Tendencias:
Enfermedades crónicas

La salud y el sexo: cómo las enfermedades crónicas pueden afectar a tu vida sexual

17/10/2023
Número de visualizaciones

La relación entre la salud y la vida sexual tienen una gran importancia en la vida de los individuos. Incluso, puede ser un factor muy relevante de insatisfacción e inseguridades personales. Las enfermedades crónicas pueden impactar significativamente la vida sexual de una persona, y a su vez, la calidad de la vida sexual puede influir en la salud general.

En este artículo, exploraremos cómo la salud puede afectar el sexo y viceversa, y proporcionaremos consejos prácticos sobre cómo mejorar la vida sexual tanto para mujeres como para hombres.

¿Cómo afecta las enfermedades crónicas al sexo?

Las enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardíacas, pueden tener un impacto negativo en la vida sexual. La diabetes, por ejemplo, puede dañar los nervios y los vasos sanguíneos, dificultando la respuesta sexual y disminuyendo el deseo. La hipertensión, al afectar la circulación sanguínea, puede llevar a la disfunción eréctil en los hombres y a una menor excitación en las mujeres.

Las enfermedades cardíacas generan un problema en cuanto al rendimiento sexual, afectando así el interés y el disfrute del sexo. La enfermedad de Crohn, una enfermedad inflamatoria crónica del tracto gastrointestinal, puede tener un impacto significativo en la vida sexual de quienes la padecen. Esta condición, que causa inflamación en diversas partes del sistema digestivo, puede generar síntomas como dolor abdominal, fatiga, pérdida de peso y diarrea crónica, lo que puede llevar a problemas emocionales y físicos en la intimidad sexual.

Las demencias, como la enfermedad de Alzheimer y otras formas de deterioro cognitivo, también pueden tener un impacto profundo en la vida sexual de las personas afectadas y de sus parejas. A medida que progresa la demencia, se producen cambios significativos en la función cerebral y en el comportamiento, lo que puede afectar la intimidad y la relación de pareja de diversas maneras: disminución del deseo sexual, cambios en el comportamiento (masturbación pública o el flirteo inapropiado), dificultades en la comunicación…

La ansiedad y la depresión, que son comunes en personas con enfermedades crónicas, también pueden dificultar la intimidad sexual. La ansiedad puede provocar preocupaciones excesivas sobre el rendimiento, el rechazo o la intimidad, mientras que la depresión puede disminuir el interés en el sexo y afectar la autoimagen corporal. Además, la falta de energía y la pérdida de interés en las actividades placenteras, comunes en la depresión, pueden llevar a una disminución de la intimidad emocional y física en las relaciones de pareja.

Además, el estrés constante y la preocupación por la salud pueden disminuir el interés en el sexo y dificultar la relajación necesaria para una experiencia sexual satisfactoria.

¿Cómo afecta el sexo a las enfermedades crónicas?

Por otro lado, una vida sexual activa y satisfactoria puede tener varios beneficios para la salud. El sexo puede ser un poderoso antídoto contra el estrés. Durante la actividad sexual, el cerebro libera hormonas como la oxitocina y la dopamina, que no solo inducen sensaciones de placer y felicidad, sino que también ayudan a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. También puede facilitar el sueño de calidad.

Después del orgasmo, el cuerpo tiende a relajarse profundamente, lo que puede conducir a un sueño más reparador. Las endorfinas liberadas durante el sexo también pueden actuar como un sedante natural, ayudando a conciliar el sueño más fácilmente y a mejorar la calidad del descanso nocturno.

Además, el sexo regular puede fortalecer el sistema inmunológico. Estudios han demostrado que las personas que tienen relaciones sexuales frecuentes tienen niveles más altos de inmunoglobulina A (IgA), un anticuerpo que desempeña un papel crucial en la inmunidad del cuerpo contra las infecciones.

Finalmente, las endorfinas liberadas durante el sexo actúan como analgésicos naturales. Estas sustancias químicas del cerebro no solo mejoran el estado de ánimo, sino que también pueden aliviar el malestar. Esto puede ser especialmente beneficioso para personas que sufren de dolor crónico, ya que la actividad sexual regular puede proporcionar un alivio temporal y mejorar la tolerancia al dolor.

¿Cómo mejorar la vida sexual en enfermedades crónicas?

Para mejorar la vida sexual en mujeres que afrontan problemas debido a enfermedades crónicas, la comunicación abierta con la pareja y el médico es esencial. La sequedad vaginal puede abordarse con lubricantes, y las dificultades para alcanzar el orgasmo pueden tratarse con técnicas y ejercicios específicos.

En el caso de los hombres, especialmente aquellos que lidian con disfunción eréctil debido a enfermedades crónicas, la consulta con un médico especializado es fundamental. Existen tratamientos como medicamentos y dispositivos que pueden ayudar a mejorar esta situación.

Además, la comunicación abierta sobre los problemas sexuales, combinada con la intimidad emocional, fortalece la conexión en la relación, aliviando la ansiedad y creando un espacio seguro para abordar los problemas juntos. La comprensión mutua y el apoyo emocional son esenciales para una vida sexual plena y satisfactoria en pareja.

Conclusión

En última instancia, la relación entre la salud y la vida sexual es compleja y multifacética. La comunicación abierta, la comprensión mutua y la disposición para buscar ayuda médica cuando sea necesario son clave para mantener una vida sexual saludable y satisfactoria, incluso cuando se enfrentan problemas de salud crónicos.

Si quieres conocer más sobre el tema, te proponemos nuestro MÁSTER EN SEXOLOGÍA. Asimismo, puedes conocer el Curso de Masaje Tántrico, en donde podrás mejorar tus relaciones sexuales mediante un mayor conocimiento de tu cuerpo y mente. También te recomendamos el Máster en Fisioterapia de la Mujer, en donde podrás aprender técnicas para la mejora de la eyaculación masculina y el orgasmo femenino.

Categorizado en: Biosanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre nuestro contenido más actualizado en TERRITORIO INESEM

PRÓXIMOS EVENTOS

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Product Led Growth: qué es y cómo aplicarlo

Iván Iglesias Baena
40 minutos
04/03/2024 17:00
Gestión del cambio en las organizaciones

Gestión del cambio en las organizaciones

Eduard Alcaraz
45 minutos
11/03/2024 17:00
Universidades colaboradoras
La universidad Antonio de Nebrija es Universidad colaboradora con INESEM Business School La universidad a Distancia de Madrid es Universidad colaboradora con INESEM Business School