Tendencias:
Proyecto de Intervención Social

Llaves para el cambio: Proyecto de Intervención Social

01/12/2022
Número de visualizaciones

Con el diseño y puesta en marcha de un proyecto de intervención social se pretende aportar una nueva solución a las demandas o problemas identificados en un determinado colectivo. Pero ¿conoces en detalle las fases que comprende un proyecto? ¿Sabes identificar los aspectos clave para su diseño y puesta en marcha? Sigue leyendo y podrás conocer las respuestas a todas estas cuestiones y alguna más.

¿Qué es un proyecto de intervención social? 

Rodríguez Espinar (1990) define un proyecto de intervención como un conjunto de acciones sistemáticas, que se han planificado y diseñado con el objetivo de cubrir una problemática o necesidad detectada. Su propósito consiste en diagnosticar y caracterizar un problema, diseñando estrategias que permitan articular acciones para su superación. 

La intervención puede tener diversas finalidades como, por ejemplo, correctiva, preventiva o de desarrollo. No obstante, es importante señalar que bajo una u otra modalidad, los proyectos siempre se proponen transformar la realidad, centrándose en el "hacer".

Fases de un proyecto de intervención

Las fases que comprende el diseño e implementación de un proyecto de intervención son las siguientes:

Fase de Diagnóstico: esta fase es crucial ya que se debe conocer a fondo la problemática o necesidad que fundamenta el proyecto. En esta etapa se deben de clarificar, delimitar y desentrañar las causas y consecuencias del problema.

Todo diagnóstico del problema debe integrar estos 9 elementos: 

  • Identificar las necesidades existentes
  • Establecer las prioridades
  • Formular y delimitar el problema
  • Describir la situación social y el contexto en el que se inscribe el problema
  • Indicar las causas que han originado la problemática y que mantiene la situación carencial
  • Estudiar lo que dice la bibliografía sobre el objeto de estudio
  • Determinar la población destinataria
  • Prever los recursos
  • Identificar la ubicación del proyecto

Fase de Diseño o Planificación: en este punto, y teniendo como referencia la información obtenida en la fase de diagnóstico, se definen los objetivos y acciones con los que se pretende alcanzar las metas marcadas. Esta etapa puede alargarse durante todo el desarrollo del proyecto, ya que, mediante el uso de métodos de trabajo ágiles, se puede recalcular de nuevo la mejor ruta de trabajo.

Fase de Ejecución y Seguimiento: en esta fase se empiezan a implementar las tareas y actividades diseñadas, siguiendo el cronograma de la fase de diseño. Es importante tener en cuenta que esta etapa comprende un seguimiento a fin de detectar posibles dificultades que puedan solventarse sobre la marcha a fin de reconducir la línea de la intervención. 

Fase de Evaluación: el análisis de resultados del proyecto diseñado debe ser imparcial, revisando todas las etapas que lo componen. Mediante el uso de diversas herramientas, se pretende determinar si los objetivos se han cumplido o no, y si es posible implementar mejoras futuras.

Proyectos de intervención social: herramientas para el cambio

Mediante los proyectos de intervención social se pretende dar respuesta a situaciones de vulnerabilidad de diversos colectivos que requieren de actuaciones que mejoren, transformen o complementen las soluciones actuales y mejoren su calidad de vida y el desarrollo de su proyecto vital.

Proyectos como "Guindastres", puesto en marcha por Plan Comunitario de Teis (Vigo), que además, obtuvo el Accésits dentro de los Premios Fundación "La Caixa" a la Innovación Social 2021, resaltan la importancia de seguir trabajando en el diseño de nuevas actuaciones. Este proyecto se enfoca a familias y niñas / niños de entre 6 y14 años en situación de riesgo. Trata de ofrecer apoyo socioeducativo a menores y familias para favorecer el éxito escolar a la vez que trabajan sobre valores positivos como la solidaridad, la tolerancia o la responsabilidad social. 

Otras entidades como Asociación Centro Trama, trabajan desde el enfoque de la empleabilidad de jóvenes en riesgo de exclusión. Esta entidad pone en marcha el  "Programa de Apoyo a la Inserción Sociolaboral –PAIS" que promueve y facilita la inserción sociolaboral de los jóvenes como vía para mejorar su calidad de vida, su crecimiento personal y su plena inclusión en el desarrollo comunitario.   

En conclusión, no hay que olvidar que la intervención social necesita de un trabajo multidisciplinar para su desarrollo. Profesionales del campo de la Psicología, el Trabajo Social, la Educación Social o la Terapia Ocupacional, son imprescindibles para el diagnóstico de la realidad social, así como en el diseño y  puesta en marcha de iniciativas que transformen la realidad en línea con la justicia social, la reivindicación de derechos y la dignidad inherente al ser humano. 

Categorizado en: Educación y Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto

Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School