica un abordaje y tratamiento de la necesidad, con el reconocimiento de la interdependencia entre servicios y profesionales.

 

Categorizado en: Educación y Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Marketing y Crecimiento Empresarial

Marketing y Crecimiento Empresarial

Carlos Álvarez Navas-Parejo
55 minutos
27/05/2024 17:00
IA Generativa: La Llave para desbloquear el Futuro del Marketing Digital

IA Generativa: La Llave para desbloquear el Futuro del Marketing Digital

Carlos Marcos Calzadilla
50 minutos
03/06/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School